El Videoclub: El origen del planeta de los simios

origen-planeta-de-los-simios

A estas alturas, casi todos los lectores de “La Casa de El” ya habrán visto la película de “El amanecer del planeta de los simios“. No obstante, por si aún queda algún rezagado que además no se acuerde de la entrega anterior y no tenga tiempo o ganas de revisarla, en las siguientes líneas ofreceré un repaso sobre este intersante film de 100 minutos de duración.

Aprovechando el éxito que tuvieron la película de 1968, dirigida por Franklin J. Schaffner y protagonizada por Charlton Heston, y sus cuatro secuelas (y olvidando el desafortunado remake de Tim Burton en 2001), Rupert Wyatt decidió estrenar en 2011 la que sería la primera parte de una saga de films que funcionaran como precuelas de la historia clásica.

andy-serkisJames Franco, como el científico Will Rodman, y Freida Pinto, en el papel de la veterinaria Carolina Anhara, son los protagonistas de la película. Pero no nos llevemos a equívocos: la verdadera estrella del film es Andy Serkis, que se ha convertido en todo un experto en servir como base para la captura de movimientos de personajes creados por ordenador, ya sea Gollum en “El Señor de los Anillos” , el gran gorila de “King Kong” o el chimpancé César del largometraje que nos ocupa.

La película nos cuenta cómo Will Rodman, deseoso de encontrar una cura para el alzheimer que padece su padre, crea el retrovirus ALZ-112, que muestra un aumento de inteligencia en la mona utilizada en las pruebas, a la que denominan Ojos Claros (una evidente referencia al nombre que le dieron los simios a Charlton Heston en el film original). Desgraciadamente, nadie advierte que la chimpancé se encuentra embarazada y, en cierta ocasión, ataca a los científicos, en su afán por proteger al bebé. Los encargados del laboratorio deciden que hay que sacrificar a todos los monos. Sin embargo, Robert Franklin, el hombre asignado para llevar la tarea a cabo, descubre que Ojos Claros  ha dado a luz y, al no verse capaz de matar al recién nacido, se lo entrega a Will y le dice que lo haga él, si se atreve. Rodman decide llevarse el pequeño chimpancé a casa, al que bautiza con el nombre de César.

El mono, debido a las pruebas realizadas a su madre, demuestra pronto una gran inteligencia. Por tanto, el científico decide utilizar el retrovirus con su padre, quien responde perfectamente al tratamiento. Con el paso del tiempo, César se ha convertido en uno más de la familia y se comunica fácilmente con los humanos gracias al lenguaje de los signos. Por desgracia, el efecto del ALZ-112 en los humanos es temporal y Will no tarda en darse cuenta de que las cosas están volviendo a ser como antes, lo cual causa un grave incidente cuando su padre destroza involuntariamente el coche del vecino, quien sale enseguida al patio y amenaza al anciano. César, al ver lo sucedido, acude en defensa de su amigo, ataca al contrincante y le arranca un dedo de un mordisco. A la espera de un juicio que decida la suerte del animal, el chimpancé es encerrado en un refugio de animales.

Sin embargo, aunque el lugar parece agradable para los visitantes, de puertas para dentro es un auténtico infierno para los simios. No obstante, gracias a su superior inteligencia, con el paso del tiempo, César, además de aprender a  hablar, logra elaborar un plan de fuga y se erige como líder de los monos, que están dispuestos a atacar a aquellos que los han maltratado.

Mientras sucede todo esto, Will divide su tiempo entre tratar de liberar a César y crear una cepa más poderosa del retrovirus. Por desgracia, no se percatan a tiempo de que la nueva versión resulta mortal para los seres humanos y, al transmitirse a la gente por los nuevos chimpancés de pruebas, se expande con mucha rapidez. Tras la muerte de su padre, que ya se había rendido al alzheimer, el científico deja su trabajo.

César y el resto de los simios, una vez en libertad, arrasan la ciudad y hacen cundir el pánico de camino al bosque. Cuando llegan allí, Will y la veterinaria Carolina (una amiga que ha hecho mientras se desarrollaba la trama) llegan hasta ellos. Rodman le pide al simio que regrese con él, pero el chimpancé le responde que ya está en casa.

Entre medias de los títulos de crédito finales, podemos ver cómo el vecino de Will, que es piloto de aviones y se dispone a realizar su trabajo, ha contraido el virus. Unas imágenes dibujadas nos muestran cómo la epidemia se extiende por todo el planeta.

Con “El amanecer del planeta de los simios” actualmente en cartelera y con buena cuota de espectadores, Matt Reeves, el director, ha  asegurado que habrá una nueva secuela para 2016 y que, al contrario de lo que espera la gente, no tiene por qué ser la última, ya que opina que hay mucha historia que contar antes de enlazarla con la aventura original de Charlton Heston.

amanecer-planeta-simios

[review]

¡No te vayas sin comentar!