Las luminosas

RBA Fantástica publica Las luminosas de Lauren Beukes

La luminosas fue el primer título que RBA Fantástica anunció tras el verano y su portada fue la primera en substituir las codiciadas decoraciones en plateado de la colección RBA Fantástica por el diseño más sobrio de los títulos actuales. Para los aficionados a la literatura fantástica, la decisión editorial de tomarse las cosas con calma llegó como un jarro de agua fría, ya que muchos esperábamos con emoción cada nuevo anuncio del sello. Si bien la colección sigue en activo (por ejemplo, en noviembre publicó los cuentos completos de Ballard y están anunciadas las continuaciones de algunas de sus series abiertas), el ritmo de novedades ha bajado significativamente.

Comparativa de las portadas de RBA Fantástica para Las luminosas de Lauren Beukes

Sin embargo, Las luminosas ha resultado ser una magnífica apuesta editorial y un gran ejemplo de lo que muchas editoriales tratan de encontrar, esa clase de títulos que pueden gustar introducir a no-aficionados a la literatura de género. Si bien la temática de El mejor de los mundos posibles podía no entusiasmar a mucha gente y, sin duda, Las doce moradas del viento es estrictamente para aficionados, Las luminosas podría casi pasar por literatura negra (literatura de género, pero mucho más aceptada socialmente) si no fuera por su fascinante premisa:

En el Chicago de los años 30, el perturbador Curtis Harper encuentra la Casa (no confundir con la Casa de La Casa de La casa de hojas, reseñada por Marc Jiménez) que lleva a épocas futuras. Obsesionado por encontrar a mujeres “que brillan” y matarlas, Harper viajará entre épocas seleccionando a mujeres de diferentes orígenes y situaciones, cada una de ellas con una historia, para asesinarlas brutalmente. En 1989, Kirby Mazrachi sobrevive al ataque de Harper y, años más tarde, convertida en una persona muy peculiar, investiga los femicidios que se han producido en la ciudad en los últimos años. Las pruebas que encuentra parecen imposibles, pero está decidida a encontrar a su atacante.

Las 409 páginas de la novela simplemente se devoran. Se alterna el punto de vista de la narración entre el terrible asesino que viaja en el tiempo, la joven superviviente punk, el periodista que cubrió el caso de Kirby y las historias, prematuramente acabadas, de “las luminosas”. El lenguaje es sencillo y directo, con tendencia a la floritura que se corta de repente con una palabra especialmente cruda o una imagen memorable y despiadada. Es algo que parece caracterizar el estilo de Beukes, la capacidad de romper una escena melancólica con una acción o una palabra violenta. En castellano, el estilo de la autora funciona a las mil maravillas gracias al trabajo de Pilar Ramírez Tello, una gran traductora literaria conocida por haber traducido la trilogía Los juegos del hambre, además de otros grandes nombres del género, como Terry Pratchett, Richard Matheson, H.G. Wells, Clive Barker o Isaac Asimov.

Fotografía de la autora Lauren Beukes y su organigrama para Las luminosas (fotografía por Morne van Zyl)
La autora Lauren Beukes y su organigrama para Las luminosas (fotografía por Morne van Zyl)

Es una novela variada, que retrata los cambios de una gran ciudad en diferentes épocas, a través de escenarios variados y, a menudo, sórdidos (un espectáculo de feria ambulante, un vodevil o la redacción de un periódico). Se da voz a personajes de muchas edades y ambientes socioeconómicos. Las historias de “las luminosas”, convertidas en víctimas pero no victimizadas, son especialmente fascinantes: algunas aparecen solamente durante un capítulo, amargo porque imaginamos cómo acabará, otras aparecen en un par. Siempre dejan con ganas de más, incluso en el caso de la historia de la protagonista, obviamente más desarrollado. Uno de los grandes aciertos de la novela es introducir a Kirby de niña en sus primeras páginas ya que, una vez la conoces, es imposible desengancharse de su historia. Si queréis saber a qué me refiero, podéis encontrar los dos primeros capítulos para descargar en la web de la editorial. Querer saber más de Kirby, antes y después del ataque, es uno de los motivos por los que la novela se nos acaba tan rápido.

