‘El Capitán Trueno’ – Facsímil (Tomos 4 y 5)

Capitán Trueno

Seguimos hablando de la nostálgica edición que nos presenta Ediciones B de ‘El Capitán Trueno‘. Las excelencias de estos tomos en formato facsímil, con las historietas del famoso personaje de Víctor Mora, tal como salieron hace más de medio siglo en blanco y negro y con todos y cada uno de los anuncios que recomendaban otras series de la época, consiguen que volvamos a recuperar las hazañas de Trueno, Goliath y Crispín en todo su esplendor. Y lógicamente, en estos dos tomos de los que os vamos a hablar Víctor Mora sigue cumpliendo fielmente con su estilo y regalándonos novedosas aventuras, a cada cual más interesante.

‘El Capitán Trueno’ – Facsímil (Tomo 4)

Si recordamos, en el anterior tomo habíamos dejado a Trueno, una vez más, como suele ser común en él, en una persecución en busca de los captores de su prometida Sigrid, la reina de Thule. El caso es que el Capitán Trueno es muy propenso a perder a su amada y a otras mujeres indefensas pero el caso es que tanta práctica, le ha hecho un auténtico experto en salvar a estas mujeres indefensas de sus secuestradores. Sin embargo, en esta ocasión, le va a resultar más complicado de lo habitual y la salvación de su prometida, le llevará al borde de la muerte en varias ocasiones. De hecho, justo en la segunda historieta de este tomo, el Capitán Trueno salvará su vida gracias a Chong-Mong-Ju, un nuevo amigo que le rescatará de morir ahogado y que se unirá a nuestros valientes amigos en la persecución contra el malvado Krisna para tratar de rescatar a Sigrid.

Durante esta larguísima aventura que, sin contar las historias del anterior tomo en donde ya comenzaba la desaparición y búsqueda de Sigrid, abarcará ni más ni menos que catorce historietas, podremos ver un gran número de malvados personajes como Wang-Si o Chendalang, sin embargo, será el propio Krisna quien actuará como el máximo enemigo de Trueno y el que más le dificultará el rescate de Sigrid a nuestro héroe favorito. Además, Mora, como es habitual en él, seguirá instruyéndonos pues durante estas historias, Trueno descubrirá la temida invención china de la pólvora.

Capitan Trueno
Los estragos de la pólvora

Como casi siempre, los animales también tendrán mucho que ver en las historias del Capitán Trueno. De hecho, un elefante blanco será el protagonista principal de una aventura que tendrá elementos tan diversos como un templo de lodo, un tesoro y, una vez más, un villano con grandes dosis de codicia.

Sin embargo, si he de elegir una aventura a destacar en este tomo, me quedo con la que tendrá lugar a partir del número que originalmente fue publicado el 18 de enero de 1960, dibujado por Ángel Pardo y cuyo título era ‘¡El bajel del desierto!‘ (el cual ha sido publicado también recientemente por Ediciones B en su edición de ‘Trueno Color‘). Curiosamente, tres números antes Ángel Pardo había sustituido al tándem formado por Ambrós y Beaumont, los cuales volverían en las tres historias siguientes a ‘¡El bajel del desierto!’ pero que ya no volverían a aparecer, pues durante el resto de este tomo, los dibujos correrían a cargo de Pardo. A partir de esta historieta, Trueno y sus amigos se verán inmersos en una aventura realmente interesante en la que tras encontrar un bajel en mitad del desierto, el Capitán Trueno se verá forzado a trabajar para un desalmado samurái llamado Takiri, quien desea conseguir la mano de la reina Tenzire, quien captura a todos sus pretendientes para hacerlos luchar en la arena, como si de un circo romano se tratara.

Por ello, Takiri se intercambiará con el Capitán Trueno, para que sea nuestro héroe quien luche por la reina haciéndose pasar por el malvado y cobarde samurái. Sin embargo, el torneo toma un cauce que no acaba por beneficiar ni a Takiri ni a Tenzire, pero es muy posible que esta historia, sea una de las ocasiones en las que más ha sufrido el Capitán y en la que más cerca ha estado de la muerte.

Bajel del desierto TruenoFinalizando el tomo, el Capitán Trueno tendrá que rescatar a Goliath y Crispín tras ser estos secuestrados por unos supuestos hombres lobo. Como es habitual en Víctor Mora, este suele disfrutar contándonos historias que en principio tienen un punto fantástico pero que finalmente acaba siendo más real de lo que de primeras querían hacernos creer al lector.

Para concluir el tomo, veremos en acción a Sigrid, quien se enfrentará a una guerrera, miembro de un grupo de mujeres piratas que acabará haciendo prisioneros a nuestros amigos, siendo Goliath quien pondrá la nota de humor en el final de este tomo, el cual tendrá que ceder a las exigencias de la jefa de las piratas, una enorme y ruda mujer que tan solo accederá a dejar libres a sus amigos, si Goliath se une en matrimonio con ella.

Sin duda, en este tomo hemos de destacar la calidad del dibujo que, a pesar de que Ángel Pardo ocupara el puesto de Ambrós y Beaumont, siguió de forma excelente la forma de dibujar de sus predecesores, haciendo que sus dibujos no desentonaran en absoluto con los anteriores.

