Isaac Asimov y el futuro de la Humanidad (V). Saga de la Fundación Parte 2. Trilogía original

astounding asimov la casa de el
Portada de “Astounding” para el primer relato de El Mulo. 1949

Llegamos a uno de los puntos culminantes y más fascinantes. Curiosamente, estas novelas, intermedias según la cronología de los ciclos de Asimov, son las que escribió primero. Este artículo continúa a “Isaac Asimov y el Futuro de la Humanidad (IV). Fundación Parte I. Precuelas”.

Así es. Estamos hablando de las tres novelas originales:
“Fundación”, publicada en 1951.
“Fundación e Imperio”, publicada en 1952.
“Segunda Fundación”, publicada en 1953.

Sin embargo, estas fechas son simbólicas, ya que estos relatos fueron escritos y publicados mucho antes de su recopilación en forma de libro. Más adelante desglosaremos las fechas. Como podemos comprobar, la antigüedad de estos libros es notable comparándola con sus precuelas y secuelas, mucho más extendidas, detalladas y complementarias. Dada la complejidad en forma y argumento de la trilogía de la “Fundación”, procuraremos explicar paso a paso y por apartados los aspectos más característicos de estas novelas y su conjunto, sin contar más de lo debido.

NARRATIVA

Como en posteriores novelas de Asimov, la acción transcurre con rapidez y extensos diálogos. La característica precisión lingüística de Asimov le permite decir mucho en poco espacio y es por esa razón que el éxito de sus novelas las haya convertido en un clásico.

LA ENERGÍA ATÓMICA

La tecnología en la que se basan los conocimientos humanos en el universo asimoviano de la saga de “Fundación” es la energía atómica o nuclear, aunque durante la formación del Imperio también era bastante usada. Asimov le otorga tal importancia al vivir justamente en los años de los descubrimientos atómicos más importantes que iniciaron la llamada Era Atómica. Durante la década de los 30 del siglo XX se realizaron los principales descubrimientos sobre el neutrino y la fisión nuclear. En 1940 Asimov tenía 20 años y ya estaba graduado en Bioquímica, por lo que la utilización de la energía atómica como base en sus novelas fue fácil, dada la novedad que constituía para los conocimientos del ser humano. A principios de la década de los 40 comenzó a utilizarse la energía atómica con fines más beneficiosos, como por ejemplo para obtención de electricidad o la construcción de reactores que permitieran sustituir combustible para propulsar medios de locomoción (submarinos, barcos, transportes de cuatro ruedas…), no solo para armas.

chicago pile 1 asimov energía nuclear fundación la casa de el
Ilustración de 1957 donde representa la Chicago Pile 1, creada en 1942

El mismo año de la publicación del primer relato en “Astounding”, “Los Enciclopedistas”, se desarrolló la construcción del primer reactor del mundo que era parte del proyecto Manhattan: el Chicago Pile-1. No nos debe extrañar la aparición de pequeños y grandes artefactos que funcionan a base de energía atómica durante el transcurso de la saga (pequeños utensilios para la vida cotidiana, tales como atomizadores para destruir cigarrillos o pequeños deshechos), así como armas de destrucción (desintegrador atómico para matar, haciendo desaparecer un cuerpo, a modo de pistola) o grandes superficies que contienen colosales generadores de energía atómica que mantienen a todo un planeta. Pero más adelante observaremos los motivos por los que la energía atómica llega a ser un pilar central en estas novelas.

Portada de Astounding para el relato de Bel Riose "Ahora lo Ves..."
Portada de Astounding para el relato de Bel Riose “Ahora lo Ves…”

SITUACIÓN SOCIO-HISTÓRICA

Tras las predicciones de Hari Seldon, en las que se hacía patente la caída del Imperior Galáctico que llevaba en pie 12 mil años, y la creación de la Psicohistoria, el propio Seldon envió un grupo de científicos, psicólogos, historiadores, etc… a Términus para el levantamiento de la Fundación, un proyecto que, a la vez que pretendía reunir todos los conocimientos del ser humano que había acumulado desde que empezó a evolucionar como ser pensante y civilizado, en la llamada Enciclopedia Galáctica -y así protegerlos de su posible pérdida por la caída del Imperio-. También quería que los 30 mil años que iba a durar la decadencia antes del levantamiento de un nuevo imperio se redujesen a tan solo mil años gracias a la Psicohistoria. En este punto finaliza la segunda precuela “Hacia la Fundación”. Sin embargo, “Fundación” comienza un poco antes del final de dicha secuela en forma de añadido para su primera edición en libro, tal como hemos explicado más arriba.

