WW2.2 La otra guerra mundial 3: Secret Service

WW2-la-otra-guerra-mundial-secret-service-analisis-critica-opinion-reseña-gabella-caraEn buena parte de las obras bélicas, principalmente las encaradas o centradas en la acción, el protagonista es un soldado de rango menor, cuyas peripecias sirven a menudo para mostrarnos el horror de las guerras, o un famoso francotirador, individuo que abate a los enemigos con relativa facilidad. En ambos casos, podemos apreciar las distintas maniobras estratégicas que se usaban, lo complejo que resultaba en muchas ocasiones ganar terreno, el armamento de la época…

No obstante, hay un elemento fundamental que pasa algo desapercibido en un gran porcentaje de productos de esta temática: la inteligencia militar, servicios secretos o, de forma más llana o coloquial, los espías. De este modo, quizá con la excepción del famoso agente James Bond, cuyo nombre en clave es 007, desconocemos bastante acerca de esta profesión o labor. Por suerte, el tercer volumen de esta cabecera de ucronías o what ifs, Secret Service, solventará esto parcialmente.

WW2-la-otra-guerra-mundial-secret-service-analisis-critica-opinion-reseña-gabella-cara-2Haciendo un breve resumen de lo acaecido en los dos tomos anteriores, la colección daba comienzo alterando un suceso histórico importante: el intento de asesinato de Adolf Hitler en 1939 a manos de un carpintero alemán. Así, mientras que en la realidad, tal como he dicho en la frase anterior, se quedó en un mero “intento”, en WW2.2 el germano logra su objetivo y el Führer muere en esa fecha. A raíz de esto, la Batalla de París, a causa de la buena estrategia de los aliados (Francia e Inglaterra), frena el avance de los alemanes y pone la contienda en un punto muerto, a diferencia del mundo real donde las tropas del Tercer Reich ocuparon Francia.

Por otro lado, en la segunda entrega, tal como reza el título, con el fin de asestar un duro golpe a la fuerte marina inglesa, los alemanes se alían con España para invadir el peñón de Gibraltar, una importante base naval aliada. Además de poder contemplar la operación de invasión, se abrían otras tramas o historias alternativas, como la división del ejército alemán a causa de la muerte de Hitler y los conflictos internos derivados de la misma, relativos a cómo afrontar el curso de la guerra.

Las distintas rivalidades mencionadas en el anterior párrafo, unidas a la operación del segundo tomo (la toma de Gibraltar), tienen consecuencias fundamentales para el Tercer Reich, tal como vemos en el principio del tomo, donde se nos sintetiza brevemente lo que ha ocurrido en estos meses. De este modo, la alianza de Alemania con Rusia continúa vigente, mientras que los japoneses se están expandiendo a lo largo del continente asiático, perjudicando así los intereses norteamericanos en la zona.

WW2-la-otra-guerra-mundial-secret-service-analisis-critica-opinion-reseña-gabella-cara-1 En consecuencia, con los frentes estancados, Francia e Inglaterra necesitan que Estados Unidos entre en la contienda para inclinar la balanza a su favor. Sin embargo, pese a que el presidente norteamericano lo haría gustoso para frenar la expansión japonesa, se requiere un fuerte motivo o una razón de fuerza mayor para participar en la Segunda Guerra Mundial sin sufrir ningún tipo de desgaste político. Por ello, Churchill, el primer ministro inglés, hace llamar a X del servicio secreto para provocar u originar esa “razón de fuerza mayor”.

Aunque inicialmente el veterano agente parece dispuesto a colaborar, pronto se descubre que tiene otras intenciones, pues debido a la muerte de su hija siente un profundo rencor hacia Churchill e Inglaterra. Por tanto, sin consultarlo previamente, X se dirige a Rusia para colaborar con ellos de alguna forma y lograr sus peculiares objetivos. Los agentes soviéticos, por su parte, quienes no confían en el espía inglés,  harán que Anna Borodine acompañe al anciano, originando así una curiosa relación entre ellos, similar a la de un mentor y su tutor. Y es que Henry o X enseñará a Anna diversas técnicas de espionaje, lo que nos servirá para saber más de ese mundo desconocido.

En este sentido, el guionista del tomo, Mathieu Gabella, ha estado muy acertado al mostrarnos, por ejemplo, los distintos códigos o formas de codificar los mensajes que se usaban en el conflicto bélico, así como las maneras de interceptarlos y de hacer ver que los desconocías. Dado que se trata de un factor fundamental para la guerra, en el tomo también está muy presente la necesidad de conservar esta ventaja, esto es, que los rusos eviten cambiar el sistema de códigos para que ingleses y franceses puedan seguir interceptándolos.

WW2-la-otra-guerra-mundial-secret-service-analisis-critica-opinion-reseña-gabella-cara-3A diferencia de los dos volúmenes anteriores, Gabella juega mucho más con el factor político y de intriga y deja la acción en un segundo plano, hasta el punto de que esta resulta prácticamente inexistente. Pese a que esto es una buena decisión en un primer momento, ya que la temática no lo requiere y el guionista consigue una lectura dinámica gracias al buen guión del cómic y a la continua incógnita (es decir, querremos saber si X consigue su objetivo o no), es también, en parte, su mayor debilidad puesto que, tal como pasaba en el anterior, la parte final resulta algo compleja de entender. En otras palabras, conviene estar bastante atento a los sucesos del inicio del volumen, pues de lo contrario, como me sucedió a mi, en el último cuarto de la historia te pierdes un poco.

A pesar de esta característica, que no se trata de un fallo o error sino de algo inherente a una obra de intriga, la gran baza del tercer volumen de la colección es su gran giro argumental. Personalmente, creo que Gabella encontró el momento idóneo, pues deja al lector descolocado y provoca que todas las piezas encajen, mientras que el rompecabezas o trama que el lector había construido se desmorona. A modo de comparación, aunque no tengan nada que ver, lo compararía con el final de Superman Hijo Rojo, pese a que el giro de este último es bastante mejor. En consecuencia, a mi entender es el final mejor llevado a cabo en lo que llevamos de colección, puesto que todos los cabos sueltos se cierran y, además, un personaje histórico cuya película homónima es muy famosa hace aparición.

En lo que al aspecto gráfico se refiere, Vincent Cara realiza un trabajo notable en la representación de los distintos escenarios, ya sea la Rusia soviética como un lujoso palacio. Sin embargo, a la hora de plasmar las caras a veces no está del todo acertado. Es decir, dos personajes concretos pueden llegarse a confundir y hay posturas a mi modo de ver algo extrañas. En otras palabras, a mi juicio los dibujantes de los volúmenes anteriores tenían algo más de acierto en este sentido, pese a que tal vez sea sólo una mera percepción mía. Nuevamente, destacar el gran color a cargo de Lou.

Respecto a la edición, es idéntica a las entregas anteriores: al tratarse de cómic europeo, el formato, así como su precio, es considerablemente diferente a los habituales. Esto es, Diábolo Ediciones nos ofrece el tercer tomo de la cabecera de 56 páginas encuadernado en cartoné por 15,95€. Concluyendo, la colección está innovando en cada entrega y forjando de manera notable toda una Segunda Guerra Mundial alternativa. Por el momento, esta ucronía mantiene un buen nivel y provoca que, tal como dije en el artículo dedicado a su predecesor, tenga ganas de leer el siguiente. Muy recomendable tanto por su temática alejada de lo que el lector de cómics suele leer habitualmente como por su calidad.

[review]

¡No te vayas sin comentar!