Lupin III: Un personaje con historia

Lupin III

En 1905, el escritor francés Maurice Leblanc quiso crear un personaje cuya fama rivalizase con la de Sherlock Holmes. El fruto de dicho intento fue Arsenio Lupin. Se trataba de un ladrón de guante blanco de la misma nacionalidad que su autor, jefe de una banda y perseguido sin descanso por el inspector Ganimard. También se ha enfrentado alguna vez a Herlock Sholmes (no, no me lo estoy inventando, ni lo he escrito mal), detective que fue bautizado así para poder usar una versión diferente del célebre investigador creado por Arthur Conan Doyle sin la necesidad de pagar derechos. Su éxito ha trascendido de los libros  a diversas obras de teatro, series de televisión (una de ellas de animación) y varias películas. “Arsène Lupin” (2004), dirigida por Jean-Paul Salomé y protagonizada por Romain Duris fue la última de ellas, de la que no se rodó una secuela, debido a su escasa aceptación, pese a que la intención era grabar más partes.Arsène Lupin

Pero el 10 de agosto de 1967, Kazuhiko Kato, más conocido por el seudónimo Monkey Punch, creó al personaje de Lupin III (Rupan Sansei en el original) para la revista japonesa “Weekly Manga Action” como nieto del personaje de Leblanc, pero con claras diferencias. Si el abuelo era todo un caballero no muy amigo de las armas, su descendiente es un pervertido, cuya pistola favorita es la Walther P38. Sus secuaces son Daisuke Jigen, experto tirador y misógino y Goemon Ishikawa XIII, fabuloso samurái, armado con una espada capaz de cortar casi cualquier cosa. Fujiko Mine es la mujer de la que Lupin III está enamorado, situación de la que ella se aprovecha para traicionarlo siempre que puede. Por último, Koichi Zenigata es un incansable policía cuyo único objetivo es detener al protagonista. En España, “Ediciones Mangaline” publicó en 2006, cinco tomos que recopilaban los doce volúmenes de los que consta la obra original.Lupin en mangaline

Pero si Lupin III triunfó en nuestro país fue gracias a su serie animada, que contó con tres temporadas. Como dato curioso, cabe destacar que los nombres de todos fueron alterados, como suele ocurrir, para facilitarnos la pronunciación: así, Jigen pasaba a llamarse Óscar, Goemon se traducía como Francis, Fujiko se convertía en Patricia y el inspector Zenigata era Basilio.

1ª temporada:Lupin 1Pese a que su retransmisión japonesa comenzó el 24 de octubre de 1971, fue la segunda que se emitió en España. Al ser tan antigua se puede comprobar, a veces, que tiene una animación bastante pobre. En esta tanda de 23 episodios, se nos cuenta cómo Lupin conoció a Goemon, así como las primeras aventuras y fechorías de la banda. El protagonista luce una chaqueta verde en estos capítulos.

2ª temporada:lupin 2Esta, que fue la última en emitirse en nuestro país, Japón la empezó a retransmitir el 3 de  octubre de 1977. Con 155 capítulos, es la más larga y más recordada por el público. Lupin lleva una chaqueta roja en esta ocasión.

3ª temporada:Lupin 3Esta fue la primera que pudimos ver en España, mientras que Japón la estrenó el 3 de marzo de 1984. Son 50 capítulos, en los que el protagonista lleva una chaqueta rosa y un hoyuelo central en su barbilla (cuando se acuerdan de dibujarlo). La canción inicial de esta tanda se usó en nuestro país para la emisión de las tres temporadas.

Recientemente, se ha creado una serie nueva titulada: “Lupin III: Una mujer llamada Fujiko Mine“. En esta ocasión, es ella la protagonista, aunque eso no impide la aparición del resto de los personajes. Con una temática más adulta  y tan solo 13 episodios, este anime va cronólogicamente antes que la primera temporada del otro, lo que explica que el ladrón vuelva a lucir la chaqueta verde.Fujiko

La historia del personaje también se ha adaptado en 6 películas animadas (siendo “El castillo de Cagliostro” la más famosa), diversos especiales para la televisión, un musical, varias OVAs, un CD de música y múltiples videojuegos. En 1974 se rodó “Lupin III: Strange psychokinetic strategy“, que no se ha estrenado en nuestro país. Takasi Tsuboshima la dirigió y Yûki Meguro interpretó al ladrón, vestido con un traje blanco, aunque se podían haber molestado en ponerle una chaqueta verde, acorde con la primera temporada. Actualmente, se prepara una nueva adaptación, dirigida por Ryuhei Kitamura y protagonizada por Shun Oguri, como ya se comentó en este artículoImagen actores Lupin III

Curiosamente, también existe un film, de imagen real, hecho en 2009, titulado “Goemon“, dirigido por Kazuaki Kiriya y con Yosuke Eguchi como el samurái.Goemon

Para no tener problemas de derechos de autor, las aventuras del nieto de Arsenio se dieron a conocer como “Edgar le détective cambrioleur“, en Francia. Sin embargo, cuando dicho país se alió con Japón para sacar una serie llamada “Lupin VIII“, que mostraba las andanzas del descendiente del ladrón trabajando como detective privado en el espacio, la producción tuvo que paralizarse, porque los creadores se negaron tanto a cambiarle el nombre al protagonista como a pagar los derechos de autor. Actualmente, cuando ya han pasado más de 70 años de la muerte de Maurice Leblanc, esta nueva serie se podría haber emitido sin problemas. De hecho, en un DVD que se sacó con varias aventuras de Lupin III, se incluye el piloto de este anime como contenido extra.Lupin VIII

Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

2 Comentarios

  1. Estupendo artículo Raúl. Lupin es uno de mis personajes preferidos del manga/anime, tanto por sus historias como por sus carismáticos personajes.

    El manga quizás ha envejecido mal, pero el anime sigue siendo muy divertido y entretenido, muy recomendable a los que le gusten las historias de aventura policiaca y robos.

    Como curiosidad, decir también que tiene un película crossover con Detective Conan, otro “grande” del manga, emitida hace unos años en Japón.

  2. Es cierto. Conocía el dato y estuve a punto de ponerlo, pero no lo hice porque lo englobé dentro de los especiales para televisión. Pero, mira, ya lo has hecho tú, así que da igual. Gracias por tu comentario.

¡No te vayas sin comentar!