Crítica: The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro

SONY pretende crear un universo basado en Spider-Man y su entorno que le haga sombra al Universo Cinematográfico de Marvel Studios y convertirse en la mejor saga de superhéroes de la historia. Esta vez nos trae la segunda parte de The Amazing Spider-Man, con el 2 detrás y la coletilla de “El poder de Electro“. ¿Ha conseguido la segunda parte de uno de los superhéroes más reconocibles del mundo su propósito? No tiene una respuesta fácil, así que seguid leyendo:

The Amazing Spider-Man 2

Peter Parker se convirtió en Spider-Man en la primera entrega de la saga y ya es un héroe consolidado en la ciudad de Nueva York, de hecho consigue compaginar su vida amorosa con los estudios, su vida de superhéroe y su trabajo puntual en el Daily Bugle sin que le afecté en demasía quitando el cansancio y el estrés obvios. Todo sería perfecto si el fantasma del padre de su novia no siguiese atormentándole para que no meta a esta última en un problema debido a su segunda vida… A pesar de eso Peter es feliz con lo suyos y más desde que su amigo de la infancia, Harry Osborn, vuelve a la ciudad después de tantos años. Los dos se entienden bien, pues ambos han perdido a sus padres y se han sentido abandonados, porque si recordáis, los padres de Peter dejaron al chico con sus tíos cuando era sólo un crió.

Como no podía ser de otra manera, a pesar de tener a los suyos cerca, hay muchas cosas que preocupan a Spider-Man y poco podrá hacer para evitar que terminen mal… De hecho, tanto con Gwen como con Harry las cosas se tuercen y todo ello derivará en un sinfín de situaciones que apenas podemos mencionar, pues se nos ha pedido que no destripemos la trama y así lo haremos. Lo que sí podemos decir es que un empleado de Oscorp se verá envuelto en una transformación que le convertirá en un ser con poderes eléctricos casi ilimitados, el que todos conocemos como Electro. Como os decíamos los problemas no vienen solos y este no será el único enemigo del trepamuros, pues como habéis visto en fotos y avances que os hemos ido enseñando, también contaremos con Rino y el Duende Verde. La duración de la aparición de estos dos personajes será mucho menor que la de Electro, aunque la del Duende Verde será la que traiga más consecuencias consigo… Y hasta ahí puedo leer (escribir de hecho…). La película deja muchos cabos sueltos y un final bastante impactante, así que esperad a la tercera parte y a la película de los 6 Siniestros, que como veréis al finalizar la cinta quedará muy claro quién serán 4 o 5 de ellos gracias a la aparición de un personaje conocido por los seguidores del cómic de Spider-Man en la escena post créditos.

Gwen Stacy

Después de un rápido resumen de la película intentando desvelar lo mínimo (cosas que ya se han visto en tráilers) ya puedo pasar al análisis de la trama y de los personajes. Los personajes son conocidos por todos y se les da un nuevo origen, a todos y cada uno de ellos. Algunos han tenido un restart total y algunos tienen grandes parecidos a su origen del cómic, como el de Harry Osborn, aunque desde luego el cómo llega a convertirse en un villano es MUY distinto a la versión del cómic. Lo peor de los villanos es justamente el cómo se transforman en eso mismo. No parecen creíbles las motivaciones de los malos para ser malos, son banales y sin sentido, casi una rabieta de niño pequeño. Simplemente odian a Spider-Man por razones triviales cuando lo más divertido de los enemigos originales del trepamuros es su origen y su odio irracional hacia él. No hablemos ya de cómo ambos consiguen sus poderes, pues realmente me parece ridículo… Lo que sí es un acierto es el de eliminar el traje de Rino y transformarlo en un traje de combate, mucho más terrorífico y más creíble en una época más actual. La caracterización de todo el elenco es brillante así como su interpretación, con una bellísima Emma Stone al frente que ensombrecerá cualquier otra aparición de cualquier actor. Jamie Foxx es camaleónico y así lo demuestra desde el minuto uno, muy distinto a como le hemos podido ver en Django, por ejemplo. Uno de los “cameos” interesantes es el de Felicia, presumiblemente Hardy (digo presumiblemente porque ni siquiera en los créditos aparece el apellido), con un papel muy discreto y hay que decir no muy bien ejecutado por Felicity Jones, aunque tampoco tiene muchas oportunidades… Los que preguntéis por MJ tendréis que esperar hasta la siguiente entrega, pues aunque se grabaron escenas con ella ya se dijo que se eliminaron para añadirlo en la secuela. Finalmente hay que decir que la película dura casi dos horas y media, aunque no se hacen pesadas gracias a la acción.

