‘Vampirella, de Pepe González’

'Vampirella, de Pepe González' Vampirella, al igual que otros héroes de las grandes editoriales, es un personaje que ha visto modificado su origen con el paso del tiempo. Creada originalmente por Forrest J. Ackerman para la editorial Warren Publishing, vio la luz en el primer número de ‘Vampirella Magazine’, nombre con el que se bautizó también al personaje, aunque no logró el papel principal en esta hasta el número 8 publicado en 1970.

Pese a que por aquella época la Comics Code Authority estaba en vigor, el hecho de que apareciese en una revista y no en un comic-book, le ayudó a poder zafarse de ciertas directrices que hubieran prohibido su publicación. No debemos olvidar que además del hecho de necesitar alimentarse de sangre humana, la vestimenta de Vampirella era algo simbólico. Su característico y minúsculo traje rojo solo cubría sus zonas más pudorosas, dando poca libertad a la imaginación y convirtiendo al personaje en todo un icono del erotismo.

Este atuendo fue una de las principales razones para captar la atención de cientos de lectores que habían visto cómo en los últimos años se habían ido cohibiendo las viñetas con alta carga erótica. Pero su traje no fue la única razón de ello, de hecho no fue ni la principal, ya que de poco servía mostrar un personaje insinuante si este no estaba perfectamente ilustrado. Es aquí dónde entra en juego Pepe González, un dibujante catalán que desde la década de los sesenta se había hecho un hueco en el comic-book, destacando por su ineludible cualidad para dibujar con detalle la figura femenina. Hablar de sus ilustraciones es hablar de cuerpos cargados de vida, capaces de traspasar la barrera de la cuarta pared para conquistar al lector con sus perfectos rasgos.

Pepe_Gonzalez_Archie_Goodwin_Vampirella_012_Death_s_Dark_Angel_01Lejos de las superheroinas a las que estamos acostumbrados hoy en día, Pepe González dibujaba un cuerpo femenino perfecto, con curvas y medidas proporcionadas, sin llegar a las imposibilidades a las que nos acostumbran los autores actuales. Fue este hecho el que llamó la atención del editor Jim Warren mientras se encontraba de viaje por Europa, quien contrató al autor español para incorporarlo a su revista, convirtiéndole en el dibujante definitivo de esta heroína a partir del número 12 de la serie.

Con el término ‘definitivo’ no me refiero al único, sino al más sobresaliente que ha pasado por la serie. Su trabajo en Vampirella siguió ininterrumpidamente hasta el número 34, momento en el que entraron nuevos artistas a la serie. Aun así, continuó trabajando como artista principal hasta el número 82, publicado en 1979, a partir del cual solo se dedicó a ilustrar páginas completas de la revista. En 1982 volvió a retomar su trabajo como dibujante durante los últimos seis números de Vampirella, concluyendo esta en 1983 tras la quiebra de la editorial Warren.

Ahora, más de cuarenta años después de que Pepe González comenzase a trabajar en Vampirella, la editorial Planeta DeAgostini Cómics acaba de editar en nuestro país un primer volumen recopilatorio que incluye ‘Vampirella Magazine #12-25’ y ‘Annual #1’. De esta forma volvemos a tener ante nosotros las historias en las que González trabajo, con la salvedad de ser la mejor edición que se ha publicado hasta el momento.

Obviando todos los sucesos anteriores al número 12, este volumen se inicia directamente a partir de la entrada del dibujante catalán en la serie, aunque no es difícil para cualquier lector que no haya leído nada sobre este personaje poder situarse rápidamente en el universo ideado por F. Ackerman.

Pepe_Gonzalez_Archie_Goodwin_Vampirella_012_Death_s_Dark_Angel_13Vampirella es una heroína, o más bien podríamos tacharla de antiheroína, ya que al igual que los héroes creados dentro de otras editoriales, como Punisher, Spawn, etc. tiene una lucha interna consigo misma y en numerosas ocasiones traspasa la frontera del bien y el mal. En la versión original, que es la que se dio hasta la llegada de Kurt Busiek en 1991, Vampirella era una extraterrestre del planeta Drakulon. Este mundo estaba habitado por seres que se alimentaban de sangre que fluía por los ríos y que tenían la capacidad tanto de convertirse en murciélagos por propia voluntad, como de hacer aparecer unas alas en su espalda con las que volar.

Pero Drakulon tenía dos soles gemelos orbitando a su alrededor, Sátiro y Circe, entrando el primero en erupción cada cierto tiempo, lo que suponía la muerte de la vida en el planeta, volviendo a aparecer tiempo después. Es con una de estas erupciones con las que empieza la historia de Vampirella, una joven vampiri (raza autóctona del planeta) que tras ser enviada a explorar se topa con unos tripulantes humanos de una nave que se ha estrellado en su planeta. Tras defenderse del ataque de estos, decidirá huir a la Tierra para perpetuar su especie.

A partir de aquí iremos viendo cómo la bella vampiri tiene que lidiar con numerosos problemas en la Tierra, desde maléficos seres hasta los Van Helsing, un padre y un hijo que se dedican a poner fin a los vampiros. Ambos jóvenes vivirán una relación imposible, que llevará a Vampirella a luchar contra sus instintos. Poderes sobrenaturales, monstruos, deidades y mucho erotismo tienen lugar en las páginas de este volumen, donde sorprendentemente apreciamos que las historias de Vampirella siguen teniendo la misma fuerza hoy en día.

Este primer tomo contiene en su interior 280 páginas en blanco y negro bajo un formato cartoné (20×27,6cm), incluyendo como extras las portadas originales de la revista a color por un precio recomendado de 35 euros. Si queréis descubrir la mejor Vampirella que ha existido, no dudéis en haceros con este ejemplar, pero tened cuidado, ya que la mirada de esta heroína es capaz de hipnotizarnos, por mucho que sea un ‘simple’ dibujo.

[review]

'Vampirella, de Pepe González'

La niebla rueda sobre las descollantes losas de granito y mármol, una fantasmagórica sábana que cubre el lugar de descanso de los muertos. Y el de una que vive. Una que ha sido cazada y perseguida hasta superar el agotamiento, obligada a buscar refugio en lugares como este, lugares que muchos hombres evitan de noche. Pues ella es ajena al mundo que recorre, extraña y sola entre gente que no es como ella. 

Pues ella es…Vampirella

Título original: Vampirella Magazine # 12-25, Annual 1972

¡No te vayas sin comentar!