Isaac Asimov y el Futuro de la Humanidad (VI y última). Fundación Parte 3. Secuelas

PRÓLOGO

El siguiente artículo continúa del anterior: “Isaac Asimov y el Futuro de la Humanidad (V). Fundación Parte 2. Trilogía Original”.

Creo que fue hace 12 años aproximadamente cuando escuché hablar por primera vez y concretamente de la saga de libros de la Fundación, y con ella, asociado el nombre de Isaac Asimov, quien al menos sí me era conocido. La descripción a grosso modo que me hicieron de esta saga fue sencilla y escueta: “a lo largo de más de 10 libros se desarrolla, en distintas épocas y con diferentes argumentos, una serie de historias que narran los acontecimientos en el futuro de los seres humanos, su expansión por la Galaxia, conflictos, la creación de imperios… Pero que quedó incompleta por la muerte del autor”.

¿Realmente habría quedado incompleta? Bien podría bautizarse a los libros de Asimov como una “historia interminable” donde cada pocos siglos continúa la narración en uno u otro punto, en cualquier planeta, de la historia de un imperio galáctico que se alza como una nube y cae con la misma fuerza que una montaña sobre el suelo árido de un desierto. Asimov, como hemos comentado en otras ocasiones, no decidió unir el grueso de sus novelas en un mismo universo, hasta que en los años ochenta, oficialmente declaró estos libros como partes de un todo. La extensa obra que fue desarrollando desde hacía cuarenta años adquirió, inconscientemente y con sus inevitables incongruencias, una unidad total, llevando a cabo diversas ampliaciones con precuelas y secuelas.

En definitiva, no fue hasta la lamentable muerte de Asimov cuando todos los títulos pudieron por primera vez leerse en orden. La segunda precuela de “Fundación”, titulada “Hacia la Fundación”, se publicó en 1992, meses después de la defunción de su autor, que contaba con 72 años. Si aquella transfusión de sangre desafortunada no hubiera estado contaminada, quizá nos habría regalado más títulos que ampliaban y completaban, o simplemente continuaran, esa maravillosa saga, durante diez o quince años más.

La Tierra desde el Espacio
La Tierra desde el Espacio

Este artículo es el último de la serie que La Casa De EL dedica a la saga de ciencia ficción más longeva y asombrosa de la literatura del siglo XX. Aquí termina el viaje de más de 20 mil años de aventuras, intrigas, revoluciones, guerras, romances, evolución, explosiones tecnológicas, descubrimientos, viajes interespaciales, asombrosas revelaciones… ¿Quién no deseará recorrer con su mente todos los intersticios de la aventura humana de la mano de robots que aman y sienten, de estrellas que mueren, de millones de seres enloquecidos, de viajes en el tiempo, de sociedades increíbles, naves imposibles…?

Es ahora cuando me convierto en un robot del amanecer y surco siglo a siglo cada paso del hombre en ese mar espacial tan limpio y virgen, pero cercano, del que formamos parte. En la inmensidad del Universo a la vista miro al cielo nocturno y reconozco Aurora, Trántor, Términus, Tyrann y a sus héroes y villanos como Elijah Baley, Hari Seldon, Golan Trevize, R. Daneel Olivaw, El Mulo, Salvor Hardin… tan reales como las estrellas cuyo fulgor contemplamos desde hace milenios.

¿Viajó realmente Asimov en el tiempo a todos esos siglos venideros? ¿Vivió la expansión de la Humanidad a otros planetas y finalmente, hacia toda la galaxia? ¿Son los libros que conforman esta saga su canto a la paz entre los seres vivos de este Planeta, su legado de amor a la ciencia, un aviso de nuestro comportamiento y sus consejos para poner fin al odio, la envidia y el rencor? En “Los Límites de la Fundación” y “Fundación y Tierra” se encuentran los enlaces al pasado y las respuestas que no alcanzamos a entender.

“Solo hay una guerra que puede permitirse el ser humano: la guerra contra su extinción”.

Isaac Asimov.

Representación de Asimov
Representación de Asimov

LOS LÍMITES DE LA FUNDACIÓN (1982). Ganadora de los premios Hugo y Locus en 1983.

FUNDACIÓN Y TIERRA (1987).

Dos novelas le bastaron a Isaac Asimov para cerrar varios interrogantes en su saga. Como bien hemos indicado anteriormente, con estas novelas conjugó la unión de todas las anteriores a pesar de los fallos en fechas y datos que indican que nunca tuvo la idea de que las diferentes sagas formaran una historia compacta.

