‘Conan Rey: La hora del dragón’

Conan Rey: La hora del dragón

Si hace unos años me hubiesen preguntado por mi dúo de artistas preferido a la hora de crear historias sobre el cimmerio, este hubiera estado compuesto por Roy Thomas y John Buscema. Estos dos ‘grandes’ lograron crear unos relatos totalmente cautivadoras, que sumergían al lector totalmente en la Era Hiboria. Si bien es cierto que otros autores como Ernie Chan o Barry Windsor-Smith eran pesos pesados, siempre tuve predilección por los dos primeros. Pero hoy en día, si me hacen nuevamente la pregunta, a mi mente vienen dos nombres: Timothy Truman y Tomás Giorello.

Sus nombres son sinónimo de calidad, como han venido demostrando mediante las adaptaciones de los relatos clásicos ideados por Robert E. Howard. El primero de ellos fue ‘La ciudadela escarlata’, le siguió ‘El fénix en la espada’ y ahora llega dividida en dos partes la adaptación de la única novela larga escrita sobre el bárbaro, ‘La hora del dragón’.

Conan Rey: La hora del dragónLas primeras páginas nos muestran a un Conan maduro, apesadumbrado en el aniversario de la muerte de su amor (con permiso de Bêlit), la reina Zenobia. El emplazamiento elegido para esta presentación es la tumba de la difunta consorte, a donde llega el estriba Pramis. Como hemos ido viendo en los volúmenes anteriores, a este se le ha encomendado la labor de plasmar las viejas historias del cimmerio. Así, da comienzo el relato que nos lleva a conocer el momento en el que Conan se encontró con Zenobia.

La historia se remonta tiempo atrás, hasta la época en la que el bárbaro logró sentarse en el trono de Aquilonia. Allí, un grupo de hechiceros devuelven a la vida a un ser terrorífico, un antiguo brujo que vivió en Acherón llamado Xaltotun, cuyo cuerpo llevaba muerto tres mil años. Gracias a este idearán un plan para poner fin tanto a Conan como a sus huestes, aunque como es de esperar, el cimmerio no se lo pondrá nada fácil.

A partir de este momento viajaremos junto al bárbaro por un sinfín de pruebas que pondrán en tela de juicio el aguante y la fortaleza del cimmerio. Y es en mitad de estas donde conocerá a la joven Zenobia, de quien quedará prendido.

El relato tiene todos los ingredientes de una buena obra sobre el bárbaro: violencia a raudales, hechiceros que confabulan contra el héroe, seres venidos de otros mundos, monstruos gigantescos y una fémina a la que proteger. Todos estos son dispuestos por Timothy Truman de manera magistral, aunque a diferencia del resto de novelas gráficas mencionadas, esta es la única que no concluye en un solo volumen, sino que lo hará en un segundo tomo que editará próximamente Planeta DeAgostini Cómics. Esto hace que en ciertas ocasiones la acción sea una constante demasiado repetitiva, añadiendo hechos con el objetivo de poder hacer una correcta división de la historia en dos partes por parte del autor. Aun así, el relato sigue gozando de una excelente calidad.

Conan Rey: La hora del dragón

En cuanto a la labor gráfica, Tomás Giorello demuestra en sus ilustraciones que puede evolucionar hasta extremos sorprendentes. Si ya habían resultado increíbles sus trabajos anteriores, aquí le vemos mostrar un dominio de las artes gráficas impresionante. El dinamismo que otorga a las viñetas nos hace vivir cada golpe que el cimmerio asesta a sus oponentes. Por otro lado, el trabajo con el color por parte de José Villarrubia es muy acertado, sabiendo dotar a las ilustraciones de unas tonalidades que mezclan el pastel con los colores apagados, dando lugar a un resultado sensacional.

Este primer volumen editado por Planeta DeAgostini Cómics, que lleva por título ‘Conan Rey: La hora del dragón’ tiene formato cartoné y se compone de 152 páginas a color por un precio recomendado de 18,95 euros. En su parte final encontramos las seis ilustraciones creadas por Gerald Parel que sirvieron como portada a los números #1-6 de la serie ‘King Conan: The Hour of the Dragon’ editada entre mayo y octubre de 2013 por Dark Horse.

[review]

Conan Rey: La hora del dragón

Destronado por una alianza traicionera respaldada por un hechicero reencarnado, Conan, el rey bárbaro de Aquilonia, debe abrirse paso a través de la mazmorra de un villano y a través de países consumidos por la batalla, en busca de una gema misteriosa que le ayudará a reclamar su reino.

Recopila los números 1 a 6 de King Conan: The Hour of the Dragon. Es el complemento perfecto de Conan Rey: La ciudadela escarlata y Conan Rey: El fénix en la espada.

¡No te vayas sin comentar!