Este cuarto tomo editado por Ediciones B presenta una extraordinaria encuadernación cartoné con el lomo cosido, cubierta blanca y formato facsímil. Sus proporciones son de 24×16 cm y en sus 576 páginas abarca 48 historias cuyo lanzamiento original fueron entre el 13 de julio de 1959 (‘¡Rescate frustrado!’) y el 6 de junio de 1960 (‘Yen Piao, la fronteriza’). Además, se presenta con un extraordinario prólogo de Miquel Barceló. Lo podemos obtener por un extraordinario precio de 29€.

‘El Capitán Trueno’ – Facsímil (Tomo 5)

En el tomo anterior Trueno, Goliath, Crispín y Sigrid habían sido secuestrados por un grupo de mujeres piratas que tenían intención de saquear la ciudad fronteriza de Yen Piao. Sin embargo, Yen Piao había sido ocupada por los tártaros y las piratas fueron emboscadas. Antes de ello, Trueno, Goliath, Crispín y Sigrid lograron escapar de las piratas pero los tártaros hirieron a Crispín, lo cual hizo que Trueno y Goliath tuvieran que adentrarse en Yen Piao para conseguir algún médico que ayudara a su joven amigo.

Curiosamente durante este tomo, los que más sufrirán serán los dos compañeros y amigos de Trueno. Si bien es verdad que por norma general, Trueno suele ser quien más heridas sufre y quien más veces está al borde de la muerte, en esta ocasión, serán las vidas de sus amigos las que penderán de un hilo.

De hecho, las historias que posiblemente sean las mejores y más interesantes de este tomo son las aventuras retrospectivas que Víctor Mora relata y dibuja Ángel Pardo mientras Goliath está luchando por no caer en el largo sueño de la muerte en ‘¡Goliath en grave estado!‘, ‘¡Recuerdos del pasado!‘, ‘¡La gruta del terror!‘ y ‘¡El farsante!‘. En estas historias veremos la primera vez en la que Trueno y Goliath se conocieron, cuando Goliath era un hombre joven, grande y fuerte pero con más pecho y espalda que estómago. Además también descubriremos cómo adoptaron el Capitán Trueno y Goliath a Crispín, siguiendo a este último en su primera gran aventura siendo aún un niño.

Capitán Trueno

Sin embargo, no son estas las únicas aventura destacable de este tomo, por el cual pasarán hasta cuatro distintos dibujantes, a saber, el mencionado Ángel Pardo, Adolfo Buylla (quien dibujará en la mitad de las historias que en las que Ricardo Acedo ejercerá de guionista en sustitución de Víctor Mora), Juan Escandell y Tomás Marco. Posiblemente, en este tomo estén recopiladas las mejores aventuras que hemos visto hasta ahora. Por ejemplo, veremos cómo Trueno, Goliath y Crispín frustran los planes de dos Señores amigos que se divierten a base de reclutar tropas de campesinos que luchan entre ellos a muerte y el ‘dueño’ de la tropa perdedora deberá invitar a cenar en su castillo al ganador. También veremos cómo nuestros héroes patrios se enfrentarán a los peligros de la isla de metal, historieta la cual estará dibujada con maestría por Tomás Marco.

Por otro lado, los animales seguirán siendo importantes en las aventuras del Capitán Trueno, algunas veces por ser sus aliados y otras por ser sus enemigos. También seguirán sacando partido a los planos del globo de Morgano, quien les ayudará a llegar rápido a sus destinos.

Además, volveremos a ver a personajes queridos no solo del Capitán Trueno, sino también de los propios lectores, quienes presenciarán la locura en la que se verá sumido durante unos momentos, Gundar, quien perdió la cabeza tras ser asaltado por los vikingos prehistóricos, quienes secuestraron a su esposa. Otro de estos personajes queridos por todos será el chimpancé Jujú, a quien volveremos a ver tras el retorno de la reina Sigrid a Thule. Sin embargo, muy posiblemente el personaje que más ganas teníamos de ver y que cobrará una gran importancia al final de la aventura de este tomo, será Ricardo Corazón de León. Trueno y Ricardo volverán a luchar codo con codo contra musulmanes y traidores. ¿Cómo volvieron a encontrarse?

Un irlandés llamado Sir Patrick fue quien embarcó a nuestros amigos en una aventura que consistía en liberar Damasco de los musulmanes, los cuales debían tener recluido a su amigo y señor, el Duque de Nanfolk. Durante esta búsqueda, se encuentran con Ricardo Corazón de León, quien no duda en unirse a Trueno. En medio de todo está Broadmoor, un supuesto amigo y compañero de armas del mismo Ricardo que no resulta ser tan fiel ni tan amigo como se suponía. Este  les contará una historia con Saladino de por medio, la cual, curiosamente, estará interconectada con la historia de Sir Patrick y el Duque de Nanfolk. Sin embargo, tras concluir la narración de la historia, los hechos se precipitan de tal modo que parece ser que Ricardo y Trueno podrían llegar a perder la vida. ¿Qué pasará? El próximo tomo nos dará la respuesta.

