EL Videoclub: La trilogía de Darkman

Darkman

Ahora que se van a llevar a cabo películas de personajes poco conocidos como la Mosca Humana o Dreadstar, es buen momento para repasar a otro héroe que contó con un largometraje bastante interesante (aunque la impresión inicial pueda ser la de estar viendo un producto de serie B), que dio pie a Marvel para sacar su versión en cómic. Me estoy refiriendo a Darkman. Lástima que las dos secuelas del film no tuvieran la misma suerte que la primera (de hecho, hay gente que hubiera preferido que no las hicieran nunca). A continuación, análizaré cada una de ellas:

1. Darkman (1990):

Darkman 1Dirigida por Sam Raimi y protagonizada por Liam Neeson, la película cuenta la historia de Peyton Westlake, un científico que trabaja en la creación de prótesis sintéticas para sustituir la piel dañada de los seres humanos. El problema es que todos sus intentos se deshacen a los 99 minutos. Sin embargo, existe una excepción: el resultado es estable si se permanece a oscuras. Cuando su novia, Julie Hastings (interpretada por Frances McDormand), descubre un soborno en la empresa constructora donde ella trabaja, el despiadado Robert G. Durant (al que da vida Larry Drake), que está implicado en el asunto, decide hacer todo lo  posible para destruir las pruebas, lo que le lleva a asaltar el laboratorio de Peyton, matar a su ayudante y volarlo todo por los aires. Aunque la gente piensa que Westlake ha muerto en el incendio, está vivo, aunque desfigurado, y es usado como conejillo de indias en una instalación médica que trata a pacientes muy graves, a los que extraen sus terminaciones nerviosas, para evitar que sientan dolor. el problema es que tiene efectos secundarios: además de aumentar su fuerza, su estado emocional se amplifica, tanto para lo bueno como para lo malo. Cuando Peyton logra huir de allí, su única obsesión es acabar con las personas que le arruinaron la vida, valiéndose de sus prótesis sintéticas, y recuperar a su novia, aunque se convence al final de que no podrán estar juntos nunca. Como él mismo dice: “Ahora soy todos y ninguno. Estoy en todas partes y en ninguna. Llamadme Darkman“. Como curiosidad, cabe destacar que el papel del héroe iba a recaer en Bruce Campbell, que interpreta al personaje en los últimos segundos del film, cuando Peyton se vuelve de espaldas y se pierde entre la multitud.

2. Darkman II: El regreso de Durant (1994):

Darkman 2En la segunda entrega de esta saga Bradford May sustituye a Sam Raimi en la dirección y Arnold Vosloo a Liam Neeson en el papel protagonista. Gracias a que la desfiguración del personaje le hace utilizar prótesis de piel sintética para convertirse en quien quiera, en esta película, se ha podido cambiar el aspecto físico del personaje sin complicarse mucho la vida. Lo curioso es que Larry Drake sí repite en el papel del villano. El film comienza con un recordatorio de la película anterior narrado por la voz en off de Darkman. Durant, al que creíamos muerto en el film anterior, estaba en coma, pero se ha recuperado y quiere volver a dirigir su imperio criminal. Cuando sus asuntos vuelven a cruzarse en el camino de Peyton, el protagonista decide acabar con él de manera definitiva.

3. Darkman III: Muere, Darkman, muere (1996):

Darkman 3La última película de la saga, en la que Bradford May y Arnold Vosloo vuelven a repetir como director y protagonista respectivamente. En esta ocasión, se vuelve a hacer uso del recordatorio con voz en off para el inicio del film. El villano de esta entrega es el traficante Peter Rooker (interpretado por Jeff Fahey), cuyo mayor deseo es conseguir células de Darkman para inyectarlas a sus esbirros y lograr que tengan mayor fuerza y no sientan dolor (aunque también lo acaba probando en sí mismo). Finalmente, el héroe se alza con la victoria e incluso consigue hacerse con una muestra de piel sintética permanente. Por desgracia, sólo hay para una persona y toda la información se ha perdido. Peyton decide renunciar a ella y cedérsela a la hija de Rooker, una niña que sufrió quemaduras importantes durante la batalla mortal de Darkman contra Peter y sus secuaces.

Las dos secuelas no se encuentran a la altura de la película original, ya que Bradford May no es Sam Raimi, Arnold Vosloo no es Liam Neeson y Jeff Fahey no es Larry Drake, pero siempre sirven para pasar una tarde entretenida en el sofá de tu casa. No parece que haya ninguna compañía dispuesta a filmar un remake, pero nunca se sabe.

[review]

Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

¡No te vayas sin comentar!