Análisis de ‘Alien Isolation’

Alien Isolation

Parece ser que Sega ha debido de aprender la dolorosa lección que supuso ‘Aliens Colonial Marines‘, y prueba de ello es ‘Alien Isolation‘, un juego que, sin ser una obra maestra, roza la perfección a muchos niveles, cosa que los fans de la saga Alien agradecemos en gran medida. Tal vez su éxito esté radicando en la base de la que parte, algo lógico si tenemos en cuenta que la historia es una continuación (si podemos catalogarla como tal) de Alien, piedra angular de todo el universo cinematográfico que Ridley Scott nos trajo en 1979 y que ha tenido secuelas con mayor y menor acierto, siendo la más apreciada por los fans ‘Aliens‘ de James Cameron, y en el que se basaba el anterior título de Gearbox, que tanta risa ha provocado a los fans y que tantos dolores de cabeza ha dado a los directivos de Sega.

En esta ocasión son los chicos de The Creative Assembly los encargados de hacernos vivir una de las experiencias más angustiosas y claustrofóbicas de los últimos años metiéndonos en la piel de Amanda, la hija de la imperecedera protagonista de la saga, Ellen Ripley. Junto a ella deberemos sobrevivir en una estación espacial, la Sevastopol, que es un modelo calcado a la Nostromo original y donde no solo deberemos escapar de las garras del Alien, sino también de otros personajes que no están por la labor de formar parte del menú de nuestro xenomorfo favorito.

En tu salón, nadie puede oír tus gritos

Han pasado 15 años desde que desapareciera todo rastro de la USCSS Nostromo, una nave remolcadora de carácter comercial propiedad de la compañía Weyland-Yutani. La Nostromo se desvió de su viaje de regreso a la Tierra y después de eso, poco más se sabe. Amanda Ripley, hija de la teniente y oficial al mando de la nave Nostromo Ellen Ripley, ha estado durante años investigando la zona en la que desapareció su madre, intentando encontrar alguna pista que la ponga de nuevo en el camino que la lleve a encontrar a su madre, o al menos, saber qué fue de ella. Tras años sin obtener nada por sus esfuerzos, Samuels, un ejecutivo de Weyland-Yutani, la invita a formar parte del equipo que deberá llevar a cabo una tarea directamente relacionada con lo que lleva tantos años obsesionada por averiguar. La grabación final de la Nostromo ha sido recuperada, y eso significa que Amanda está más cerca que nunca de descubrir la verdad. Para ello deberá viajar junto con otros compañeros a la estación espacial Sevastopol, complejo que ha conocido días mejores y que cuenta con un personal mínimo para su mantenimiento, ante su inminente clausuración.

Alien Isolation

Pero ni va a ser tan fácil como Amanda pensaba, ni va a ser un paseo por el campo. Amanda deberá luchar contra su proio miedo, grupos amotinados, androides renegados y, por supuesto, a la criatura que está diezmando a la población de Sevastopol. Y es que este, por si alguno de vosotros aún no lo sabía, no es un juego de acción al uso, como sí lo son otros juegos de la saga en el que contamos con un arsenal generoso y recursos para dar pasaporte a los Aliens. Amanda deberá recorrer un mundo inhóspito en el que los recursos son muy escasos y limitados, donde deberá improvisar sobre la marcha soluciones con lo poco que tiene a su alcance y usando todo su ingenio para sobrevivir. Y es que una cosa debéis tener clara desde ya. No podremos matar al Alien. De hecho nuestra mejor estrategia es escondernos, ser cautelosos y por supuesto, no enfrentarnos al bicho de marras frente a frente, porque os garantizamos que os vais a reír. Nuestra mejor arma en este caso es el ya clásico detector de movimiento, que nos dará una información aproximada (y nos gustaría recalcar ‘aproximada’) de donde se encuentra la criatura.