Asistimos, después del paréntesis de la saga original de la Fundación, a una descripción básica pero muy descriptiva de algunos mundos, en particular vemos por primera vez Términus como una ciudad política, social y culturalmente estable. Asímismo muchos de sus personajes son tratados con profundidad. Ahora Asimov tenía la excusa para entretenerse a formar los cuadros de sus criaturas, ya que estos libros cuentan con 400 páginas aproximadamente cada uno.

La acción comienza en el año 498 EF. Faltan 500 años para finalizar el Plan Seldon. Términus, y por consiguiente, la Fundación, ha alcanzado un grado de avance tecnológico inusual en el resto de la Galaxia que le permite la miniaturización de objetos y la computerización de máquinas y naves.

La hostilidad entre la Primera y la Segunda Fundaciones es el marco principal donde se desarrolla “Los Límites de la Fundación”. A esto se añade la descripción interna, la forma y cometido de la Segunda Fundación. Ellos también son seres humanos, capaces de ser hostiles o benignos. ¿Por qué unos organismos fundados por Hari Seldon se disputan el poder de la galaxia de forma tan contundente? ¿No fueron establecidos para el bien de la Humanidad? Entre todo este caos, Golan Trevize, un consejero de Fundación, es detenido por fomentar contrariedades del Plan Seldon públicamente.

Nuestra Galaxia
Nuestra Galaxia

Por ello es enviado, junto al historiador Janov Pelorat, a buscar la Tierra. De nuevo enlaces con las antiguas novelas. Sin embargo, el viaje es una excusa que va más allá de lo que los protagonistas creen, incluso más allá de las intenciones de la Segunda Fundación, ya que existe un ente desconocido que está interfiriendo en los planes de los dos frentes. ¿Qué puede haber más poderoso que los mentalistas de la Segunda Fundación?

En estas novelas encontramos otro ingrediente inusual en el resto desde “Los Robots del Amanecer”, aunque, curiosamente, estos libros fueron escritos en el mismo período y con meses de diferencia. Se trata del sexo, donde, de forma natural, abierta y específica –que no explícita-, trata esta costumbre como algo inserto en la naturaleza humana y de todo ser vivo, además de hacerlo con mucho humor.

Si bien el viaje, de inesperado final en “Los Límites de la Fundación”, nos adentra en una red de intenciones y motivaciones que desembocan en un descubrimiento asombroso dejando el hilo central inconcluso, en “Fundación y Tierra” se confirma el misterio que hay detrás de los movimientos de todos los personajes que no son, sino, piezas de una fuerza monumental y antigua. El Plan Seldon, y por consiguiente, toda la trama de las Fundaciones, da un giro contrario a la historia, encauzándola a algo más grande que las predicciones de la Psicohistoria de Seldon. Las largas argumentaciones sobre la validez del Plan Seldon, las vueltas y revueltas a sus dos puntos de vista –el contrario y el empático- sirven de fondo para que el lector recapacite sobre lo que está leyendo. Y finalmente, un punto de vista nunca antes trabajado por Asimov en estas obras, es incluido en la trama.

Podríamos hablar de una corriente llamada Bio-organicismo, en auge en el siglo XX en filosofía y sociología, pero nacido a duras penas entre los siglos XVIII y XIX. El Bio-organicismo, del que no nos entretendremos a hablar, según la Enciclopedia de Política de Rodrigo Borja, “sostiene que la sociedad es un organismo vivo, con entidad y existencia propias, que obedece a leyes especiales -biológicas- y que, en su conjunto, difiere de los individuos que la componen.” Existen corrientes que otorgan a estas partes del organismo atributos biológico-comparativos que sin duda no fueron del éxito de la comunidad científica. Únicamente el Bio-organicismo concede a los individuos sociales su condición de “individualidad” por sí solos.

Increíble representación de una escena de "Fundación y Tierra", por Michael Whelan
Increíble representación de una escena de “Fundación y Tierra”, por Michael Whelan

Al respecto habría que añadir la Hipótesis Gaia, una teoría creada por el científico James Lovelock en 1979, la cual afirma que “la atmósfera y la parte superficial del planeta Tierra se comportan como un todo coherente donde la vida, su componente característico, se encarga de autorregular sus condiciones esenciales tales como la temperatura, composición química y salinidad en el caso de los océanos. Gaia se comportaría como un sistema auto-regulador (que tiende al equilibrio)”. Esta teoría se ajusta más a las novelas que nos ocupan pero el Bio-organicismo posiblemente la complementaría incluyendo a la sociedad humana como una parte más importante en la cadena de la vida.

