El Videoclub: ‘Batman: Asalto en Arkham’ (DVD)

escuadron-suicida

La compañía DC Comics tiene la costumbre de realizar adaptaciones de sus mejores historias a dibujos animados. Sin embargo, el film que nos ocupa es un caso excepcional, ya que se trata de una aventura inédita creada para cubrir los huecos existentes entre dos videojuegos: “Batman: Arkham Asylum” (2009) y “Batman: Arkham Origins” (2013).

Aunque se trate de una película del caballero oscuro, los verdaderos protagonistas son los miembros del Escuadrón Suicida, un grupo compuesto por peligrosos criminales, que trabajan para el gobierno bajo las órdenes de Amada Waller, a cambio de conmutar parte de sus condenas.

Los integrantes del equipo que aparecen en el film son:

Louise Lincoln (Killer Frost): Segunda encarnación de la supervillana, tras la muerte de Crystal Frost. Se metió en una cámara de congelación para lograr el mismo dominio del hielo que su fallecida amiga. Su mayor deseo es vengarse del superhéroe Firestorm, al que considera culpable de lo sucedido.

Nanaue (King Shark): Natural de Hawai, este extraño humanoide con forma de escualo es hijo de una mujer humana y de Kaikea, un dios tiburón legendario. Su presa favorita es Superboy.

Eric Needham (Black Spider): Tras haber asesinado accidentalmente a su padre, por culpa de su adicción a las drogas, este arrepentido ladrón llevó a cabo una lucha encarnizada contra los narcotraficantes aunque, ocasionalmente, se haya aliado con otros villanos. Debido a sus métodos asesinos, Batman ha tenido que enfrentarse varias veces con él.

George Harkness (Capitán Boomerang): Hijo no reconocido de un juguetero americano, este villano utiliza los artefactos arrojadizos como armas mortíferas. Uno de sus mayores enemigos es Flash.

Anatoli Knyazev (KGBestia): Miembro de una organización soviética secreta llamada “El Martillo”, grupo que Mijaíl Gorbachov decidió abolir al considerarlo incontrolable. Su mayor enemigo es Batman. Este villano es asesinado al principio del film, al negarse a trabajar para Waller.

Harleen Quinzel (Harley Quinn): Antigua psiquiatra de Arkham, que cambió de bando al ser seducida por la mente psicópata de uno de sus pacientes: el Joker. Aunque la relación entre ambos personajes es bastante peculiar, los dos tienen algo en común: su  odio por el caballero oscuro.

Batman.Assault.on.Arkham.Harley

Floyd Lawton (Deadshot): Aunque su primera aparición fue como luchador contra el crimen, más tarde se reveló que su intención era reemplazar al hombre murciélago. Tras ser desenmascarado por el superhéroe de Gotham y el comisario Gordon, fue encarcelado. Cuando su condena finalizó, lejos de reformarse, decidió trabajar como asesino a sueldo.

Según podemos ver en la película, el grupo de villanos, al ser engañados por Waller para infiltrarse en Arkham, lleva a cabo una verdadera misión suicida para recuperar el bastón del Acertijo, en cuyo interior se haya información que a Amanda no le interesa que salga a la luz. Sin embargo, todo es una vil treta y Killer Frost es la única que sabe el verdadero motivo por el que se han colado en el asilo: matar a Edward Nygma. Lo que la villana ignora es que el motivo por el que Waller quiere que se lleve a cabo el asesinato es porque ese recluso es el único capaz de desactivar los collares controladores explosivos que Amanda le ha puesto a todo el equipo. Cuando se descubre la verdad, la situación cambia drásticamente y aún se complica más cuando Batman irrumpe en la escena.

Aunque el Escuadrón Suicida sean las verdaderas estrellas del film, no son los únicos enemigos del hombre murciélago que se dejan ver en la película. Además del Acertijo, entre los famosos villanos del héroe de Gotham encontramos al Pingüino, a Bane, a Dos Caras y a Hiedra Venenosa. Por supuesto, tampoco puede faltar el mayor contrincante de Batman: el Joker (o el Guasón, que es como lo llaman en la película, ya que el doblaje es sudamericano).

Pese a ser un film de dibujos animados, dista mucho de ser un producto infantil. La calificación  por edades la considera como apta para mayores de 12 años y las cabezas que explotan sumadas a la clara relación sexual entre Harley Quinn y Deadshot despeja todas las dudas que podamos tener sobre dejársela ver a los niños.

asalto-en-arkhamEn resumen, “Batman: Asalto en Arkham” (2014) resulta bastante entretenida y gustará a los fans del hombre murciélago. Su mayor inconveniente es que dura poco más de una hora. No obstante, si queremos disfrutar un poco más, la edición especial del DVD de dos discos nos ofrece cuatro interesantes extras:

-Un adelanto del futuro largometraje animado de DC: “Liga de la Justicia: Trono de Atlantis“.

-Un documental titulado: “La reina del Joker: Harley Quinn“.

-El episodio animado de la serie “La Liga de la Justicia Ilimitada” (2004 – 2006) llamado: “El Equipo X” (donde podemos ver a algunos de los miembros del Escuadrón Suicida, unidos a otros compañeros que no aparecen en el film).

-El capítulo de la serie de dibujos animados “La Joven Liga de la Justicia” (2010 – 2013), que lleva por título: “Infiltrado“.

Como ocurre con todos los DVDs de procedencia americana, el contenido extra se encuentra en inglés, con posibilidad de verlo subtitulado en diversos idiomas.

[review]

10 Comentarios

  1. La película me gusto, pero debería haberse llamado Suicide Squad: Assault on Arkham o aún mejor, Deadshot: Assault on Arkham. Prácticamente Deadshot es el protagonista de esta película xD… También por le mismo motivo que se centra más en los villanos que en Batman, no me agradó la forma en que terminó la mayoría de ellos :/ ….

    Pero bueno, sobre los que se quejan de Harley Quinn y Deadshot, bueno tampoco es que se lo hayan inventado, ya que de hecho en los comics, al menos en los de Suicide Squad de los Nuevos 52, ambos son pareja… o algo parecido >.>… No es que la pareja me guste, pero últimamente como en los comics ponen la relación de Joker y Harley mucho mucho mucho más abusiva de lo que yo recordaba en la serie animada (que es de dónde conocía a dicho personaje), ya me hace sentir un tanto más incomodo y ya no me agrada tanto.

¡No te vayas sin comentar!