‘Deadworld: La última siesta’

Deadworld: La última siesta

Allá por el año 1987, Stuart Kerr y Ralph Griffith crearon ‘Deadworld‘, una serie de cómics que se convirtió rápidamente en un éxito y una obra de culto del cómic independiente. Pero, ¿qué tiene de particular ‘Deadworld’? Varias cosas, pero principalmente, que la historia que cuenta tiene a los ahora famosos zombis como protagonistas. Y recalcamos lo de ‘ahora’ famosos, porque muy posiblemente el ‘boom’ del género comenzó con la ‘Guerra Mundial Z‘ y la ‘Guía de supervivencia‘ de Max Brooks, pero, sobre todo, con ‘The Walking Dead‘ (‘Los muertes vivientes’ en España’) de Robert Kirkman. Cuando en 2003 aparecía el primer cómic de Kirkman y Adlard, la serie ‘Deadworld’ ya tenía un gran camino recorrido, y eso que un cómic sobre zombis, no era algo tan común como lo es ahora, que salen zombis hasta de debajo de las piedras. Por ello, podemos decir que ‘Deadworld’ y Gary Reed, el cual tomó el relevo de Kerr y Griffith en el número 12 de la serie, son los auténticos padres de la gallina de oro en la que se ha convertido el cómic de Kirkman por sentar un precedente en una época en la que el riesgo de crear un cómic de este género, era mucho mayor y por abrir el camino para el fenómeno en el que se ha convertido hoy por hoy el género de zombis.

Deadworld: La última siestaSin embargo, el cómic que ahora nos ocupa, si bien es verdad que forma parte de universo de ‘Deadworld’, no pertenece a una serie, sino que es una historia autoconclusiva, por lo que resulta muy interesante para aquellos que aún no hayan tenido la oportunidad de leer nada de la serie, pues no será necesario conocer nada sobre la misma. El único personaje que también nos encontramos en ‘Deadworld: La última siesta‘, el cual también aparece en la serie original es el Rey Zombi, quien podemos decir que es el auténtico protagonista de la historia.

Gary Reed, quien es el guionista junto a Gary Francis en esta historia, nos traslada hasta el pueblo de Juárez en México. Aquí un grupo de mafiosos quienes, antes del apocalipsis zombi, eran los máximos magnates del negocio de la droga, se han erigido en los líderes del pueblo, estableciendo nuevas leyes y manteniéndose a salvo de las hordas de zombis lideradas por el Rey Zombi, gracias a los helicópteros que usan lanzándoles bombas para repeler sus ataques.

Por otro lado, un misterioso vagabundo, conocido como Raga el asesino, sobrevive en el desierto y, aunque es tratado como un paria, requieren de sus servicios en Juárez para hacer frente a los zombis que están al acecho. Aun así, tal como decíamos, el auténtico protagonista es el Rey Zombi. Esto se debe a que, a en otros cómics y novelas los zombis son parte de la historia y son un peligro cuando están en grandes grupos, pero por sí solos, no tienen ninguna clase de protagonismo y el peligro que suponen es muy bajo debido a sus movimientos lentos, torpes y su falta de inteligencia. En contraposición, en este cómic el Rey Zombi tendrá un gran protagonismo por ser un zombi inteligente, con propósitos, metas e intenciones (aunque la intención de este, se base principalmente en conseguir armas y helicópteros) y una gran capacidad de liderazgo al ser el comandante en jefe de la horda de zombis que asola el planeta.

La última siesta_muestraNo hay duda de que el elemento del Rey Zombi como parte clave de la historia, da mucho juego, no solo por la novedad de presentar a un muerto viviente de estas características, sino por situaciones cómicas que se presentan a lo largo de la historia, lo cual es algo que da un aire fresco y peculiar al argumento, en contraposición con ‘The Walking Dead’ de Kirman, cuyo contenido es mucho más dramático. Prueba de estas situaciones cómicas son, por ejemplo, las absurdas ‘conversaciones’ que tiene con sus compañeros zombis y las grandes dosis de humor negro que nos impresionarán a la vez que nos arrancarán una sonrisa. A este respecto, merece una mención especial el extraordinario y sorprendente final de la obra.

