Crítica: Ninja Turtles

Crítica: Ninja Turtles

Después de siete años sin saber nada de ellas, vuelven a nuestras pantallas las cuatro tortugas ninja más famosas del mundo, acompañadas de todos sus acólitos habituales: Splinter, Despedazador (Shredder), y April, principalmente.

Tras una trilogía que fue decayendo en calidad e interés, y tras una muy buena película de animación por ordenador, retomar el proyecto de estas Tortugas era poco menos que una misión suicida.

Señal de este miedo es la larga lista de productores, encabezada por el todopoderoso Michael BayAndrew Form, Brad Fuller, Galen Walker, Scott Mednick e Ian Bryce, Denis L. Stewart, Eric Crown, Napoleon Smith III y Jason T. Reed, y tres compañías productoras.

Dirigida por Jonathan Liebesman (Furia de titanes) y con un guión de Josh Appelbaum, André Nemec (Misión Imposible: El protocolo Fantasma) y Evan Daugjerty, reiniciamos la saga con todo lo que ello conlleva: orígenes de los personajes, descubrimiento por parte de April, revelaciones… Todo siguiendo fielmente la fórmula de los reboot.

Crítica: Ninja Turtles
Guarida de las Tortugas

La película tiene una factura más que correcta: las tortugas generadas por ordenador son muy realistas gracias a las nuevas técnicas de captura de movimientos, elaboradas por ILM. Asímismo, los decorados de la madriguera y el Nueva York de esta película remite a los cómics originales de Laird y Eastman: tenebroso, tétrico… El mejor representante de este afán por conseguir ese aire oscuro es el personaje de Raphael, el “chico malo”, la tortuga de mayor tamaño, más hosca y malhumorada que el resto… Pero este aspecto “serio” de la película choca con el espíritu burlesco que le han dado a la película.

Crítica: Ninja Turtles
Tortugas Ninja

Porque el mayor ingrediente de esta nueva mezcla es el humor, un humor blanco, inocente y demasiado infantil (¿teenager?). Es divertida, y está salpicada por guiños muy frikis (comparan su guarida con Howarts o la Mansión de Xavier), alguno incluso es ligeramente sexual, pero la inmensa mayoría son bromas inocentonas que, como mucho, nos sacarán una sonrisa, pero harán las delicias de los niños.

Y esto no estaría mal si no fuera porque, a la vez, los guionistas y el director, pretenden crear una historia emotiva y épica: por un lado la música de Brian Tyler tiene momentos llenos de vitalidad y acción, que pretenden enfatizar lo que vemos en pantalla, y lo harían si no fuera porque vemos unos quinceañeros jugando a ser héroes y bromeando todo el rato. Por supuesto, la mayor parte de los chistes vienen de Michelangelo (Mikey) que, como en las distintas series de animación sobre las tortugas, es el más bromista de todos.

Esto nos lleva a la plasmación de las personalidades de los personajes principales. Si bien los periodistas April y Vernon (interpretados por Megan Fox y Will Arnet), son meras comparsas de las tortugas protagonistas, Splinter y Shredder tienen también poco que decir: sus personajes sólo sirven para mostrarnos, uno, el origen de las tortugas, y el otro, para servir de sparring. El único momento destacable del Despedazador es su presentación, después de eso, nada.

En cuanto a las tortugas, ya hemos hablado de dos de ellas: Si Micky es es bromista, con pinta de rapero, cómico hasta casi ser ridículo, Ralph es el “bruto” del grupo, siempre intentado minar la autoridad del líder… hasta que nos descubre su lado tierno (otra de esas cosas que chocan en la trama y que no cuadran en absoluto). Por otra parte, Donatello (Donnie), el inventor del grupo, sólo sirve para hackear el ordenador de April y usar los sensores de sus gafas. Por supuesto, pelea, pero fuera de la acción apenas si tiene personalidad.

Crítica: Ninja Turtles
Los intrépidos periodistas

<br>

El último es Leonardo, el líder del grupo y el que, se supone, es el más cuerdo y sereno de todos. Y digo se supone porque nada en la película nos hace pensar eso, por mucho que sus hermanos nos lo digan varias veces en vez de mostrárnoslo con acciones.

Como decía antes, técnicamente es magnífica (excepto tal vez cuando vemos a las tortugas ir creciendo). Pero sin duda hay dos secuencias que merecen la pena ser destacadas y, por supuesto, ambas son de acción. La primera es la excelente (pero breve) pelea entre Splinter y Despedazador: los movimientos de lucha creados para esta rata gigante son magistrales, haciendo uso de las cuatro patas y el rabo. El otro momento (que podéis ver en parte en el tráiler) es la persecución en la nieve, realizada por un grupo de expertos, la Snow Unit que se desplazó a Tupper Lake en los montes Adirondacks y estuvieron rodando durante tres días.

En resumen, una buena película de entretenimiento, si vas con tus hijos o sobrinos a verla. No aburre en absoluto pero el tono jocoso es demasiado para un adulto.

Adaptación en imagen real del cómic homónimo, que revisionará el origen de estos superhéroes.

La ciudad necesita héroes. La oscuridad ha caído sobre Nueva York; Shredder y su Clan del Pie ejercen un férreo control sobre todo, desde la policía hasta los políticos. Pero cuatro hermanos marginados que viven en las alcantarillas, descubren su improbable destino como las Tortugas Ninja. Junto a la intrépida periodista April O’Neil y su sabio cámara, Ven Fernwick, deciden salvar la ciudad y trastocar el malvado plan de Shredder.

El reparto está formado por: Megan Fox, Alan Ritchson, Pete Ploszek, Jeremy Howard, Noel Fisher, Will Arnett, Danny Woodburn, William Fichtner y Whoopi Goldberg.

Teenage Mutant Ninja Turtles dirigida por Jonathan Liebesman, se estrenará en España el 17 de octubre de 2014.

[review]

7 Comentarios

  1. Sebas, no sé desde qué país escribes. La hemos visto en España y en esta versión se ha traducido por Despedazador, como se ha traducido desde el principio en este país.
    Curiosamente, lo que no traducen es Splinter.

  2. Fernando Cantillo comentado en La Casa de EL – Artículos y noticias sobre cómics, cine, series y videojuegos:

    Sebas, no sé desde qué país escribes. La hemos visto en España y en esta versión se ha traducido por Despedazador, como se ha traducido desde el principio en este país.
    Curiosamente, lo que no traducen es Splinter.

  3. Sebas, ¡no hace falta disculparse en absoluto! Al contrario, te agradezco tu comentario. Lo cierto es que las productoras deberían coordinarse para emitir unas traducciones únicas para todo el mundo hispano.
    Un saludo.

¡No te vayas sin comentar!