Superboy: ¡Smallville ataca!

superboy_smallville_ataca

Cuando Kal-El murió, tras su batalla contra Juicio Final, aparecieron varios personajes dispuestos a recoger el testigo, porque afirmaban ser el héroe original o porque querían mantener vivo su legado.  Finalmente, el hijo de Krypton volvió a la vida y demostró ser el auténtico, ante los cuatro suplentes, que acabaron siendo conocidos como Superman Cyborg, Acero, el Erradicador y Superboy.

Este último, que descubrió que, en realidad, era un clon que combinaba el ADN del hombre de acero con el de Lex Luthor, terminó por abandonar Metrópolis para irse a vivir a Smallville, en la vieja granja de Clark, junto a Martha Kent y el super-perro Krypto, bajo el nombre civil de Conner, para alejarse del primer plano de la actividad superheróica, en pos de la vida normal de un estudiante de instituto.

Sin embargo, el futuro que le espera no es tan tranquilo como cabía desear. Todo empieza con la llegada del Fantasma Errante, que avisa a Superboy de un gran peligro que se cierne sobre Smallville y en el que él jugará un papel crucial.

Fantasma Errante

A partir de ese momento, empiezan a suceder cosas inesperadas: Simon Valentine, el mejor amigo de Conner, además de ser un joven prodigio de la ciencia, y Lori Luthor, sobrina de Lex que está enamorada del héroe, descubren su identidad secreta. Además, aparecen conocidos villanos como Parásito o Hiedra Venenosa, dispuestos a complicar la situación. También asistimos a la llegada de Psionic Lad, un héroe que proviene del año 2216 con una misión secreta. Otros personajes que se dejan caer por estas páginas son Flash Kid, que compite contra Superboy en una carrera benéfica, y Pete Ross como presentador del evento. Tampoco falta la presencia de plantas alucinatorias como la llamadad Piedad Roja.

tannarak

El villano principal de la trama resulta ser el temible Tannarak, que lleva milenios intentando hacerse con un ejército de clones con el que dominar el mundo, desde que su gran rival el Fantasma Errante y su aliado Arión derrotaran a sus huestes en la batalla de Atalantis del año 45025 antes de Cristo. Tras un nuevo fracaso en Normandía, en siglo X, acabó instalándose en el pueblo natal de los Kent en 1884 (donde sus primeras tentativas tampoco acabaron muy bien), esperando el momento indicado para lanzar su ataque final.

Finalmente, en la actualidad, ha creado unas tropas con el ADN de Superboy, operando bajo el suelo de Smallville, en un lugar llamado Hollowville, habitado por los Hombres Huecos (fantasmas de antiguos habitantes del pueblo). Cuando Conner libera al Fantasma Errante, al que Tannarak tenía cautivo, las fuerzas conjuntas de los dos héroes junto con la de Krypto logran derrotar al siniestro ser, que jura regresar mientras se desvanece, lo que causa que todo el lugar, clones incluidos, se venga abajo. Otra cosa de la que nos enteramos, mientras transcurre la trama principal, es que la misión de Psionic Lad era matar a Simon, porque en el año 2216 será conocido como Prime-Hunter, un tiránico destructor, pero el héroe del futuro se niega a cumplir con su deber, alegando que no parece tan mala persona y merece otra oportunidad.

El tomo recoge la hisoria principal entera de la nueva colección regular de Superboy, anterior a lo que se narra en el Nuevo Universo DC, del número 1 al 11, exceptuando el 6, que ya apareció publicado en el volumen de “Superman: El reinado de Juicio Final” y no aporta  nada a la trama. Jeff Lemire destaca en los guiones y Pier Gallo como el dibujante principal, aunque también colaboran Marco Rudy, Daniel Hdr, Peter Woods, Cafu, Bit, Paulo Siqueira y Andrew Magnun, entre otros.

En general, la historia de Superboy: ¡Smallville ataca! resulta entretenida y no se hace larga, pese a sus 240 páginas. Su lectura dejará satisfechos a los lectores de cómics en general y, sobre todo, a los fans del personaje en particular.

[xrr rating=3.5/5]

¡No te vayas sin comentar!