Por otro lado, el dibujo de Mark Bloodworth también está a un nivel muy alto. Sus personajes tienen una gran cantidad de detalles. Sabe reflejar perfectamente sus características y valores en los rasgos los rostros de cada uno. También refleja la brutalidad de los zombis con escenas realmente impactantes. Además, se complementa de forma excepcional con Gary Reed y Gary Francis al contarnos en la viñeta lo que se deja el autor en los bocadillos, manejando de forma magistral el espacio entre viñetas. De este modo, podemos seguir fácilmente lo que Bloodworth nos cuenta en sus dibujos gracias al excelente orden y al tiempo que marcan el paso de una viñeta a otra.

La edición de Tyrannosaurus Books de ‘Deadworld: La última siesta‘, se presenta en formato rústica con portada a color e interior en blanco y negro de 108 páginas a un precio de 13,50€. Esta edición presenta una introducción de Gary Reed y en la parte final, unas pequeñas biografías de los autores, así como un artículo sobre la serie ‘Deadworld’. En su contraportada, se presenta su sinopsis, así como algunos comentarios de varios medios sobre esta historia. Como punto negativo de la edición, cabe mencionar el hecho de que nos encontraremos con alguna falta ortográfica de vez en cuando aunque, en su mayoría, no son faltas que dificulten su lectura.

Por tanto, tanto si habéis seguido ‘Deadworld’ como si no, esta es una obra 100% recomendable, para todos los amantes del cómic del género. Una obra de alta calidad, tal como reflejan los años que lleva a sus espaldas.

Gary Reed nació y creció en Detroit, Michigan. Se graduó en la Eastern Michigan University con un Master en biología especializado en genética molecular. Es autor de muchos títulos, entre los que destacan, ‘Deadworld’, ‘Saint Germaine’, ‘Renfield’ y ‘Baker Steet’. También ha escrito guiones cinematográficos, cuentos, juegos de rol y el tratamiento para un videojuego. Fue el editor de Tranfuzion Publishing y actualmente lo es de Caliber Comics, editora que ha publicado más de 1300 cómics y alrededor de 70 novelas gráficas hasta la fecha. Además de ser uno de los organizadores del Detroit Fanfare.

Mark Bloodworth fue el creador del cómic criminal urbano ‘Nightstreets’ de Arrow Comics en los años 1985 a 1989. Tras esto, se encargó del dibujo de ‘Deadworld’ a principios de los 90.  En 1991 fue contratado por Marvel Comics para crear el diseño del personaje, ilustraciones y la historia para el ‘Hellraiser’ de Clive Barker. También ha sido ilustrador de ‘Jack The Ripper’, ‘Raven Chronicles’, ‘The Ripper Legacy, ‘Abel’ y ‘Midnight’. Recientemente ha trabajado como ilustrador en la serie de libros infantiles ‘Short Tales’.

[review]

Deadworld: La última siesta

Deadworld: La última siesta

En las afueras del polvoriento y remoto pueblo de Juárez, México, nuevas leyes han reemplazado a lo que una vez fue llamado civilización. Uno de los portadores de esta nueva ley es un misterioso vagabundo, Raga, conocido simplemente como el asesino. No ha existido nada, vivo o muerto, que no haya matado. Ahora, tiene un nuevo reto… El Rey Zombie y sus hordas de muertos vivientes. Puedes ser capaz de matar lo que ya está muerto, pero ¿cuántas veces?

Fan de Rocky, Superman y, en definitiva, el buen cine, tanto moderno como clásico. Disfruto con un buen libro así como leyendo a Mark Waid o a Alan Moore y viendo dibujar a Alex Ross o los Romita entre otros. También disfruto con videojuegos tanto actuales como de antaño con las consolas de 8 y 16 bits y me entusiasman las series tipo sitcom o de ciencia ficción. @GigioPoloux

¡No te vayas sin comentar!