El Videoclub: Flash Gordon

Flash Gordon

El 7 de enero de 1934, el guionista Don Moore (cuyo nombre nunca apareció en las viñetas) y el dibujante Alex Raymond crearon a Flash Gordon (conocido como Roldán el temerario en Latinoamérica) para competir con las aventuras de Buck Rogers. El personaje apareció como el protagonista de una página dominical del periódico “King Features Syndicate“. Dado su éxito, después de los autores originales, muchos otros han contribuido a continuar su leyenda. Este ficticio jugador de fútbol americano de los “New York Jets” constituyó el mayor símbolo visual de la ciencia ficción hasta la aparición de “Star Wars”.

La verdad es que Flash Gordon es un personaje bastante peculiar: no tiene ningún tipo de poderes, ya que no se trata de ningún superhéroe, sino de un deportista; pero eso no le impide convertirse en el salvador de la humanidad. Debido a su condición de humano normal, no tiene una doble identidad, ni ninguna necesidad de ocultar su rostro.

En los años 30, Flash Gordon llegó a protagonizar tres seriales televisivos. Su siguiente aparición en el mundo audiovisual fue en 1970, gracias a una poco destacable versión de dibujos animados realizada por Filmation. No fue hasta 1980 que Mike Hodges se encargó de dirigir la adaptación fílmica de este popular héroe al que da vida Sam J. Jones. Junto a él, destacan Melody Anderson como Dale Arden, Chaim Topol en el papel del científico chiflado Hans Zarkov (que resulta no estar tan loco), Max Von Sydow interpretando al malvado Emperador Ming y Ornella Muti como la Princesa Aura (hija del villano). También cabe resaltar la presencia de Timothy Dalton, que da vida a al Principe Barin, siete años antes de saltar a la fama, al meterse en la piel del famoso espía británico James Bond.

La película, bastante fiel a los cómics, nos cuenta como Flash y Dale, engañados por el científico Hans Zarkov, viajan junto a él al planeta Mongo, para acabar con los planes del malvado Emperador Ming, que desea destruir la Tierra porque considera que sus habitantes pueden suponer un obstáculo en su conquista del universo.

Aunque aparte del nombre, este personaje no tiene ninguna relación con el velocista escarlata de DC (y menos aún con Eugene Thompson de Marvel), en algunas de las camisetas que viste nuestro protagonista  y en el logotipo de la colección también podemos observar un rayo.

logotipo-flash

Aunque la película tiene un tono algo infantil, como se puede comprobar en las motivaciones del villano (que es malo porque sí), puedes disfrutar de ella si la ves sin prejuicios. Además, al no llegar a las dos horas de duración y tener bastantes dosis de humor, se hace bastante llevadera. A esto hay que añadir que tiene una banda sonora muy chula y pegadiza que podemos disfrutar en los momentos de acción del film, gracias a grandes artistas como son Queen y Howard Blake. Tambíén cabe destacar que fue candidata a conseguir seis premios: tres Saturn (mejor disfraz, mejor película de ciencia ficción y mejor actriz de reparto) y tres Bafta (mejor diseño de disfraz, mejor bada sonora original y mejor diseño artístico). Desgraciadamente, no logró ninguno. Sin embargo, Sam J. Jones también fue nominado en la 1st Golden Raspberry Award como candidato a peor actor, aunque, por fortuna, debió de haber alguien que realizó una interpretación más nefasta.

El punto más negativo de la película lo encontramos en las pobres caracterizaciones de algunos personajes tan típica de los ochenta, como es el caso de los lagartos humanos. Aunque también hay que reconocer que algunos están muy bien logrados. Ese es el caso de los Hombres Halcón que aparecen, que nos hacen recordar a los habitantes del planeta Thanagar del Universo DC.

Hombres Halcón

La aparición de Flash Gordon en el mundo audiovisual no termina aquí. Se realizó otro telefilm en 1982, titulado: “Flash Gordon: La más grande aventura de todas” y, cuatro años más tarde, participó como miembro de los Defensores de la Tierra en una serie animada en la que lideraba un equipo del que formaban parte otros personajes de cómic como el Fantasma o el mago Mandrake. Hearst Entertaiment volvió a recuperar al personaje en una nueva versión de dibujos en 1996, el director Stephen Sommers logró hacerse con sus derechos en 2004 y la cadena Scifi Channel empezó una nueva producción de Flah Gordon tres años después, en la que las naves espaciales habían sido sustituidas por portales de comunicación y Ming había perdido los rasgos orientales que tanto le caracterizaban.

Se ha especulado mucho sobre una nueva versión fílmica del jugador de fútbol americano. Hubo rumores de que George Lucas se iba a encargar de ella y que contaría con Brad Pitt para el papel protagonista. También se dijo que podría ser Sony la que llevara a cabo el proyecto, con Breck Eisner en la silla del director.  Actualmente, los derechos están en manos de 20th Century Fox. Patrick McCay y J. D. Payne son los nuevos guionistas. A juzgar por el buen trabajo que han hecho con la nueva versión de “Star Trek”, todo parece indicar que el futuro de Flash Gordon está en buenas manos, pero habrá que esperar a ver la película acabada para poder asegurarlo.

[review]

2 Comentarios

¡No te vayas sin comentar!