Lo que sí es como siempre es el humor característico de Peter Parker y predomina en gran parte del metraje, sus chistes malos vestido de Spider-Man no escasean y amenizan mucho toda la película. El que no consigue hacernos reír es Stan Lee en su habitual cameo, que como ya digo no es su mejor actuación, para nada memorable…

Electro The Amazing Spider-Man 2

¿Qué es lo que necesita una película de superhéroes? Acción. ¿Tiene? A raudales. ¿Se disfruta? Como pocas. The Amazing Spider-Man 2 tiene unas de las mejores escenas de acción de toda la ristra de películas de superhéroes desde Iron Man. No tengo nada que objetar en cuanto a las escenas en sí, ni tan siquiera en esos momentos Matrix en los que Spider-Man consigue salvar la situación casi siempre. Son simplemente brillantes y muy, muy entretenidas. Si sólo tuviese que juzgar la película por eso y por los efectos especiales le daría un 10. El personaje de Electro lleva a otro nivel las peleas con añadidos digitales con esos rayos y ese poder eléctrico que hará sudar sangre a nuestro amigo y vecino. Técnicamente es una película increíble y nos dará momentos épicos que se nos grabarán a fuego para siempre en nuestra retina como la escena en Times Square salvando el día… El único reproche que hay que hacer sobre este tema son las escenas conocidas como “americanadas”, donde nada puede salir bien pero que finalmente consiguen solucionar de forma milagrosa y en el último instante, perdiendo credibilidad y más teniendo en cuenta que muchas veces no aporta nada. No es que desprecie este tipo de escenas, pero sí que me aburren y pierdo el interés cuando se repiten una y otra vez, como es el caso de esta cinta. Ya que estamos hablando de la parte técnica, hay algo que debemos remarcar: el Real D 3D es ALUCINANTE. Hay escenas que no tienen ningún peso pero que con las gafas 3D adquirirán otro nivel, como la del principio de la lluvia, la del avión en el cielo o la última escena con el “enemigo final”.

Marc Webb vuelve a dirigir una película que gustará a casi todo el mundo. ¿Quién son esos a los que no gustará? A los que pretendan buscar un calco a los cómics o a la mitología del superhéroe, pues estamos a más de 50 años de la creación de Spider-Man y su mundo. Quizás no sea la película definitiva de superhéroes pero sí que es MUY entretenida y trepidante. No tendremos ni un minuto para despistarnos y quizás ese sea el mayor problema de la película, hay muchísimos frentes a los que atender en poco rato… Los padres de Peter, Gwen, Harry, Electro, su vida como superhéroe y tía May. Sí, muchísimas, quizás demasiadas cosas a las que prestar atención y a veces corta un poco el ritmo de la película.

No os preocupéis, es una película muy disfrutable y muy fiel a su precuela. Tiene las escenas de acción más trepidantes y alucinantes con un 3D sin igual y unos efectos especiales que quitan el hipo. Personalmente prefiero la primera parte, pero también he disfrutado de esta entrega sobre todo a su final que dejará a todos sin sentido. Estad atentos a las noticias de la siguiente entrega de Spider-Man y Los 6 Siniestros, pues parece que ambas van a seguir las tramas que en esta cinta se abordan. ¡No puedo esperar a ver cómo sigue!

[review]

2 Comentarios

  1. Tengo muchas ganas de verla, pinta espectacular, sobre todo por ver cómo pretenden continuar en la tercera entrega, promete mucho.

¡No te vayas sin comentar!