‘Batman: La llave maestra’, de Scott Snyder

'Batman: La llave maestra', de Scott Snyder

Gotham es de por sí una ciudad oscura, pero la Gotham de Scott Snyder es aún más oscura. Este guionista americano, que sorprendió al mundo con la serie ‘American Vampire’, ha sido uno de los pocos que han continuado trabajando con el mismo personaje tras el cambio de paradigma que supuso el Nuevo Universo DC.

Continuando los acontecimientos que se mostraron en el primer volumen, ‘Batman: Espejo oscuro’ (podéis leer aquí su reseña), Snyder nos adentra en un mundo oscuro, macabro y deprimente. Gotham ha ido evolucionando con el paso del tiempo, de hecho podríamos decir que desde la llegada de autores como Frank Miller o Alan Moore en la década de los ochenta, la ciudad se ha convertido en un nicho de psicópatas capaces de matar a su propia madre si lo encontrasen ‘divertido’. Y este guionista, ávido escritor de historias macabras para la serie de vampiros que antes mencionaba, hace lo que mejor sabe hacer: aterrorizar y sorprender al lector.

La trama que se presenta en este volumen profundiza en los rencores y temores más profundos del ser humano. Así, tenemos a un Dick Grayson, antiguo Nightwing, que porta ahora el manto de Batman, cargando sobre sus espaldas con el peso que eso conlleva. Por otro lado, el comisario James Gordon se siente reticente ante el nuevo modo de vida de su hijo, James Gordon Jr., sobre el que ya leímos en el anterior tomo. Los dos héroes de este cómic ven así mermadas sus capacidades psíquicas, ya que además de tener que resolver un extraño caso, su mente se encuentra embotada con el estrés que les produce la situación que están viviendo.

'Batman: La llave maestra', de Scott SnyderEse ‘extraño caso’ que menciono pondrá aún más en tela de juicio la razón de este nuevo Batman: las primeras páginas del cómic muestran cómo dentro del banco Gotham Global Modern aparece una orca asesinada. Tras analizar al cetáceo, Grayson y Gordon se encontrarán con una sorpresa en su interior. A partir de aquí comienza este puzzle dividido en dos historias paralelas. Por un lado, Batman tendrá que hablar con Sonia Zucco, hija del asesino de sus padres y dueña del mencionado banco, teniendo que confiar en ella y dejar a un lado el odio que tiene hacia su progenitor. Mientras que por otra parte, el comisario Gordon no descansa pensando en la nueva vida modélica que está llevando su hijo, sobre quien aún no confía. Esto le llevará a recurrir tanto a Dick Grayson como a Barbara Gordon para saber qué opinan al respecto.

Poco a poco las distintas piezas del puzzle se irán mostrando, llegando así a un épico final cargado de tenebrosidad donde además de ver unas escenas impactantes creadas por Francesco Francavilla, el lector no podrá dejar de leer hasta conocer el final.

'Batman: La llave maestra', de Scott Snyder

Pero hasta llegar a ese climax, las distintas páginas de este volumen irán mostrándonos a nuevos y viejos villanos de Gotham. Desde dos mafiosos conocidos como Rhodes o Tiburón Tigre hasta Joker, quien hace acto de presencia en la parte final con un terrorífico episodio cargado de crueldad y horror, donde Snyder vuelve a recuperar al payaso en su vertiente más perturbada.

Dick Grayson no solo tendrá que luchar contra la carga de ser el nuevo Batman, sino que le veremos ponerse físicamente y mentalmente al límite. Estamos así ante una de las mejores etapas del Caballero Oscuro, que lamentablemente no pudo ser más larga debido al nacimiento del mencionado Nuevo Universo DC. Aun así, su buen hacer en esta serie, llevó a Scott Snyder a encargarse de la nueva etapa de Batman, aunque esta, debido a las nuevas directrices, no lucía tan tétrica como la que podemos encontrar aquí.

'Batman: La llave maestra', de Scott SnyderPor otra parte, el trabajo artístico de Jock y Francesco Francavilla, el primero encargándose de la historia ligada a Batman y el segundo de la concerniente al comisario Gordon, es excelente. Con un trazo minimalista y oscuro que nos recuerda en parte al compañero de Snyder en ‘American Vampire’, Rafael Albuquerque, ambos tienen su propio estilo, aunque saben cómo complementarse para que no haya un choque artístico entre ambas historias.

ECC Ediciones concluye mediante este tomo una de las mejores etapas del Caballero Oscuro, la creada por Scott Snyder. Dentro de este segundo volumen se encuentran los números 876 a 881 de Detective Comics, haciendo un total de 168 páginas a color bajo un formato cartoné. En su parte final encontramos numerosos extras, como son ilustraciones, bocetos y hasta el guion de las páginas 23-30 de Detective Comics #871.

