El Videoclub: la trilogía animada de Tarzán de Disney

Tarzán

Ahora que la productora Constantin Film ha estrenado en los cines la nueva película de dibujos del hombre mono más famoso de la selva, bajo la batuta de Reinhard Klooss, es buen momento para repasar la trilogía que Disney hizo en su momento sobre el mismo personaje.

1. Tarzán (1999):

TarzánEn la primera parte de la saga, dirigida por Chris Buck y Kevin Lima, se nos muestra cómo, en pleno siglo XIX, una pareja inglesa y su bebé llegan a una costa africana, después de escapar de un barco en llamas. Dicha zona está habitada por todo tipo de animales salvajes, como un grupo de gorilas. Kala, una de las hembras de la manada se encuentra muy triste ya que Sabor, un peligroso tigre, ha acabado con la vida de su cachorro. Cuando oye un llanto de bebé, que procede de una cabaña, va a investigar y descubre al hijo de la pareja inglesa, que se ha quedado solo, después de que Sabor también eliminara a sus padres. Kala lo salva del tigre y decide hacerse cargo de él, para compensar su pérdida, a pesar de que Kerchak, el líder de la manada, no cree que sea una buena idea. A medida que va creciendo, Tarzán, que es como lo bautiza su  madre adoptiva, va haciendo amigos como la gorila Terk (por algún motivo decidieron no meter a Cheetah en esta historia) y el elefante Tantor. Cuando una expedición, formada por el profesor Porter, su hija Jane y el cazador William Clayton, llega a la costa, el hombre mono siente curiosidad por la chica y, tras salvarla del ataque de unos mandriles, intenta relacionarse con ella. La joven y su padre piensan que Tarzán les será muy útil para poder estudiar a los gorilas, pero su acompañante sólo quiere capturarlos. Cuando el engaño es descubierto, los animales de la selva colaboran con el hombre mono para librarse de los ayudantes de Clayton quien, en medio de una pelea con el  protagonista, acaba estrangulado por unas lianas. Jane y su padre deciden quedarse a vivir en la jungla, junto a Tarzán. La película, que dura menos de hora y media, resulta divertida y entretendrá a todas las personas que  no sientan prejuicios por ver un film de dibujos animados.

2. Tarzán y Jane (2002):

tarzan-y-jane-En esta ocasión, Chris Buck y Kevin Lima ceden la dirección a Víctor Cook y Steve Loter. El planteamiento de esta película es bastante sencillo: nos sitúa en el primer aniversario de la boda de Tarzán y Jane. Antes de la celebración, ella recuerda tres aventuras vividas junto a su marido: la primera narra la accidentada visita a la selva de unas amigas londinenses de la joven; la segunda nos muestra a dos traicioneros buscadores de diamantes, que contratan a Tarzán para que los guíe al volcán donde se encuentra una mina; en la tercera , la pareja recibe la visita de un viejo amigo de Jane, que resulta ser un espía enemigo de Londres. Aunque esta película y la siguiente fueron sacadas directamente en DVD, como ocurre con casi todas las secuelas de la factoría Disney, y su nivel argumental es muy inferior al de su predecesora, su duración es de 95 minutos.

3. Tarzán 2 (2005):

tarzan-IIEsta película está dirigida por Brian Smith. Aunque, dado su título, parezca una segunda parte del film de 1999, en realidad no lo es, ya que nos traslada de nuevo a la niñez del personaje (con lo cual esta aventura debería ir entre medias de esa película). Apenado porque sabe que no tiene similitud con los gorilas y, como no encuentra una identidad propia, Tarzán aprovecha que toda la manada cree que ha muerto en un accidente para vivir por su cuenta, hasta que descubra quién es. En medio de sus aventuras, conoce a una familia de gorilas chiflados y peligrosos, formada por Mamá Gunda y sus hijos: Udo y Kego, que viven en una zona aislada. También descubre el secreto del Zugor, otro simio, que tiene atemorizados a todos los habitantes de la selva que creen en él, ya que utiliza trucos para convencer a  los pobladores de la jungla de que es un monstruo sanguinario. Como el protagonista sabe la verdad, el Zugor promete ayudarle a descubrir qué tipo de animal es, a cambio de que no desvele su secreto. Aunque el simio es algo gruñón, el carácter de Tarzán consigue enternecerlo. Finalmente, el mono acaba formando pareja con Gunda, lo que logra volver más sociable a la salvaje familia. El protagonista regresa con la manada de gorilas, porque el Zugor le convence de que no necesita ser otra cosa que lo que ya es: un Tarzán. Esta entrega sólo dura 68 minutos, lo que la convierte en la más corta, además de la más infantil, de la saga.

El éxito de la primera película dio pie a una serie de dibujos animados protagonizada por los mismos personajes.

Tarzan

[review]

 

¡No te vayas sin comentar!