El chico de la semana: Flash Thompson

Eugene_ThompsonEugene Thompson, más conocido como Flash (no confundir con el famoso velocista escarlata de DC, ni con el personaje de Don Moore y Alex Raymond), tuvo su primera aparición en “Amazing Fantasy” nº 15 (1.962), creado por Stan Lee y Steve Ditko, y representaba el papel del chico más popular del instituto. Como se pudo ver a lo largo de “Amazing Spider-Man” y “Untold tales of Spider-Man“, el joven se consideraba el mayor admirador de Spiderman (hasta llegó a crear un club de fans del trepamuros), era la estrella del equipo de futbol y todos sus compañeros sentían admiración por él. Además de su novia Liz Allan, en su grupo de amigos, se encontraban Sally Avril, Jason Ionello y Sean “Tiny” McKeever. Uno de los mayores placeres del joven era amenazar a Peter Parker, debido a que su chica empezaba a mostrar cierto interés por el empollón. Sin embargo, después de que se enfrentaran en un combate de boxeo, en el que Flash salió derrotado, comenzó a moderar el desprecio que sentía hacia su compañero.

Al matricularse los dos en la Universidad Empire State, debido a que se había perdido el contacto con Liz Allan, los dos jóvenes empezaron a llevarse mejor y terminaron por hacerse amigos. Allí conocieron a Gwen Stacy, Harry Osborn y Mary Jane Watson, con los que formaron una pandilla que utilizaba el Coffe Bean como lugar de reunión; pero Flash se separó de sus amigos cuando se alistó en el Ejército como cabo y fue destinado al Sudeste Asiático. Cuando regresó, vino acompañado de una muchacha llamada Sha Shan, aunque acabaron por separarse. También, tuvo una aventura con Betty Brant, mientras aún estaba casada con Ned Leeds y, tras llamar cobarde al Duende por televisión, tuvo que soportar la venganza de Roderick Kingsley que, durante un tiempo, hizo creer a la gente que era Flash el que se encontraba bajo la máscara del villano.

Después de licenciarse, su vida empezó a ir de mal en peor. Una lesión en el brazo, causada por el Duende, terminó con su carrera futbolística y, tras la muerte de Ned, la relación entre Flash y Betty comenzó a deteriorarse. Después de pasar por multitud de trabajos eventuales, acabó por hacerse alcohólico, siguiendo el mal ejemplo de su padre. Lo peor fue cuando se convirtió en un daño colateral en la eterna lucha de Spiderman contra el Duende Verde, lo que hizo que el pobre Eugene acabara en coma.

Afortunadamente, Flash logró superarlo y, tras despertar, aceptó el empleo de profesor de educación física en la Escuela Secundaria Midtown, donde Peter Parker también daba clases. Por desgracia, el accidente había dejado secuelas en el joven y, debido a las lagunas mentales que sufría, volvió a tratar a su amigo igual que si aún siguieran en el instituto, aunque tras el desenmacaramiento de Spiderman durante la Guerra Civil de los superhéroes y el posterior pacto del trepamuros con Mefisto para que nadie lo recordase, las aguas volvieron a su cauce.

Flash decidió irse a luchar a la Guerra de Irak; pero, por desgracia, regresó en una silla de ruedas, ya que perdió las dos piernas, debido a una emboscada que sufrió su pelotón. Además de ganar la Medalla de Honor por el valor demostrado en el campo de batalla, Thompson demostró que  aún podía ser deportista, a pesar de haber quedado paralítico, al participar en un evento deportivo de minusválidos del que ganó el primer premio. Después de probar todo tipo de procedimientos experimentales para recuperar sus piernas, Flash se llevó una gran sorpresa cuando, al empezar a asistir a rehabilitación, descubrió que su entrenadora iba a ser Sha Shan.

agente-venenoDespués de que Eddie Brock descubriera que padecía cáncer y se desprendiera del simbionte, al que sacó a la venta en una subasta de villanos, Veneno pasó por varias manos, hasta acabar en poder  de los militares, que decidieron usarlo como arma. La persona elegida como nuevo huésped fue Flash Thompson, aunque no podía estar unido más de 48 horas al traje alienígena, si quería mantener el control.

Las últimas veces que hemos podido verle en acción han sido como miembro de los Vengadores Secretos, manteniendo a raya al simbionte, bajo el nombre de Agente Veneno. Al salvar a Betty Brant de un ataque del villano Jack O´Lantern, Flash reveló su doble  identidad a la periodista.

Dada la importancia del personaje dentro de la historia del trepamuros, ha aparecido en casi todas la series de dibujos que se han hecho sobre el superhéroe. Flash también ha sido llevado al cine en tres ocasiones: la primera fue en “Spider-Man” (2.002), interpretado por Joe Manganiello, mientras que la segunda fue en “The amazing Spider-Man” (2.012) y la tercera en “The amazing Spider-Man 2: El poder de Electro” (este mismo año), donde ha sido Chris Zylka el que se ha encargado de dar vida al famoso personaje. Este actor también ha manifestado su interés en encarnar al Agente Veneno en el spin-off que Sony tiene pensado rodar sobre el simbionte, pero no se sabe nada oficial al respecto.

¡No te vayas sin comentar!