Mundo de Krypton

Mundo de Krypton

En marzo de 2005, Norma Editorial publicó en su colección “Clásicos DC” el tomo titulado “Mundo de Krypton“, donde John Byrne y Mike Mignola ahondan en el pasado de la Casa de El. Aunque en la portada podamos observar la figura en grande de Superman, no nos dejemos engañar, porque este cómic no trata del alter ego de Clark Kent. Es cierto que aparece en sus páginas, como también se dejan ver Lois Lane, Jimmy Olsen y el edificio del Daily Planet, además de mencionar a Perry White, pero los verdaderos protagonistas de la historia son Van-L y Jor-El.

Van-L

La trama comienza en los días en que el planeta Krypton era alegre y estaba rebosante de vida. El único problema que ensombrecía la felicidad de sus habitantes, era las protestas de los amaclones, un grupo rebelde que consideraba aberrante el almacenamiento de los ciudadanos de réplicas genéticas de sí mismos, carentes de mente, utilizados para sustituir partes del cuerpo gravemente dañadas o alargar la vida. El conflicto estalla el mismo día que Van-L cumple la mayoría de edad y se agrava aún más cuando, en medio de la celebración, la invitada Nyra anuncia la futura boda de su hijo Kan-Z, momento justo en que él aparece, mata a su madre y trata de suicidarse después. Posteriores investigaciones descubren lo sucedido: la mujer no encontraba a ninguna kryptoniana que considerase lo bastante buena como nuera, motivo por el cual dotó de mente a una de sus réplicas genéticas para que asumiera ese papel. Aquello fue considerado una monstruosa obscenidad que, sumada al asesinato, era la excusa que se necesitaba para empezar la auténtica guerra, que acabó causando la destrucción de Kandor, la capital, debido a una explosión nuclear. Los amaclones, ahora conocidos como Cero Negro, no contentos con ello, han construido un arma que podría arrasar el planeta entero. Finalmente, el artefacto es activado. La gran devastación producida deja a Krypton más maltrecho que nunca. Mientras se trabaja en su reconstrucción, la sociedad va introduciendo cambios, siendo la soledad el más peculiar de todos. Los habitantes del planeta empiezan a comunicarse sólo mediante hologramas, reservando los encuentros en persona para asuntos de vital importancia. Los bebés se crean en cámaras de gestación sin necesidad de que sus padres lleguen a conocerse. Sin embargo, cuando muchos años después Jor-El, descendiente de Van-L, es elegido para ser el padre de un nuevo kryptoniano, se empeña en conocer el aspecto físico de Lara, la elegida para ser la madre, de la cual se enamora nada más verla. Por desgracia, semanas después, unos terribles terremotos se desatan por todo el planeta. Al  investigar la causa de los seísmos, Jor-El descubre que su mundo tiene los días contados, debido a  una reacción en cadena producida en el núcleo de Krypton. Las presiones causadas han creado un nuevo metal radiactivo que es altamente nocivo (que acabará derivando en lo que conocemos como kryptonita) y que va a resquebrajar el planeta en cuestión de horas. Todo esto es, por supuesto, consecuencia del artefacto que Cero Negro activó hace años. A pesar de las objecciones de Lara, Jor-El envía al pequeño a la Tierra en una cápsula espacial, momentos antes de que todo estalle. Esta última parte de la historia es relatada por Superman a Lois. Kal-El termina su relato con estas palabras:

Me doy cuenta de que ese fue el regalo de Jor-El, cuando me envío aquí… no mis superpoderes. Al enviarme lejos de Krypton, Jor-El me otorgó la humanidad.

krypton

Este tomo resulta imprescindible para los fans del hombre de acero. Tanto los guiones de John Byrne como los dibujos de Mike Mignola son claros y brillantes. En su día, Norma lo editó en formato de 17×26 centímetros, a color, en tapa dura, con 104 páginas y un precio de 14 euros.

[review]

 

 

1 Comentario

  1. Este comic no lo tengo, buscare donde descargarlo, pero lo que escribes de él es una maravilla de historia, sin duda el Superman de John Byrne es el mejor Superman realizado hasta el momento, gracias por el excelente resumen que hiciste del mismo, si tuvieses un enlace me lo pasas amigo, un saludo fuerte desde Perú.

¡No te vayas sin comentar!