Si alguien se siente perdido con estas afirmaciones que no se preocupe. Ya hemos dicho en más de una ocasión que, si bien los libros de Asimov entretienen y pueden leerse con tal fin, también tienen doble lectura, la que hay debajo de sus palabras y las acciones de los personajes. ¿Por qué hablamos del Bio-organicismo y la Hipótesis Gaia en este artículo? “Los Límites de la Fundación” tiene la clave para comprender el motivo por el cual se podría afirmar que existe una ligera relación entre estas teorías y las increíbles revelaciones e intenciones que asoman en esta primera secuela que, indudablemente, continúa en la siguiente en el momento exacto en que esta acaba.

Volvemos a la importancia de la ciencia y la historia en el Universo de Asimov. Asistiremos a un festival de mitos, leyendas, investigaciones históricas –siempre relacionadas con la “mitología” de estas novelas-. En el futuro de Asimov, la cultura, en términos artísticos e históricos, jamás se extingue y posee tanto poder como la tecnología.

Y para finalizar, en “Fundación y Tierra” emprendemos un viaje en busca de la Tierra y del pasado donde, en conjunto, se atan cabos sueltos a lo largo de los 40 años en los que Asimov dio forma a estas novelas, unificándolas en un todo uniforme a pesar de las incongruencias. Se remonta a los libros de los Robots, sondea en la trilogía del Imperio, indaga en la trilogía de “Fundación” e, incluso, se atreve a dar un paso más: conectar los hechos actuales con “El Fin de la Eternidad” (1955), un libro que nunca tuvo pretensiones de formar parte de la historia de las Fundaciones pero que, oficialmente, no tiene nada que ver.

Se encauza la trama a un destino final diferente al esperado, que no podríamos sospechar, respecto a la Humanidad y la Galaxia entera.

“Solo si cumplimos las reglas que suponemos justas y razonables, ninguna de ellas podrá sostenerse, pues siempre habrá alguien que las considerará injustas e ilógicas”.

Isaac Asimov. “Fundación y Tierra”.

Asimov acompañado de Michael Whelan
Asimov acompañado de Michael Whelan

EPÍLOGO

Han pasado 22 años desde la muerte de Isaac Asimov. Muchas de sus novelas tienen aún vigencia en cuanto a cientificidad –aunque parte de ella esté obsoleta por los descubrimientos posteriores- y siguen siendo leídas por millones de lectores en todo el mundo. No podemos negar que la titánica obra contenida en las 14 novelas pasará a formar parte de la cultura de la ciencia ficción. Recomendamos absolutamente su lectura y la revisión de todo el material disponible en internet sobre el autor en general y sobre esta saga en particular.

Deseamos que lo hayáis pasado bien leyendo estas reviews. Gracias por habernos seguido.

BIBLIOGRAFÍA

“Los Límites de la Fundación”. Plaza y Janés, 1989. Colección Gran Reno. 480 páginas. Traducción: María Teresa Segur Giralt. ISBN: 978-84-01-92101-8

“Fundación y Tierra”. Plaza y Janés. 1987. 400 páginas. Traducción: J. Ferrer Aleu. ISBN: 978-84-01-32217-0

-Otros contenidos:

Enciclopedia de la Política Rodrigo Borja (web)

Wikipedia.

Todas las conclusiones y opiniones de estos artículos pertenecen al autor de los mismos. Si no es mencionado lo contrario, no existe, oficialmente, nada que otorgue validez a estas afirmaciones.

[review]

Spiderland Cómics, en Elche (Alicante). Tenemos cómic, manga, merchandising de tus series favoritas. Amplio surtido en Hama Beads: colores, placas, sets, figuras y trucos, promociones, concursos... y los mejores precios. La atención que buscas la tienes aquí, en la cueva friki de Spiderland que no debe faltar en ninguna ciudad.

2 Comentarios

  1. He leído toda la saga de la fundación justo la leía cuando comenzaron estos artículos, tras las saga leí la saga de los robots en la cual estoy en el ultimo libro. Nunca había pensado en leerlas, la ciencia dficcion no me eran especialmente atrayentes, pero ahora que las he leído puedo decir al respecto que son increíbles y las recomiendo a cualquiera sin distinción de gustos.

  2. Gracias por el comentario Spartanpajaros, y de verte de nuevo por aquí. Espero que estos artículos hayan ilustrado bien, en la medida de lo posible, lo que ya has leído. Me alegro que estos libros te estimulen a leer más ciencia ficción.

¡No te vayas sin comentar!