A partir de ahí, unas décadas más tarde, Términus, y por lo tanto, la Fundación, se ha convertido en un planeta donde la ciencia y el saber se han desarrollado al margen de la caída del Imperio, que ha ido lentamente decayendo tanto social como económicamente, con el consiguiente deterioro anímico y mental de las masas humanas. La Fundación tiene en sus manos el poder de la energía atómica, algo que ha comenzado a ser escaso en el resto de planetas de la galaxia. Y en consecuencia, ha propiciado el desarrollo de Términus en muchos aspectos, tanto como para que el comercio haya alcanzado niveles de importancia nunca sospechados. De este modo era de esperar que Términus se convierta en el blanco de varios planetas “bárbaros” que le rodean. Ahora que el Imperio no existe, ha llegado la era del “todo vale” y, planetas antes civilizados, se han convertido en nidos de codicia y ansia de poder y hostilidad. En menos de 1 siglo, el esplendor de la raza humana se ve oscurecido por la ignorancia y decrepitud a lo largo de 25 millones de planetas. Pero solo uno tiene la clave para su salvación. Quedan mil años para que el hombre recupere el control de su destino y felicidad.

fundación asimov la casa de el
Portada de una edición de Fundación

La datación utilizada sustituye a la antigua que había permanecido durante milenios, cambiando la Era Galáctica (EG) por la Era Fundacional (EF) y renumerando desde cero.

Por otro lado, enumeremos otras características de estas novelas. Asimov apenas describe los planetas que recorren sus personajes, solo un esbozo de lo que son, y centrándose, por supuesto, en el aspecto sociológico. Tampoco analiza la personalidad de los personajes, si bien algunos ya son descritos suficientemente por sus acciones. Seguimos sin encontrar robots ni alienígenas. Pero lo que sí que continúa patente es su creencia en el ser humano, el único habitante de toda una galaxia, el centro de milenios de expansión. La prueba de más peso es la propia figura de Hari Seldon, deseando acortar el sufrimiento de la Humanidad todo lo posible, fundando sus colonias y protegiendo la sabiduría acumulada del hombre hasta ese momento.

No cabe duda del género que nos encontramos en la trilogía de las Fundaciones. Aunque el regusto pulp hace que resuenen otros géneros. Las intrigas políticas nos conducen a la novela de intriga; los misterios a los que se enfrentan los protagonistas recuerdan al género detectivesco; y ¿qué podríamos decir del romance? Completamente nulo.

FUNDACIÓN

Tiempo aproximado que abarca: poco más de 150 años desde la muerte de Hari Seldon y el establecimiento de la Fundación en Términus. Año 12069 EG o Cero EF.

Asimov publicó por separado los diferentes capítulos de que consta “Fundación”, salvo el primero, el cual fue añadido más tarde. Estas son las fechas:
“Los Psicohistoriadores”, publicado en 1951, fue un añadido posterior para introducir al lector en “Fundación”.
“Los Enciclopedistas”, publicado en la revista “Astounding” en mayo de 1942. Su título original fue “Fundación”.
“Los Alcaldes”, publicado en junio de 1942 con el título de “Bridle and Saddle” (“La silla y la brida”).
“Los Comerciantes”, publicado en agosto de 1944 como “The Wedge”
“Los Príncipes Comerciantes”, publicado en octubre de 1944 con el título “The Big and the Little”.

Representación idealizada del emblema del Imperio Galáctico: el sol y la astronave
Representación idealizada del emblema del Imperio Galáctico: el sol y la astronave

Los comerciantes de Términus han adquirido tanto poder que la Fundación posee gran dominio económico, además de que los privilegios de los comerciantes son hereditarios, como si de un reino se tratara, por lo que encontramos a descendientes de familias a lo largo de la narración. Estos personajes se verán envueltos en tramas políticas, traiciones y pequeñas intrigas que pondrán en peligro la estabilidad de la Fundación. Sin embargo, gracias a la estrategia, las crisis a las que se enfrenta la Fundación son solventadas con ingenio. Hari Seldon hace acto de presencia en forma de holograma en su cúpula del tiempo cada ciertos años para informar de una nueva crisis y dar una pequeña ayuda a los seguidores y gobernantes de Términus. Los mensajes que dejó en vida, y ahora proyectados décadas más tarde, resultan tan desconcertantes como reveladores.

