No existen los monstruos

La editorial Dolmen nos trae entre sus novedades, un apasionante thriller llamado “No existen los monstruos” que pertenece a la Colección Stoker y que ha sido escrito por Víctor Blázquez, siendo el cuarto libro de su carrera literaria y el primero que publica dentro de dicha colección.

Portada No existen los monstruos

La trama de la historia arranca en “Checolosvaquia, 1942. Los Aliados mueven sus fichas hasta Praga con la intención de planificar y ejecutar el mayor atentado jamás concebido contra los Nazis. El destino de Europa, y seguramente el de todo el mundo, recae sobre la espalda de los siete hombres enviados a cumplir esa misión. Pero con ellos viaja un octavo hombre: un americano misterioso del que ninguno de ellos sabe nada; ni quién es, ni la razón por la que está allí.

Mientras tanto, una serie de crímenes horribles se extienden por Praga, poniendo en jaque a toda la población.

Sobre la edición del libro:

No existen los monstruos ha sido publicado en edición rústica o tapa blanda, y cuenta con 312 páginas en su haber. De tamaño práctico y con una excelente elección de tipografía que permite disfrutar de una buena lectura. La portada y contraportada en color, nos muestran una pareja que aparentemente lucha en medio de una ciudad tomada por los Nazis, mientras se puede leer el siguiente mensaje: “El miedo puede cambiar la historia”.

Sobre el autor:

Víctor Blázquez

Víctor Blázquez nació en Sevilla en 1981 pero desde hace unos años, ha establecido su residencia en Majadahonda, Madrid, donde reside junto a su familia.

Su mayor pasión siempre ha sido contar historias, no importándole el medio para hacerlo, pero destacándose en escribir y plasmar imágenes con una cámara de video. Ha dirigido una decena de cortometrajes, tres de ellos con participación en distintos festivales internacionales: El club, El hombre sin sonrisa, Escombros (éste codirigido con Alejandro Pámanes), pero también ha coqueteado con el mundo de las webseries.Ha trabajado como auxiliar de dirección y segundo de dirección en distintas producciones televisivas como Herederos, UCO, El gordo, Sexo en Chueca, Hispania o la reciente La fuga.

El resto de su obra literaria la conforman las siguientes obras; El cuarto jinete que fue galardonado con el premio Eater Mejor Novela Z, su secuela El cuarto jinete: Armagedón, ambas obras publicada por la Editorial Dolmen, y Orilla Intranquila. Desde finales de 2012 ejerce como vicepresidente de la asociación Esmater, plataforma para el terror.

Mi opinión:

No existen los monstruos es una apasionante aventura a modo de thriller y sorprendentemente basada en hechos reales que nos atrapan para contarnos la historia detrás de unos misteriosos asesinatos y la búsqueda y obsesión de nuestro protagonista, Sean Cassidy, en atrapar a un asesino en serie que puede tener conexión con su pasado atroz.

Así que tenemos dos frentes, por una parte el intento de un atentado contra uno de los hombres clave del tercer Reich, llevada a cabo por unos ciudadanos rebeldes de origen checoslovaco, que quieren liberar a su país, del régimen nazi. Y por otra, unos misteriosos asesinatos que comienzan a ocurrir allí y que atraen la atención de Sean, un joven americano que se embarca en esta misión con el objetivo de perseguir y descubrir al culpable.

La perpetración del golpe, así como el descubrimiento de la identidad de nuestro asesino en serie, me han resultado un soplo de aire fresco en el género de la literatura de terror. No existen los montruos es una aventura “basada en hechos reales” totalmente sorprendente e intrépida, cuyo final es un broche digno y lógico (algo que provoca que esos personajes cobren la realidad que se merecen) dentro de la brillante mente del escritor, que juega con los miedos para cambiar la historia, y que sabe muy bien lo que se hace.

Sin duda alguna es un escritor entre escritores, que maravilla con su prosa directa y que además nos regala algunas referencias cinematográficas y literarias, que encajan a la perfección en la trama. Además, si no las reconocéis podéis estar tranquilos, ya que el autor nos regala al final del libro un pequeño extra contándonos cómo se gestó No existen los monstruos aparte de los pertinentes agradecimientos.

Pero lo mas reseñable de esta obra es esa conexión del miedo a los monstruos que nos persigue desde niños y nos aterra, a veces con hechos atroces que marcan nuestra vida y otras con simples temores, a los que cuando buscamos una explicación, pueden resultar reveladoras y cambiar nuestra vida, como le ocurre a nuestro protagonista, o simplemente provocarnos unas buenas risas. No existen los monstruos persigue esta primera idea, porque a veces aun siendo mayores seguimos teniendo miedos y es al enfrentarnos a ellos, cuando nos damos cuenta de lo terrible que resultaría que realmente existieran. En esta historia los monstruos son dos, uno que lo reconoce y vive con ello y otro, que los justifica como un avance de la sociedad. Ambos monstruos no resultan ser unos personajes inofensivos escondidos en armarios, sino verdaderos asesinos que desgarran la vida con el propósito de obtener algún tipo de satisfacción, ya sea personal o “por el bien de su sociedad” como rezaba el régimen nazi.

No existen los monstruos es ese soplo de aire fresco al género del thriller de terror que no puede faltar en tu estantería. Una historia muy bien argumentada que sorprende en su desarrollo y maravilla con su final. Una obra imprescindible.

[xrr rating= 4.5/5]

¡No te vayas sin comentar!