Scott Snyder
Este neoyorquino, nacido en 1976, se licenció en Escritura Creativa en la universidad de Brown en 1998. Tras unos años donde, entre otros, trabajó para Disney y escribió algunos relatos -algunos de ellos seleccionados por el mismísimo Stephen King-, en 2009 inició su andadura por el mundo del cómic en la editorial Marvel. En ella, se encargó de, entre otros trabajos, redactar los guiones de una miniserie de Iron Man (Iron Man Noir).

Pero sin duda fue American Vampire, su primera colección original, la que le capultó a la fama. Concretamente, la cabecera sería publicada en el Sello Vertigo en 2010 y, además de Snyder, los cinco primeros números también fueron escritos por el célebre novelista de terror Stephen King. El recibimiento de la crítica fue unánime y los premios no se hicieron de rogar. Así, en 2011 American Vampire fue galardonada como Mejor Serie Nueva por los premios Eisner y Harvey, los más prestigiosos del mundo del cómic.

Después de su éxito en American Vampire, DC no dejó escapar la oportunidad y en 2011 le ofreció un contrato de exclusividad. Además, en mayo del mismo, también le otorgó los guiones de Detective Comics, colección en la que deleitó a los aficionados del Caballero Oscuro con una gran etapa. Posteriormente, en el volumen “Batman Puertas de Gotham“, Snyder aprovechó su relato para insinuar la existencia del Tribunal de los Búhos, una organización secreta que tendría gran importancia en su futura etapa al frente del Hombre Murciélago.

Con motivo de la reestructuración producida por el Nuevo Universo DC, Snyder se encargó de los guiones de las colecciones regulares de Batman y La Cosa del Pantano. Actualmente, el guionista sigue escribiendo American Vampire y Batman, además de Superman Unchained junto a Jim Lee y la miniserie The Wake para Vertigo. Además, también da clases de escritura en varias universidades estadounidenses como Columbia y la universidad de Nueva York.

Mark Simpson, más conocido por su seudónimo Jock, nació en Escocia en 1972. Este dibujante británico comenzó su carrera en el mundo del cómics dentro de la revista 2000AD, trabajando en las series ‘Juez Dredd’ y ‘Lenny Zero’, esta última junto al guion de Andy Diggle. Su primer trabajo en el cómic americano lo consiguió de la mano de la editorial DC Comics, encargándose del arte de la serie ‘Los Perdedores’, del sello Vertigo y ‘Green Arrow: Año Uno’. Además de su excelente trabajo en series como ‘Detective Comics’ o ‘Wolverine’, también se ha encargado de realizar bocetos e ilustraciones para multitud de películas, como son ‘Hancock’, ‘Battleship’, ‘Dredd’ o ‘Batman Begins’ entre otras.

Francesco Francavilla, es un dibujante italiano conocido por haber creado la serie ‘The Black Beetle’ y numerosas portadas inspiradas en revistas ‘pulp’. Además de estos trabajos también se encargó de los dibujos de series como ‘The Black Coat’, ‘Zorro’ o el ‘Detective Comics’ previo al Nuevo Universo DC junto a Jock y Scott Snyder. Su debut se dio en el año 2006, dentro de una antología italiana de historietas que llevaba por nombre ‘Amazing Comics’. Sus trabajos en diferentes series y editoriales le llevaron a ganar en el año 2012 el Premio Eisner al mejor portadista.

[review]

'Batman: La llave maestra', de Scott Snyder

BATMAN: LA LLAVE MAESTRA

A raíz de un extraño delito cometido en las oficinas de la entidad financiera más poderosa de Gotham City, Batman inicia una investigación tendente a desenmasacarar a los responsables del macabro y pintoresco suceso. Como consecuencia de sus pesquisas, Dick Grayson se topa con una nueva generación de criminales relacionados con el lavado de dinero procedente del contrabando. A su vez, James Gordon continúa preocupado por el regreso de su hijo, cuya presencia evoca oscuros episodios del pasado. Numerosas preocupaciones a las que añadir… ¿la reaparición del Joker?

El guionista Scott Snyder, creador de la colección American Vampire, afronta las entregas de la cabecera Detective Comics previas al inminente relanzamiento del Universo DC. Para ello, cuenta con la inestimable colaboración de dos extraordinarios dibujantes: Jock –Los Perdedores– y Francesco Francavilla –Scalped–; un equipo creativo de garantías que finaliza su brillante estancia en la colección con los arcos argumentales recopilados en el presente tomo.

Batman: La llave maestra

¡No te vayas sin comentar!