Sin embargo, la proyección de Seldon revela a sus oyentes la verdadera finalidad de su “Plan Seldon”, algo que deja a todos perplejos. De nuevo, Asimov mueve los hilos de sus motivos ocultos, de la sorpresa del giro inesperado, para encaminar a la narración de un extremo a otro.

Otro ingrediente de esta space opera es la religión. Tras los pasos de Seldon aparecen seguidores que lo tratan como un “santo” -más que como un dios o un mesías-, y con él, surge el ente del Espíritu Galáctico. Adoran a la ciencia y la protegen. Su santuario es Términus. Y hasta el último momento, es esta religión quien mueve los acontecimientos. Asimov no creía en religión alguna y, en cambio, la ha plasmado en varias de sus novelas. Es detacable el hecho de que esta religión no vuelve a mencionarse en las dos siguientes partes de la saga. Llegados a este punto, la Fundación mantiene su estatus de poder y gran potencia.

“-¿No considera que su declaración es desleal? -No, señor. La verdad científica está más allá de toda lealtad o deslealtad”

Isaac Asimov. “Fundación”.

Isaac Asimov - Fundación.e. Imperio la casa de el
Portada de una edición de habla inglesa de Fundación e Imperio

FUNDACIÓN E IMPERIO

Tiempo aproximado que abarca: desde 198 hasta 301 EF.

Asimov publicó por separado las dos partes de que consta este libro, posteriormente editado en un solo tomo.
“El General”, publicado en la revista “Astounding” en abril de 1945, bajo el título “Dead Hand” (“La mano muerta”).
“El Mulo”, publicado en los noviembre y diciembre de 1945 con idéntico título.

El emperador del Imperio Cleón II envía al general Bel Riose para poner fin al poder de la Fundación y encamina a los restos del Imperio Galáctico a una guerra estratégica contra Términus. En este punto haremos una aclaración que en las propias ediciones de este libro nos explica el mismo autor. Dado que Asimov fue también un prolífico historiador -tiene cientos de títulos de ensayos históricos-, para la figura de Bel Riose escogió a Belisario -nótese el parecido del nombre-, el general del emperador bizantino Justiniano I. El motivo es la inspiración en la ascensión y caída del Imperio Romano de Occidente para las sagas de “Fundación”. Si en la primera parte, el Imperio, que había permanecido milenios en lo más alto de su esplendor, empezaba a decaer, la Fundación ascendía en poder, armas, ciencia y cultura gracias a la inteligencia y estrategia del plan Seldon, algo que el emperador no iba a consentir.

Belisario consiguió recuperar territorios perdidos por el Imperio Romano de Occidente y dotar al Imperio Bizantino de mayor grandeza. Tal fue la efectividad de Belisario que el emperador tenía envidia de su ingenio y poder sobre las tropas. Belisario fue, posiblemente, víctima de la envidia: acusado de corrupción con cargos poco fiables, fue encarcelado y más adelante perdonado por Justiniano I. Así es la historia y Asimov la tomó como ejemplo para las tramas de “Fundación e Imperio”. Cuando Bel Riose gana terreno a la Fundación, que se encuentra arrinconada por la fuerza imperial, la historia da un giro por el temor del emperador hacia su magnífico general.

Esta primera parte de “Fundación e Imperio” acaba, lógicamente, con el triunfo arrollador de la Fundación sobre el ya mermado Imperio.

La ciencia de la Psicohistoria permite, mediante ecuaciones matemáticas, la posibilidad de predecir los acontecimientos futuros de la sociedad. Cuanto mayor sea la muestra sobre la que se realiza la predicción, más exactos serán los resultados. La Psicohistoria es más efectiva con mayor número de personas. Esta es la premisa de la ciencia creada por Seldon. Solo que hay un fallo

bel riose asimov la casa de el
Idealización del intrépido general imperial Bel Riose

Un elemento fuera de cualquier predicción, un imprevisto, podría echar abajo todo el plan Seldon. Y la aparición de “El Mulo”, décadas después de la caída definitiva del Imperio, es ese elemento discordante. Otra amenaza más para la Fundación, pero esta vez, de naturaleza sobrehumana. “El Mulo” es un mutante y tiene el poder de actuar sobre las emociones de las personas, de modo que puede invertir los deseos de cualquier enemigo convirtiéndole en su aliado. De esta forma consigue el control de la Fundación, apenas sin fuerza, sin batallas, sin violencia. Y hará todo lo posible por controlar toda la galaxia.

