El Videoclub: Krull

Krull

Peter Yates dirigió en 1983 esta película de fantasía y aventuras, basada en un guión de Stanford Sherman y protagonizada por Ken Marshall en el papel de Colwyn y Lysette Anthony que da vida a Lyssa. Dentro de los secundarios, cabe destacar a Liam Neeson como Kegan.

BestiaLa historia transcurre en Krull, planeta sobre el que pesa una profecía que dice así: “Una joven doncella de rancio abolengo se convertirá en reina, elegirá un rey y juntos regirán nuestro mundo; y el hijo de ambos regirá la galaxia”.  Al inicio del film, está a punto de celebrarse un matrimonio entre los descendientes de dos reyes rivales, con la intención de unificar sus tierras. Aunque los monarcas no acaban de ver este enlace con buenos ojos, acceden porque los jóvenes tienen muchas ganas de casarse. Sin embargo, durante la ceremonia, aparecen los soldados que sirven a la Bestia, el mayor enemigo de todos los habitantes de Krull, que raptan a Lyssa (la princesa), matan a todos los demás y destruyen el castillo del padre de la chica. Colwyn (el novio) es el único que logra sobrevivir por pura suerte. Mientras se lamenta de lo sucedido, se presenta ante él un sabio anciano llamado Ynir (Freddie Jones) que le comenta que, si quiere matar a la Bestia, debe acudir a una montaña y conseguir el Glaive (un arma mística con forma de estrella de cinco puntas), cosa que el protagonista logra hacer. El viejo se ofrece a llevarle ante el Vidente Esmeralda (John Welsh), que es la única persona capaz de indicarle el camino a la Fortaleza Negra, hogar de su enemigo, tarea nada sencilla, ya que cambia mágicamente de ubicación cada amanecer.

Por el camino, se les van uniendo nuevos amigos: Ergo “El Magnífico” (un mago más desastroso que Presto en la serie animada de “Dragones & mazmorras”, interpretado por David Battley), la banda de forajidos de Torquil (al que da vida Alun Armstong y, entre cuyos hombres se encuentra el personaje interpretado por Liam Neeson) y el Cíclope Rell (Bernard Bresslaw), sobre el que pesa la maldición de conocer desde que nace el día en el que morirá, como les sucede a todos los de su especie. Cuando llegan junto al Vidente Esmeralda, que se encuentra acompañado por su pequeño aprendiz Titch (Graham McGrath), el adivino se ofrece a ayudarlos, pero la Bestia se sirve de sus poderes mágicos para matarlo antes de que pueda indicarles el camino. Entonces, el grupo, al que se une el pupilo de Esmeralda, va en busca de la Viuda de la Telaraña (Francesca Annis), la única persona que ahora puede ayudarlos. Sin embargo, debido al gran arácnido que la custodia, es imposible regresar con vida, así que Ynir se sacrifica para que Colwyn y los demás sepan qué ruta deben seguir.

Krull-comicA pesar de los impedimentos mágicos que la Bestia coloca en su camino, el grupo sigue adelante y logra secuestrar algunas de Yeguas de Fuego de una manada salvaje, ya que son los únicos animales que pueden llevarlos a su destino antes del próximo amanecer. Rell sabe que el momento de su muerte ha llegado, así que da su vida para que el resto pueda entrar en la fortaleza, aunque algunos de los hombres de Torquil también han perecido ante las armas de los centinelas o durante el viaje. Finalmente, Colwyn logra encontrar a Lyssa y atacar al monstruo pero, sorprendentemente, la estrella de cinco puntas no parece hacerle tanto efecto como se esperaba. Sin embargo, la Bestia acaba quemada por el fuego que surge del amor que siente la pareja, mientras los demás se encargan de sus soldados o caen en trampas mortales. La fortaleza comienza a desmoronarse y sólo los dos novios, Ergo, Titch, Torquil y Oswyn (Todd Carty), uno de los forajidos, logran salir con vida.

Resulta muy curioso que Liam Neeson, el más famoso de todos los actores de la película, quede relegado a un papel tan secundario en esta ocasión; pero, si tenemos en cuenta que la película es de 1983 y este es su segundo film, es muy posible que aún no tuviera la fama con la que cuenta ahora.

Aunque no gozó de demasiado éxito en su paso por la gran pantalla, la película es todo un clásico de su género y nos ofrece una divertida historia de aventuras que, aunque dura poco más de dos horas, no cansa en ningún momento y entretendrá a todos aquellos amantes de las películas fantásticas. Sin embargo, decepciona un poco ver cómo la batalla con la Bestia, que hacen imaginar que  será muy dura, se resuelve en unos pocos minutos.

A las cabezas pensantes de la Casa de las Ideas sí debió de gustarles la idea de Stanford Sherman, ya que el film contó con una adaptación al cómic, en una edición de Marvel Super Especial, guionizada por David Michelinie y dibujada por Bret Blevins, dos grandes estrellas del noveno arte.

[review]

Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

2 Comentarios

¡No te vayas sin comentar!