Este quinto tomo editado por Ediciones B presenta una extraordinaria encuadernación cartoné con el lomo cosido, cubierta blanca y formato facsímil. Sus proporciones son de 24×16 cm y en sus 576 páginas abarca 48 historias cuyo lanzamiento original fueron entre el 13 de junio de 1960 (‘¡Los tártaros!’) y el 8 de mayo de 1961 (‘La historia de un cobarde’). Además, se presenta con un extraordinario prólogo de Miquel Barceló. Lo podemos obtener por un extraordinario precio de 29€.

Víctor MoraVíctor Mora Pujadas es un guionista de cómics y novelista catalán, creador del Capitán Trueno entre otras muchas obras. Nació en 1931 en Barcelona y pasó su infancia en Francia hasta los once años cuando murió su padre y volvieron a Barcelona.

Su carrera como historietista comenzó en 1948 con la serie ‘Doctor Niebla’, tras sustituir a Rafael González Martínez y Francisco González Ledesma. En 1949, creo la serie ‘Capitán Kerr’ para la revista ‘Historietas’. En 1953 creó junto a Francisco Hidalgo ‘Al Dany’. Y fue en 1956 cuando la Editorial Bruguera publicó las aventuras de ‘El Capitán Trueno’, personaje creado por Mora, aunque sus guiones los firmaba como Víctor Alcázar, mientras que Miguel Ambrosio Zaragoza ‘Ambrós’, se encargaba de los dibujos. Esta serie fue el mayor éxito de su carrera.

Aprovechando el tirón del ‘Capitán Trueno’, en 1958 crea la serie ‘El Jabato’, ambientada en la época romana y dibujada por Francisco Darnís. Algún tiempo más tarde, tras pasar un tiempo por Francia colaborando con varias revistas del país vecino, tradujo algunos números de ‘Astérix’, además de ser el creador de varias series de ciencia ficción y fantasía como ‘Roldán sin miedo’, ‘Supernova’ y ‘Astroman’ entre otros.

AmbrósMiguel Ambrosio Zaragoza, más conocido como Ambrós, nació el 31 de agosto de 1913 en Albuixech, Valencia. Estudió magisterio llegando a ejercer la docencia hasta el final de la guerra civil española. Comenzó a adentrarse en el mundo del dibujo de tebeos en 1946, donde realizó varios trabajos para editoriales pequeñas. Un año más tarde realizó su primer trabajo importante con ‘El Jinete Fantasma’ de la editorial Grafidea, con guion de Federico Amorós. En 1951, tras 146  números, la serie dejó de editarse, aunque Ambrós siguió dibujando ‘Chispita’, basada en el hijo de ‘El Jinete fantasma’.

Gracias a este trabajo, consiguió otra serie de trabajos importantes, pero el éxito mayor le llegó de la mano de ‘El Capitán Trueno’, serie de la que fue su dibujante hasta el número 175. Tras esto, ilustró las novelas de ‘Rintintín’ y ‘Tarzán’. Aunque en 1965 dejó Bruguera, en 1970 volvió a la editorial para dar vida a otro personaje de Víctor Mora, ‘El corsario de hierro’. En 1981 se retiró del mundo del cómic aunque en 1983 volvió para dibujar la historia de ‘El Capitán Trueno’ para ‘La Historia de los Cómics’ de la editorial Toutain.

En 1989 recibió el Gran Premio del Salón del Cómic de Barcelona por el conjunto de su obra y el 30 de septiembre de 1992 falleció a la edad de 79 años.

[review]

Capitan Trueno Facsimil 4El Capitán Trueno – Edición Facsímil #4

Edición original del facsímil del Capitán Trueno. Relanzamiento con nuevo diseño de la serie El Capitán Trueno facsímil, uno de los grandes clásicos de Ediciones B y del cómic español.

Ediciones B relanza, con nuevo diseño de cubierta, la serie más importante de nuestro cómic.

Cuarto volumen de la colección con guión de Víctor Mora e ilustraciones de Ambrós y Ángel Pardo.

Edición completa de la serie con 618 cuadernillos reunidos en 13 tomos.

Capitan Trueno Facsimil 4El Capitán Trueno – Edición Facsímil #5

Ediciones B relanza, con nuevo diseño de cubierta, la serie más importante de nuestro cómic.

Quinto volumen de la colección con guión de Víctor Mora e ilustraciones de Ángel Pardo, Buylla, Marco y Escandell.

Edición completa de la serie con 618 cuadernillos reunidos en 13 tomos.

Capitán Trueno Facsímil #4

Capitán Trueno Facsímil 5

Fan de Rocky, Superman y, en definitiva, el buen cine, tanto moderno como clásico. Disfruto con un buen libro así como leyendo a Mark Waid o a Alan Moore y viendo dibujar a Alex Ross o los Romita entre otros. También disfruto con videojuegos tanto actuales como de antaño con las consolas de 8 y 16 bits y me entusiasman las series tipo sitcom o de ciencia ficción. @GigioPoloux

¡No te vayas sin comentar!