Hasta que una serie de personajes emprende un viaje en busca de información vital para el desarrollo de los acontecimientos: existe una Segunda Fundación que ha estado oculta hasta ahora, dado que Seldon solo anunció públicamente el establecimiento de la Primera Fundación en Términus. ¿Dónde está la Segunda Fundación? ¿Ha estado moviendo los hilos en secreto? ¿Qué pretende?

Volviendo a la búsqueda de la Segunda Fundación, Trántor es el escenario de la culminación de esta obra, donde se dan los hechos más sorprendentes. El final de la novela revela el destino de los personajes de este capítulo y plantea los movimientos para la siguiente parte de la trama. La Fundación y otros planetas en manos de “El Mulo”. La Segunda Fundación perdida en el extremo opuesto a la Primera Fundación. Un dictador megalómano y atormentado por su pasado. Es posible que la clave de la Segunda Fundación se halle en la precuela “Hacia la Fundación”, donde Asimov nos da más que pistas. Durante muchos años el autor nunca nos contó de dónde provenían las gentes de esta otra colonia creada por Seldon, hasta que decidió explicarlo en la precuela. Una conexión directa al Plan Seldon, a sus propias raíces y su propia mente.

Como pudimos comentar en el anterior artículo, la publicación de las precuelas casi 40 años después de la publicación de los libros de las Fundaciones, completa información y complementa el Universo de la Historia del Imperio Galáctico. Muchos cabos sueltos quedaban en los relatos que Asimov escribió durante la década de los 40 y, manos a la obra, elaboró concienzudamente unos hechos cronológicos ingeniosamente perfectos para alegría de los lectores.

La trama de “El Mulo”, que continúa en “Segunda Fundación”, quizá sea la más emocionante. Claves, misterios, aventuras, espionaje… todo se mezcla en un relato inteligente y ambiguo donde nada es lo que parece.

“Era fuerte porque no toleraba súbditos fuertes. Un cortesano que se enriquece demasiado y un general demasiado popular son peligrosos”.

Isaac Asimov. “Fundación e Imperio”.

SEGUNDA FUNDACIÓN.

Portada de Segunda Fundación
Portada de Segunda Fundación, último libro de la trilogía original

Tiempo aproximado que abarca: 302 EF hasta 378 EF.

Asimov publicó por separado los relatos que contienen este libro:

“El Mulo inicia la búsqueda”. Publicada en “Astounding” en enero de 1948 bajo el título “Now you see it…” (“Ahora lo ves…”)

“La Búsqueda de la Fundación”. Publicada entre los números de noviembre y diciembre de 1949 y enero de 1950 bajo el título “…And now you don’t” (“…Y ahora no”).

En la primera parte “El Mulo” se osbsesiona con la Segunda Fundación a pesar de que las pruebas de que existan son pocas. Haciendo oídos sordos se embarca en su búsqueda junto a un general convertido por él, Han Pritcher, y un joven, Bail Channis, el cual afirma tener la manera de encontrar la Segunda Fundación por medio de la lógica y el uso de la astronomía. En esta parte juega un gran papel la estrategia, la inteligencia, las palabras. Se analiza con profundidad la famosa frase que se viene repitiendo desde las precuelas:

“Seldon estableció dos colonias de científicos a las que llamó “Fundaciones”. Las colocó deliberadamente en extremos opuestos de la galaxia”.

Por lo tanto, “El Mulo” cree firmemente en la existencia de la Segunda Fundación e incluso llega, con sus acompañantes, al planeta Tazenda, que encierra serias sospechas de ser el planeta que alberga a los misteriosos integrantes de la segunda colonia creada por Seldon. A lo largo del relato asistimos a pequeños interludios donde conocemos a los Oradores, que no son nada más ni menos que los maestros de la Segunda Fundación, sin brindarnos apenas información. “El Mulo” continúa de pie y pisándole los talones a la Segunda Fundación, a la que procura destruir inmediatamente después de localizarla. El elemento sorpresa al que nos tiene acostumbrados Asimov y que por lo general muchos no conseguimos advertir a tiempo, hasta que es demasiado tarde, da carpetazo final con la derrota de “El Mulo”, y su mísero retiro, a manos de la Segunda Fundación, que ha demostrado su poder y su afán por proteger el plan Seldon. La Fundación vuelve a ocupar su lugar como planeta dominante. Quedan todavía unos 650 años para que se cumplan los cálculos de la Psicohistoria y se eleve el Segundo Imperio bajo la protección permanente de las Fundaciones. Pero, ¿será eso posible?

el mulo asimov segunda fundación la casa de el
Idealización de El Mulo para las novelas de Asimov

