Reseña: Marrakech

marrakech juego de mesa morapiafDespués de un tiempo sin reseñar un juego de mesa, he considerado oportuno retomar la sección de juegos de mesa con uno que me ha sorprendido gratamente: el Marrakech. En este juego encarnaremos a un grupo de vendedores de alfombras en la ciudad de Marrakech, que compiten por ser los mejores vendedores del zoco. Ganador de múltiples premios a nivel internacional, es un juego sencillo que se puede jugar tras una preparación mínima y que dura menos de media hora por partida. Un filler más que adecuado para grupos pequeños, ya que es un juego para 2-4 jugadores.

La caja, muy grande para lo que contiene (una costumbre que entiendo pero que no me gusta, como consumidor), viene con lo siguiente:

  • Un Tablero
  • 57 alfombras de 4 colores diferentes
  • 20 monedas de 1 dírham de madera
  • 20 monedas de 5 dírham de madera
  • 1 peón de madera llamado Assam
  • 1 dado de 6 caras
  • 1 manual de instrucciones en muchos idiomas

Los componentes tienen una calidad aceptable. Tanto el peón, como las monedas como el dado son de madera. Las alfombras son de tela de bayeta, que para lo que hay que usarlas es ideal, además vienen decoradas cada color con su diseño. El tablero es el típico tablero de cartón, que quizás hubiera podido tener mejor decoración, pero tampoco es nada grave. La caja es lo que destaca más, sin duda, con su diseño colorido, que parece sacado del Dixit.

Las alfombras
Las alfombras

La preparación del juego es simple: se reparten 15 alfombras del mismo color (o 12 en caso de jugar a 4) a cada jugador. Se reparten también 30 dírhams por jugador y luego se coloca a Assam en medio del tablero. Ya estamos listos para jugar. Un turno se desarrolla de la siguiente manera: primero se coloca a Assam en la dirección deseada y luego el jugador tira un dado (que tiene números del 1 al 4, siendo más frecuentes el 2 y el 3). Assam avanza tantas casillas como marque el dado y ahí debe colocar una de las alfombras del jugador en una de las 4 casillas adyacentes a Assam. Las alfombras ocupan dos casillas, con que una de las casillas sea la adyacente ya vale. Si la alfombra tiene que ponerse encima de otra alfombra, no puede colocarse de modo que la tape entera. Solo podrá cubrir, por ejemplo, dos mitades de alfombras diferentes. Nos interesa cubrir las alfombras de nuestros adversarios por dos motivos: el primero es conseguir más puntos al final del juego, el segundo es que no queremos caer en las alfombras de nuestros enemigos. Si eso ocurre, tendremos que pagarle al jugador que haya colocado esa alfombra 1 dírham por esa alfombra y otro por cada alfombra directamente adyacente a la que hayamos caído. Por eso, tenemos que impedir que nuestros adversarios creen grandes extensiones de alfombras en las que podríamos caer y perder gran cantidad de dírhams.

El juego termina cuando se ponga la última alfombra en el tablero. Entonces los jugadores ganan un punto por cada mitad visible de sus alfombras en el tablero y otro por cada dírham que conserven. El que más tenga, gana, así de sencillo.

Desarrollo del juego
Desarrollo del juego

El juego como tal es bastante sencillo, pero la dinámica de apilar alfombras unas encima de otras para hacer caer a nuestros adversarios en nuestra trampa siempre es interesante. También hay que decir que no suele ser muy difícil esquivar las alfombras de nuestros enemigos cuando podemos elegir en qué dirección irá Assam antes de tirar los dados. Por lo general, los pagos entre jugadores no serán especialmente frecuentes y la mayor parte de las veces el número de dírhams con que terminaremos no será muy diferente al número con que empezamos la partida. Saber cómo colocar las alfombras es todo un arte: salir de una zona muy llena para colocar alguna alfombra en terreno virgen suele funcionar, pero lo más divertido es la lucha por intentar que nuestros adversarios no formen una extensión demasiado grande de alfombras unidas que nos ponga en peligro. Marrakech es un juego entretenido para 2 o 3 partidas seguidas, ya que son cortas y con una no suele haber suficiente. Más allá de eso, creo que sus dinámicas, que pecan de simples, no ofrecen una rejugabilidad muy alta. El número de jugadores (de 2 a 4) puede ser un hándicap si lo comparamos con otros fillers que suelen tener mayor número de jugadores. A su vez, este número bajo es infrecuente en este tipo de juegos cortos, y cumple bien su cometido en grupos reducidos.

Editado en España por Morapiaf

De 2 a 4 jugadores.

Tiempo de juego: 20 minutos

PVP: 29,95€

Si queréis ver más reseñas de juegos de mesa, no dudéis en pasaros por nuestra sección de reseñas.

[review]

¡No te vayas sin comentar!