Robocop, hay un nuevo sherif en la ciudad

Robocop
Robocop aparece

Es inevitable recordar (los que ya tenemos algunos años) la primera versión de esta historia, dirigida por Paul Verhoeven en 1987. Aquella película, nada extraordinaria por otro lado, se convirtió en una historia de culto por lo fresca y novedosa que fue, trayendo un aire fresco al cine de ciencia ficción de finales de los 80, marcando el género para varios años después.

Era una historia de acción, con algunos toques gore (para la época), crítica a la situación política de entonces y mucha mala baba, conquistándonos al momento. Unos años después, en 1990, dirigió Desafío Total con Arnold Schwarzenegger, que fue objeto de un remake hace apenas dos años, con no muy buen resultado. Por eso todos los que la recordamos esperábamos esta nueva versión con bastante precaución.

Y lo cierto es que esta vez se ha quedado en un término medio: ni tan fría y sin alma como la nueva Desafío Total, ni con el carisma de la versión original. No supera al original, pero el resultado es bastante satisfactorio.

Estamos en el año 2029 y la multinacional Omnicorp lidera la tecnología robótica mundial, después de que sus drones den la victoria a Estados Unidos en numerosas guerras, la empresa quiere ir un paso mas allá e incorporarlos en el ámbito nacional.

Alex Murphy, buen marido y padre además de un gran policía, se esfuerza al máximo por acabar con la ola de crimen y corrupción de Detroit. Después de ser mortalmente herido en el cumplimiento de su deber, OmniCorp, utiliza todo su potencial para salvar la vida de Alex.
Ahora Alex tendrá nuevos poderes para hacer frente al crimen.

El reparto principal está formado por: Joel Kinnaman, Jay Baruchel, Samuel L. Jackson, Gary Oldman, Abbie Cornish, Jackie Earle Haley y Michael Keaton.

Robocop dirigida por José Padilha, se estrena en España el 14 de Febrero de 2014.

Este es un reboot en toda regla. El director, José Padilha (al que los productores le pusieron el trabajo muy difícil) ha querido conservar algunos aspectos de la versión anterior como el tema principal de la banda sonora de Poledouris, o el logo de la empresa OmniCorp, consiguiendo una cierta continuidad y, sobre todo, mostrando respeto por el trabajo anterior. Una buena reorganización como lo fuera el Batman de Nolan.

Por supuesto se han actualizado algunos términos: la crítica se ha centrado en el colonialismo de Estados Unidos, y ahora tenemos una plástica visualización de la influencia y manipulación de los medios de comunicación, representados por un presentador, casi un telepredicador, interpretado por un gran Samuel L. Jackson.

Robocop
Telepredicadores manipuladores

Pero, fuera de comparaciones ¿cómo funciona esta película? Pues teniendo claro que no es una gran película, lo cierto es que me ha sorprendido muy gratamente. Era difícil coger un tema bastante manido (y maltratado) y hacer algo digno y, sobre todo, personal. Padilha ha conseguido un trabajo digno, tanto suyo como de los actores. Tanto este nuevo Murphy (Joel Kinnaman), con una interpretación más que correcta, como el resto del elenco principal, los come-escenas Gary Oldman, Michael Keaton y Samuel L. Jackson, cada uno en su papel, aunque en diferentes niveles. El manipulador mediático prácticamente sólo interactúa una vez con el presidente de OmniCorp, actuando siempre a solas en su plató. Aún así la interpretación de Jackson es apabulante y casi desmedida. Gary Oldman consigue que nos creamos a ese investigador que camina en la delgada línea de su enorme curiosidad científica y la ética. Y Keaton, el presidente de OmniCorp, resulta creíble en su papel de comerciante con un solo objetivo (ganar dinero).

Robocop
Robocop bueno

Pero éste, el papel de Keaton, es uno de los principales puntos débiles de la película. Durante casi toda la película podemos verle haciendo negocios, sin tener en cuenta lo que puedan sentir Murphy o su famlia, le vemos manipulando al doctor Norton para que deje su lado sus prejuicios morales y convierta a RoboCop en un producto. Lo que no logro entender es cómo se convierte, casi de repente, en el enemigo “final de partida” de RoboCop. Keaton no es mal actor, pero este personaje habla poco, actúa mucho con la mirada, y Keaton no logra transmitirnos la (supuesta) evolución de hombre de negocios a malvado asesino. Siempre tranquilo, siempre flemático, controlando la situación… O simplemente actuando de una forma fría y poco creíble.

Dejando claro que hay que ir a ver RoboCop sin prejuicios, no debemos esperar una aguda crítica al sistema, que aquí casi se convierte en un pequeño tirón de orejas. Y tampoco veremos una película de acción desenfrenada. De hecho, prácticamente hay dos grandes escenas de acción en toda la película. Aunque esto no significa que sea lenta o aburrida, en absoluto.

Robocop
Robocop malo

En resumen, una buena revisión del mito cinematográfico de los 80 y de los 90, entretenida y válida por sí misma. Sin embargo, no creo que tenga el éxito esperado por los productores, aunque resulte económicamente rentable, por lo que yo no esperaría una secuela, al menos en breve.

[xrr rating=4/5]

3 Comentarios

  1. Personalmente, por muy respetuosa que sea con la original, es un remake absolutamente innecesario. Tampoco le llega a la altura ni en acidez, ni en mala leche, que era lo que verdaderamente hacía singular a la primera. Pero qué le vamos a hacer.

  2. Totalmente de acuerdo, Carlos. Era innecesario, como lo son casi todos los remakes. Pero una superado esto, no está tan mal como, por ejemplo, el de Totall Recall, que sí fue una película insulsa. Esta se deja ver, pero si no la comparamos con la de Verhoeven, claro.

  3. Me parece que es que no han sabido de qué iba la primera. No era una historia de venganza. Al menos, no era lo importante. Lo accesorio era lo importante y la “trama” principal, lo accesorio.

¡No te vayas sin comentar!