Conan: Los fantasmas de la Costa Negra

Conan: Los fantasmas de la Costa NegraTodo seguidor de Conan que se precie, sabe que el gran amor de este siempre ha sido y será la Reina de la Costa Negra, Bêlit. El origen de esta se remonta a 1934, cuando Robert E. Howard la incluyó en un relato de la revista Weird Tales. Tras esto, volvimos a verla en 1958 bajo formato cómic de la mano de la editorial mejicana JOMA, pero no sería hasta enero de 1976 cuando la “diablesa de cabellos negros” comenzase a gozar de fama entre los adeptos al Conan de Marvel.

Así, en el número #59 de la serie Conan the barbarian, Roy Thomas y John Buscema sentaban los pilares de la mujer que lograría introducirse para siempre en el corazón del cimmerio. Es cierto que ha habido otras mujeres, como pueden ser Valeria, Red Sonja o Zenobia, siendo esta última incluso su esposa, pero Bêlit siempre ha estado presente en su interior. Podemos incluso hablar de un punto de inflexión en la vida de Conan tras la trágica muerte de esta en el número #100 de la serie original.

Es por esto que a finales del 2012, el guionista Victor Gischler y el dibujante Attila Futaki decidieron publicar una serie de cinco números llamada Los Fantasmas de la Costa Negra. Su interés no era volver a contar la historia ya conocida por todos los seguidores del bárbaro, sino volver a traer a la mente de este a su antigua amada. Así, a modo de homenaje, el dúo de artistas realiza una obra cargada con todos los ingredientes típicos de las mejores historias de Conan.

El relato comienza con los inicios del cimmerio como rey de Aquilonia, mostrándonos cómo no hay rival ni pueblo que le haga frente. En medio de todo esto, aparece una extraña mujer, una hechicera de tierras lejanas llamada Nadina, quien se ofrece ayudar a Conan. Este, en lugar de rehusar de ella, se siente atraído debido a que últimamente no deja de ver a Bêlit en sueños. Así, iniciarán una aventura hacia la Costa Negra con el fin de terminar con la supuesta agonía del espíritu de la Reina de la Costa Negra.

Conan: Los fantasmas de la Costa Negra

Como cabe esperar, esta empresa se verá truncada por numerosas vicisitudes, concluyendo en una tierra que le será familiar al cimmerio, ya que allí murió su amada a manos de un monstruoso ser.

El relato nos muestra así a un Conan muy diferente del que años atrás dejó las selvas de Kush con el tormento de haber perdido a la única mujer a la que realmente había querido. Pero a su vez, tampoco goza del carisma que hemos ido viendo en su faceta más adulta, cuando ya es un rey canoso que transcribe sus memorias a sus escribas. Estamos así ante un Conan maduro, que todavía mantiene el vigor y la fiereza de su pasada juventud, pero al que la experiencia le ha hecho un hombre mucho menos impulsivo y más sabio, situándose así en el punto más álgido de su vida.

Conan: Los fantasmas de la Costa Negra

Como buen relato del bárbaro, la magia también hará acto de presencia, aunque en esta ocasión veremos que toda la hechicería no es condenada por el cimmerio. Finalmente, asistiremos a un épico duelo que nos recordará a los vistos en las historias clásicas de Conan.

Nos encontramos así ante un excelente homenaje, recomendado sobre todo para los fans del bárbaro, ya que estos podrán apreciar todas las alusiones e insinuaciones a las que se hace referencia a lo largo de las viñetas. El trabajo de Victor Gischler es muy bueno, transportando al lector a la era dorada de Conan, recuperando lo mejor de todas sus épocas. De hecho, las tres primeras páginas del cómic consiguen calar hondo en el lector por la buena narrativa de la que gozan. Por otra parte, Attila Futaki realiza un dibujo espectacular, aunque también podemos apreciar que no consigue mantener una calidad regular, viendo en ciertas ocasiones unas líneas menos trabajadas que otras.

Por otra parte, este tomo publicado por Planeta DeAgostini Cómics incluye además de los cinco números de la serie que le da título, tres historias extras. La primera de ellas, Conan rey: Dos pájaros, está escrita por Howard Chaykin y dibujada por Jesús Aburto, contándonos en sus páginas una anécdota de la vida en palacio del rey Conan. Le sigue Conan: Muerte Blanca, con un guion de Pete Doree y un impresionante dibujo de Sean Philips, donde vemos una breve historia que podríamos situar en cualquier momento de la época del Conan aventurero. Por último, tenemos una aventura que se compone de tres números, Conan y las joyas de Hesterm, cuyo guion está a cargo de Paul Tobin, recayendo sobre Wellinton Alves la labor artística.

El volumen ha sido publicado bajo un formato cartoné en el que apreciamos una espléndida ilustración del rey Conan y el rostro de Bêlit en portada. Consta de 168 páginas a color, teniendo en la parte final del tomo las portadas originales de los cinco número que incluye. El precio de venta recomendado es de 18,95€.

[xrr rating=4/5]

Al Rey Conan le persigue el fantasma de su primer, y para muchos mayor, amor. Si quiere volver a conocer la paz, debe poner a descansar su espíritu. ¿Quién es la misteriosa hechicera que quiere ayudarle, pero que al mismo tiempo trama en su contra? ¿Podrá el bárbaro sobrevivir a este viaje lleno de peligros a través de un océano sin fin? Las respuestas las encontrará en el templo prohibido de la Costa Negra… donde su amor perdido encontró su final.

Título original: Conan: The Phantoms of the Black Coast # 1-5

¡No te vayas sin comentar!