La LEGO película: diversión por piezas

Lego película-cartel

 Emmet, una figurita lego absolutamente normal y fiel a las normas, es identificada como “El Elegido” para salvar al mundo. De repente, Emmet se encontrará inmerso en una aventura épica para detener a un malvado tirano. ¿Estará preparado?

La Lego película dirigida por Philip Lord, Chris Miller y Chris McKay, se estrenará el 7 de Febrero de 2014.

Todos conocemos el fantástico juego de montaje por piezas de LEGO, con sus diferentes ambientes como las ciudades, el mundo de los piratas, el viejo oeste, el espacio y todos sus maravillosos personajes, tanto comunes (constructores, policías, piratas) como más específicos (Batman). Ahora, todo este gran universo se ha hecho película animada con un excelente resultado.

La LEGO película nos cuenta una historia sencilla, simple y previsible. Pero esto no es lo importante. Es una película hecha por y para entretener, divertir y hacernos pasar un buen rato. Y lo consigue con creces. Porque su mayor virtud es un gran sentido del humor que hará las delicias de los más pequeños, mientras que los mayores sonreiremos de una forma cómplice al reconocer algunos guiños que están claramente dirigidos hacia nosotros.

La historia comienza con un personaje sencillo y completamente fiel a las normas. Tan “absolutamente normal” es Emmet, tan bien “encaja” entre todas las piezas y compañeros de este mundo LEGO, que es prácticamente invisible para todos los que le rodean, es un don nadie al que nadie echa de menos cuando desaparece. Cuando por un accidente le confunden con “el elegido”, no duda en hacerse pasar por él, buscando la atención y el cariño de sus semejantes.

Desde el primer momento que aparece Emmet podemos observar veladas críticas a la situación socio económica de su mundo: como dice la canción “Todo es fabuloso”. De hecho es la canción oficial del gobierno, de un absolutista y controlador gobierno dirigido con mano de hierro y guante de terciopelo. Todo es fabuloso mientras todos sigan las instrucciones (instrucciones que todos leen en los folletos que vienen con estos juguetes), mientras nadie se pregunte por qué “hay que destruir lo raro” o mientras todos vean la alienante programación televisiva (también dirigida por el gobierno).

Pero no me malinterpretéis, no es una historia sesuda y crítica sobre el conformismo humano, es mucho más simple: una divertida aventura de una persona normal que descubre que todos somos especiales, incluso el malo de la película (Megamalo), plagada de buenos chistes (repito, tanto para niños como para adultos) y en el que reconoceremos cierta “mala leche” de los guionistas como cuando todos se ríen del astronauta, un juguete de los 70, totalmente obsoleto. O el final de la película, con una última e inesperada invasión.

Disfrutaremos viendo a personajes de LEGO famosos como Batman o Gandalf, doblados por los actores de doblaje que lo hacen normalmente; reiremos con las ocurrencias de Emmet, sobre todo, pero también de un genial Batman (aquí incluso compone una canción que “va de que soy huérfano”) y de muchas “estrellas invitadas” que no citaré para no estropear la sorpresa, claro.

La LEGO película
Estrellas invitadas

El ritmo de la película no decae en absoluto, gracias a las continuas sorpresas y bromas que vamos viendo aparecer ante nuestros ojos (esta es una de esas películas que necesitan un segundo visionado para captar todos los chistes escondidos en segundo plano). Pero son los personajes la verdadera riqueza de esta película, caracteres creados con cuidado y cariño que pasan de ser meros arquetipos para llegar a convertirse en unos seres a los que tomaremos mucho cariño y de los que nos preocuparemos: además de Emmet, por supuesto, encontraremos a la encantadora Super Cool, un espíritu libre a quien le gusta superar los límites y ser creativa. Tiene un punto fuerte e independiente que le hace cuestionarse lo que está mal. Puesto que cree que Emmet es “el elegido” de quien la profecía dice que está predestinado a salvar el mundo LEGO, saltan chispas entre ambos, muy a su pesar… y de su novio.

La LEGO película
Super Cool

También destaca Vitrovius, el (en principio) típico personaje que guía y enseña al protagonista a conseguir todo su potencial… o eso parece. Por supuesto no puede falta el villano, Megamalo, el gobernante de todo este mundo obsesionado por que todo esté perfecto y sea normal, eliminando lo raro. Está al frente de un grupo empresarial que produce música, programas de televisión, sistemas de vigilancia, libros de historia y máquinas para votar, además de todos los productos lácteos y el café.

Además de estos tambien veremos al Poli Malo/Poli bueno, un único personaje con dos caracteres que, como es lógico, tendrá problemas internos y  cuya lealtad es puesta a prueba cuando se ve obligado a atacar a sus propios padres. Nos enseñará que nuestro lado bueno nunca puede eliminarse. O Benny, un astronauta de los 70, con el caso roto y un gran amor hacia las naves espaciales.

En resumen, una divertida historia con la que pasaremos un muy buen rato y que al final nos enseñará quién es especial y qué podemos hacer cada uno de nosotros… además de darnos una lección sobre esos juguetes que atesoramos durante años y de los que olvidamos su principal función. No se convertirá en un clásico, pero seguro que la veremos varias veces al cabo del tiempo.

Eso sí, no veáis el tráiler oficial completo porque os adelanta varios chistes y pierde la gracia.

[xrr rating=3/5]

1 Comentario

  1. Jo, es que el trailer es bastante destripante. No llega a niveles como el de La Isla, pero…

    Me alegra que te haya gustado, yo quiero ir a verla, me encantan los Lego XD

¡No te vayas sin comentar!