Finalmente, el último relato, casi una novela por su extensión, se sitúa unos 70 años después de la búsqueda de la Segunda Fundación por parte de “El Mulo”, el cual falleció hace mucho tiempo. Un grupo de neurólogos de Términus quiere encontrar la Segunda Fundación. Envían a uno de los suyos a investigar a Kalgan, pero Arcadia, la nieta de Bayta Darrell, la mujer que derrotó a “El Mulo” en Trántor tiempo atrás, se las ingenia para acompañar a este científico y cambiar el rumbo de los acontecimientos. Tras su huida, Kalgan declara la guerra a la Fundación pero pierde. La niña Arcadia, perdida por los planetas desde hace meses, y su padre pensando en que ya nunca volverá a verla, es el elemento clave para la resolución de los conflictos y para la interactuación entre las dos Fundaciones. Mientras la Primera ve a la Segunda como una amenaza, la Segunda debe tratar de salvar todo el plan Seldon. De magnitud épica, esta última narración de la trilogía original de las Fundaciones nos ofrece un gran espectáculo detectivesco. Los neurólogos de Términus plantean teorías acerca de la ubicación de la Segunda Fundación. Con la maestría que solo Asimov ha demostrado, finaliza esta parte de la historia de la Humanidad.

¿Dónde está la Segunda Fundación? ¿Cuál es su misterioso poder? ¿Por qué le teme la Primera Fundación? ¿Cuál era el verdadero Plan Seldon? Para eso, tenéis que leer estas tres magníficas novelas.

“Todo el Universo fue en un tiempo guiado desde esta roca; todos los caminos de las estrellas conducían aquí. “Todos los caminos llevan a Trántor -reza el viejo proverbio-, y aquí es donde terminan todas las estrellas””.

Isaac Asimov. “Segunda Fundación”.

michael whelan fundacion asimov la casa de el

EPÍLOGO

En conjunto, estos primeros libros de Asimov representan el germen de casi toda su obra de novelas, aunque no fue hasta décadas más tarde cuando ideó unir cronológicamente esta saga en un mismo universo. De ahí que se  puedan encontrar errores en algunos datos, puesto que Asimov no tenía en mente un plan argumental.

También encontramos fallos en datos científicos, ligeramente excusables, dada la antigüedad de la época en que vivió el autor, que debía regirse por los conocimientos del momento.

Esta trilogía de las Fundaciones ganó en 1966 el premio Hugo a la mejor serie de ciencia ficción.

El Ciclo de las Fundaciones continúa en “Los Límites de la Fundación” y “Fundación y Tierra”, últimas novelas que entran oficialmente en la cronología, las cuales tendrán también su correspondiente artículo en La Casa De El. Son más extensas que la trilogía original y nos sumergen en el pasado, presente y futuro de la galaxia.

Nuevamente me despido deseando que os haya gustado este artículo y estoy abierto a correcciones. Si he omitido hechos concretos es porque no deseo destripar mucho estas novelas por si algún lector o lectora desconocedor de las mismas decide ponerse manos a la obra, y sería demasiado descortés por mi parte explicar todo lo que ocurre, desvelar los misterios. Casualmente, son estos misterios el punto central del interés en las narraciones de Asimov.

Próximo Artículo: Fundación. Secuelas

BIBLIOGRAFÍA

A continuación enumero las ediciones de los libros que he leído y las fuentes de internet que he consultado para guiarme en todos mis artículos.

“Fundación”. Plaza y Janés Editores, 1989. Colección Gran Reno Ciencia Ficción 101-01. Traducción de Pilar Giralt. ISBN: 978-84-01-92101-8

“Fundación e Imperio”. Plaza y Janés Editores, 1987. Colección Gran Reno Ciencia Ficción. 101-02. Traducción de Pilar Giralt. ISBN: 978-84-01-92101-8

“Segunda Fundación”. Plaza y Janés Editores, 1986. Colección Gran Reno Ciencia Ficción. 101-03. Traducción de Pilar Giralt. ISBN: 978-84-01-92923-6

-Para información adicional Wikipedia

-Para las cronologías Taringa

-Para información de las ediciones la web Tercera Fundación

[review]

Spiderland Cómics, en Elche (Alicante). Tenemos cómic, manga, merchandising de tus series favoritas. Amplio surtido en Hama Beads: colores, placas, sets, figuras y trucos, promociones, concursos... y los mejores precios. La atención que buscas la tienes aquí, en la cueva friki de Spiderland que no debe faltar en ninguna ciudad.

¡No te vayas sin comentar!