Pero no solo deberemos de preocuparnos de dónde anda el Alien, que ya nos saca bastante de nuestras casillas, sino tambien de pasar desapercibidos entre los supervivientes de la Sevastopol, los cuales han eloquecido y son una amenaza constante. Los Marshal Coloniales han perdido el control, los androides de seguridad de Seegson se han revelado y prima la lucha desesperada por los escasos recursos de la nave. Algunos supervivientes son muy hostiles, y otros nos ayudarán en nuestro viaje a través de la estación, pero no contéis con que con ellos estamos más seguros, porque os llevaréis una sorpresa.

Pero obviamente y aunque el panorama pinta mal, no estaremos del todo indefensos, pues como hemos dicho antes, contaremos con elementos que jugarán a nuestro favor y con los que podremos distraer tanto a la criatura como a los renegados, regalándonos segundos muy valiosos para quitarnos de en medio, o para plantar cara lo justo para salir por patas. A lo largo de vuestro viaje por la Sevastopol encontraremos varios diseños con los que podremos crear diversos ‘gadgets’, para los que necesitaremos diferentes piezas y elementos que nos ayudarán a confeccionar desde medicamentos hasta armas de uso limitado y no muy letales, pero que cumplen con la función mínima indispensable para que salvemos el pellejo. También encontraremos herramientas con las que podremos abrir puertas bloqueadas y ordenadores que, además de proporcionarnos información sobre lo ocurrido en las últimas horas en la nave, también nos darán información sobre códigos de seguridad y otros elementos necesarios para avanzar en la historia.

Alien Isolation

Tambien queda patente a lo largo del juego la influencia de la estetica retrofuturista. En Sevastopol no hay lugar para dispositivos de pantalla táctil, hologramas ni demás objetos sofisticados. Los ordenadores con los que podremos interactuar son de carácter CRT y los dispositivos que emplea son totalmente analógicos y dificiles de manejar. De hecho, una de las reglas de oro establecidas durante el proceso de desarrollo del videojuego ha sido no introducir ningún elemento que no pudiera ser construido cuando se grabó el original en 1979, respetando el ambiente que se puede respirar en un mundo como el que imaginaron Scott y sus ayudantes.

Una banda sonora y una ambientación de auténtica pesadilla

Otro de los elementos que llama la atención por lo cuidado y bien seleccionado es su banda sonora. Partiendo de la música original (y con elementos de esta que permanecen inalterados) el apartado musical es digno del mejor compositor de cine de terror. Todo en ella nos transporta al original de Scott y nos mantiene en tensión constante, tanto en momentos de supuesta tranquilidad como en momentos donde la tensión va ‘in crescendo’. Y qué decir de los sonidos de la propia nave y los que el Alien mismo emite cuando le tenemos cerca, pero no sabemos dónde exactamente. Si no sabéis lo que es la paranoia o hace tiempo que no vivís una experiencia de agobio superlativo, os aconsejamos que os pongáis unos buenos cascos y os sumerjáis de lleno en la experiencia que supone este logro sonoro.

Otra cosa que no se queda atras es el doblaje al castellano, de auténtico diez y que nos permite concentrarnos al máximo en la historia. Todo en su conjunto está pensado para hacernos vivir una aventura que nos deje sin aliento. Lo mejor que hemos visto en el género en años.

Alien Isolation

Así pues, nos encontramos ante un ‘survival horror’ de pura cepa, con elementos de clásicos y una historia nueva que forman una combinación que Creative Assembly ha sabido depurar y mimar al máximo, hasta el punto de estar frente a un juego que nos devolverá las ganas de sentir terror como hacía tiempo que no sentiamos. Si estáis dispuestos a pasar un mal rato y no desesperáis con las situaciones que os propone el juego, estamos ante uno de los mejores títulos de los que podeis disfrutar a día de hoy, más aún si sois fan acérrimos de la saga Alien.

[review]

Escrito por José Carlos Cabra

2 Comentarios

  1. Es tan bueno que me ha quitado las ganas de seguir jugandolo, no le doy esquinazo al Alien ni queriendo, los que busquen un survival horror van a estar mas que a gusto.

¡No te vayas sin comentar!