A pesar de los continuos saltos temporales, Las luminosas es un libro complejo psicológicamente pero no en su argumento. Los viajes en el tiempo tienden a asustar, pero en este caso, como sucedía en La mujer del viajero del tiempo (que también os reseñamos en La Casa de EL), lo comercial vence a lo literario y se aprecia una escrupulosa claridad en el rigor temporal de la trama, que ayuda al lector a situarse a partir de los títulos de cada capítulo. Sin embargo, Las luminosas es el polo opuesto a la novela de Niffenegger, tanto por la manera de tratar el viaje temporal como por el ritmo. La novela de Beukes es de todo menos pausada, incluso en sus escenas de calma y diálogo tiene el frenetismo de un buen thriller.

Fabulosas #2: Reino OcultoLa sudafricana Lauren Beukes ganó el premio Arthur C. Clarke con su segunda novela: Zoo City, que se sitúa en Johannesburgo, trata de un futuro cercano en el que a los criminales se les asigna un familiar animal mágicamente. Su primera novela, también ambientada en Sudáfrica, se titula Moxyland y hablaba de cybercultura y biotecnología. Además de trabajar como guionista y periodista, Beukes ha trabajado en el mundo del cómic escribiendo para Vertigo, en la historia corta futurista All the pretty ponies para Strange Adventures y el arco argumental “Reino Oculto” (#8-13) de la serie derivada de Fábulas guionizada por Bill Willingham centrada en los personajes femeninos de la serie: Fabulosas (podéis ver aquí la reseña de Eva Pérez del segundo tomo publicado de Fabulosas, que contiene este arco y que edita ECC en España). La autora fue invitada al festival Celsius 232 que se celebró en Avilés entre el 31 de julio y el 3 de agosto de 2013.

La comparación literaria fácil de Las luminosas ha sido Gone Girl (Perdida) de Gillian Flynn, todo un fenómeno de ventas en Estados Unidos que David Fincher está adaptando a la gran pantalla (con Ben Affleck como protagonista masculino). Ambas novelas tienen un lenguaje rápido y actual, personajes atípicos que provocan incomodidad al lector que entra en sus mentes y narrativas cargadas de tensión. Con la pasión por la literatura negra que hay en la actualidad, creo que una obra como Las luminosas, cuyos elementos fantásticos están minimizados, puede ser el tipo de obra de entrada que se necesita para aficionar a alguien al género.

Los derechos de Las luminosas han sido comprados para hacer una adaptación en forma de serie de televisión. Todavía se conoce poco acerca de los detalles de esta adaptación. A nivel personal, si tuviera que buscarle una semejanza audiovisual, diría que la serie podría adquirir la pesadez ambiental de Hard Candy, esa sensación de estar presenciando una escena tristemente habitual y de la que ya conocemos su desenlace. Quizás por eso, por la carga social que tiene el tema de los homicidios con mujeres como víctimas, Lauren Beukes decidió narrar una historia haciendo hincapié en los pasados de las mujeres asesinadas y sin ensalzar la figura del Harper. La misma autora ha explicado a menudo que no le interesaba tener un asesino sofisticado como Hannibal, ni erotizar a las asesinadas. Consciente de su entorno, Beukes incorpora en Las luminosas temas sobre raza, inmigración, derechos de las mujeres o conflicto generacional con naturalidad y sin que suenen a sermoneo.

Las luminosas de Lauren Beukes es una novela que amalgama con acierto diferentes géneros y que, a pesar de su enfoque comercial, dista mucho de ser efímera.

[xrr rating=4.5/5]

Traductora y asidua a bibliotecas. La ficción me entra mejor con sagas familiares, cabezología, juegos de palabras y relatos de venganza. Disfruto al leer fantasía épica, ver ciencia ficción, rolear fantasía urbana y escribir realismo mágico.

¡No te vayas sin comentar!