Lobezno: Origen II #1

origen

Cuando han pasado varios años entre una película y su continuación, los espectadores suelen temer que la secuela no esté a la altura. Hay casos en los que los que el paso del tiempo no afecta demasiado a la calidad (como los ocho años que transcurrieron entre ambas partes de “300”), Sin embargo, también hay otros que nunca deberían haberse llevado a cabo (los seis años que pasaron entre la primera entrega de “La historia interminable” y las nefastas e innecesarias segunda y tercera son un claro ejemplo).

Pero, ¿qué sucede cuando trasladamos esto al mundo del cómic? En 2001, Andy Kubert y Richard Isanove, bajo las órdenes de Bill Jemas, ofrecieron a los lectores una miniserie de seis capítulos con lo que prometía ser la historia más grande jamás contada sobre los orígenes de Lobezno (por mucho que Chris Claremont siempre defendiera que ese misterio era uno de los mayores atractivos del personaje). En ella, se nos narraba la infancia de James Howlett, hijo de John y Elizabeth, un niño enfermizo que se crió en Alberta a finales del siglo XIX. Sus amigos eran Rose, su compañera de juegos, y Perro, el hijo del jardinero Thomas Logan, un hombre de tan violento comportamiento que fue expulsado de la finca. Cuando regresó buscando venganza, mató a John, no sin antes insinuar que él era el auténtico padre de James (cosa que resultó cierta). Un arranque de furia del muchachó mostró sus poderes mutantes, al salirle garras de las manos, con las que se cargó al asesino. Elizabeth, al no poder soportarlo, se pegó un tiro.  James y Rose huyeron a la Columbia Británica, donde el joven adoptó el nombre de Logan. Sin embargo, varios años después reapareció Perro, que al querer vengar la muerte de su padre, acabó encontrando el rastro de los dos fugitivos. Una pelea entre los chicos le costó la vida a la muchacha, que murió ensartada por las garras al tratar de separarlos. El joven Howlett, horrorizado por aquello, huyó para perderse en el bosque. La historia gozó de gran éxito y se ha reeditado en tomos en varias ocasiones.lobezno

Han tenido que transcurrir trece años para que Marvel nos cuente lo que sucedió a continuación en “Origen II“. En esta ocasión, el equipo creativo lo forman Kieron Gillen y Adam Kubert. Esta nueva miniserie consta de cinco capítulos y retoma la historia justo donde lo dejaron Andy y Richard, con James/Logan perdido en el bosque.

La única manera de sobrevivir rodeado de animales es formar parte de un grupo y es lo que hace el protagonista al juntarse con una familia de lobos, comandada por Mechón Rojo y Cicatriz Gris, que, dadas las aptitudes cazadores de ese hombre, no dudan en tratarlo como uno más. Sin embargo, en todas las comunidades hay un miembro discordante y esta no es una excepción, ya que una fiera lupina y solitaria siempre está acechando y esperando el momento en que los adultos bajen la  guardia para comerse a los cachorros, todo por pura envidia.

Pero esa no es la única amenaza. Un gran oso blanco vaga por el bosque en busca del camino de regreso a su casa. El hombre es el único que tiene el valor de acercarse a observar al animal, pero termina por abandonar la tarea al sentir una ligera compasión hacia él y no considerarlo un peligro.

Sin embargo, en invierno la comida escasea y el plantígrado, al no encontrar otra fuente alimenticia, decide atacar a los cachorros de Mechón Rojo y Cicatriz Gris, tarea en la que se encuentra ocupado cuando el mutante lo descubre, lo que termina en una salvaje batalla entre ambos que finaliza con la muerte del oso. El futuro hombre X también habría sufrido la misma suerte de no ser por su factor curativo.

No obstante, su destino no le ofrece ni un momento de descanso, ya que, mientras agoniza sobre la nieve junto al cadáver de su víctima, el lobo solitario se acerca e intenta alimentarse del humano. Afortunadamente, el hombre se recupera a tiempo para impedirlo y logra matar a su atacante.

Como el mismo guionista nos recuerda al final del cómic: “Esta es una historia de lobos y osos. Y animales…”. No es de extrañar, por tanto, que en este tebeo, tan alejado del tema superhéroico, no haya ni una sola línea de diálogo. Las únicas palabras que aparecen en sus páginas son las que utiliza el narrador para contarnos lo que sucede, al más puro estilo de los documentales de La 2. Sin embargo, si echamos un vistazo a la portada del siguiente número, podemos observar la sanguinaria cara de Victor Creed (Dientes de Sable), así que es casi seguro que se solventará la ausencia de diálogos de esta publicación.

Pese a la buena combinación de guión y dibujo que te hace sumergirte en la historia sin ninguna dificultad, se trata sólo del primer número, lo que no nos permite hacer una valoración final. Pero es un buen comienzo que te deja con ganas de más y que todos deseamos que no decaiga por el camino. Y lo mejor de todo es que el tiempo transcurrido entre ambas miniseries no parece afectar negativamente a la trama.

[xrr rating=4.5/5]

Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

5 Comentarios

  1. Acabo de leer el cuarto número y, la verdad, la serie ha mejorado poco a poco, aunque no estará a la altura del volumen original. De todas formas, esperaré a que acabe antes de darle un veredicto final.

    Un saludo.

    • Pues mira que a mi justamente me parece que el mejor es el 1ro… pienso que el 2 y el 3 son un dejavú de diferentes situaciones vividas ya por Wolverine como en First X-Men. El 4rto admito que está mejor, pero el 1ro tiene esa esencia de Weapon X que tanto gustaba antaño.

      • Esto va como siempre, a gustos. Para mí, la miniserie de Neal Adams y Christos Gage me parece un bodrio inconsistente que no debió existir. Sin embargo, Origen II me gusta y creo que es muy digna sucesora de la original (a falta de… ¿¡un número!? ¿¡Ya!?).

        • No no, a ver… no digo que la serie sea mala, digo simplemente que no veo que haya una consistencia o una trama interesante cuando pierden dos capítulos en escapar. El 1ro me parece interesante por ver la primera relación de Lobezno con los lobos y por ser un número tan diferente.

          • Pues parece que lo dices y que se basa en otras para rellenar. A mí la trama me parece bastante lógica e interesante, sentando las bases de la relación entre Logan y Creed. Antes eran pinceladas nunca confirmadas.

¡No te vayas sin comentar!