Superhéroes Disney

Superheroes disney

Como todos los lectores de La Casa de EL sabemos, la factoría del ratón Mickey posee los derechos de Pixar, Marvel y Lucasfilm. Debido a ello, personajes como los Increíbles, Spiderman o Luke Skywalker pertenecen a su ya abultada cantera. Sin embargo, Disney contaba con dos superhéroes propios desde mucho antes. Y no estamos hablando de personajes poco conocidos, sino de dos importantes iconos de la compañía: Donald y Goofy, en sus identidades de Patomás y Super Goofy respectivamente.

patomas

Aunque Donald fue creado en 1931, el palmípedo tuvo que esperar hasta 1969 para convertirse en el salvador de Patolandia. El motivo de que lo convirtieran en superhéroe hay que buscarlo en las cartas que un grupo de lectores escribió a Mondadori (la editorial italiana que publicaba las aventuras del famoso tío de Jorgito, Juanito y Jaimito). En ellas, se quejaban de que, debido a la explotación a la que el pobre Donald era sometido por Gil Pato o Narciso Bello, siempre aparecía como un perdedor. El escritor Guido Martina y el dibujante Giovan Battista Carpi debieron pensar que aquellos lectores estaban en lo cierto y decidieron darle al famoso palmípedo de Disney el alias superheróico de Paperinik (conocido en España como Superpato o Patomás). Así, se creó una historia en la que Donald, al heredar por error una mansión llamada Villa Rosa, descubría en su interior el diario y la guarida secreta de Fantomius (refinado ladrón de finales del siglo XIX, que se convirtió en luchador contra la delincuencia al principios del XX), en el que el palmípedo decidió inspirarse para crear su identidad secreta. Su primera aventura: “Superpato, el vengador diabólico” fue publicada en junio de 1969. Las intenciones iniciales de este peculiar personaje eran dar a probar de su propia medicina a todos aquellos que lo habían tratado mal en su identidad de Donald. Pero, poco a poco, sus motivaciones fueron variando y acabo transformándose en el defensor de Patolandia, aunque muchas de sus actuaciones las realizara al margen de la ley.

Seis personajes ficticios han influido en la creación de las aventuras de este especial superhéroe: Rocambole, Arsène Lupin, Fantômas, Batman, el Zorro y Diabolik. También, se sospecha que el crecimiento de la popularidad con que contaron los villanos y anti-héroes de la Italia de 1969 tuvo bastante que ver a la hora de crear a Patomás. Incluso hay quien encuentra referencias a James Bond.

Un dato bastante curioso es que Donald usa un antifaz para ocultar su identidad superheróica, lo cual resulta bastante ridículo porque, además de llevar el resto de la cara al descubierto y poseer una voz inconfundible, ni siquiera se molesta en cambiarse la gorra de marinero que tanto caracteriza al personaje. Aun así, Ungenio Tarconi, inventor que ha creado todos los artefactos de Patomás, es el único que conoce la verdad. Tampoco debe resultarnos extraño que a Donald le sea tan fácil ocultar su identidad secreta, ya que es una situación parecida a la de Superman como Clark Kent.

Super-goofy

Sin embargo, Patomás no fue el primer superhéroe de Disney ya que, cinco años antes, el mejor amigo de Mickey Mouse le tomó la delantera. Nacido en 1932, el torpe Goofy de Patolandia  tardaría treinta y tres años en adquirir sus poderes y convertirse en Super Goofy. En un principio, los consiguió al beber por accidente una taza de supercombustible, invención de Ungenio Tarconi. Sin embargo, más adelante se estableció que la verdadera causa eran unos cacahuetes irradiados por un meteorito que el propio perro cultivaba en su huerta. Algún tiempo más tarde, decidieron contar que, en realidad, la cepa madre de este fruto seco especial se hallaba en México y que el héroe local llamado Super Señor era el que se los había dado a Goofy. Sin embargo, los cacahuetes tenían un inconveniente: sus efectos eran temporales. Gilberto, el sobrino del héroe perruno, fue el único que descubrió la verdad sobre su tío. Como era de esperar, acabó por convertirse en Super Gilberto.

La primera aparición de Super Goofy en el mundo del cómic sucedió en febrero de 1965, en el tebeo “The Phantom Blot” nº 2, guionizado por Connell y dibujado por Paul Murray. Su popularidad fue tanta que tuvo hasta su propio episodio de TV en la serie “La casa de Mickey Mouse“, que contaba con la presencia de personajes como el ratón, Minnie y Clarabella, además de Perico Librote y Dumbo.

Si Patomás solo tiene un antifaz, Super Goofy lleva la cara completamente al descubierto. Además, no sólo tiene la misma gorra y la misma voz, sino que encima el nombre apenas varía. Tampoco es algo que deba extrañarnos ya que en los “Masters del Universo” no existe ninguna diferencia facial entre el príncipe Adam y He-Man y nadie se ha dado cuenta de que son la misma persona.

Es muy curioso que, siendo ambos personajes punteros de Disney, no se les conozcan aventuras comunes. Después de que la compañía haya comprado Marvel, también podemos soñar con la opción de ver trabajando juntos a Patomás y a Howard, o a Goofy aliado con Mandíbulas. Puede sonar ridículo pero, con un poco de imaginación, todo es posible.

3 Comentarios

  1. Es un buen apunte, Wingzemonx. Y te doy las gracias. La verdad es que sí me sonaba haber visto algún capítulo suelto en alguna ocasión. Por desgracia, ese pato nunca llegó a ser tan famoso como Donald o Goofy.

¡No te vayas sin comentar!