El Videoclub: Tortugas Ninja Jóvenes Mutantes

Tortugas-ninja-jovenes-mutantesCuando el escritor Kevin Eastman y el dibujante Peter Laird hicieron debutar, en mayo de 1984, a las Tortugas Ninja en la editorial Mirage Estudios, con el cómic ‘Teenage Mutant Ninja Turtles‘ #1, seguro que no imaginaron que sus personajes alcanzarían una fama que los llevaría del tebeo a la televisión (donde popularizaron los antifaces de diferentes colores) y, finalmente, al cine. Una de las claves en las que radica el éxito de estos peculiares héroes es la personalidad clara y definitoria de cada uno de ellos:

Leonardo es el líder del equipo, obsesionado con no saltarse nunca las normas.

Donatello se nos muestra como el listo del grupo, capaz de construir todo tipo de increíbles aparatos.

Raphael, al que podríamos denominar  el ‘broncas’, representa la antítesis de Leonardo.

Michaelangelo es el bromista del cuarteto y siempre está dispuesto a disfrutar de una buena fiesta.

Ahora que el director Jonathan Liebesman ha estrenado ‘Ninja Turtles’ en el cine, es una buena ocasión para hacer un análisis de la anterior película, dirigida por Kevin Munroe, que se rodó sobre estos simpáticos quelonios expertos en artes marciales y devoradores de pizza: ‘Tortugas Ninja Jóvenes Mutantes‘, la primera adaptación de dibujos animados pensada para la gran pantalla, grabada en 2007, catorce años después del último film protagonizado por actores reales (‘Tortugas Ninja 3‘).

Durante sus 86 minutos de duración, los espectadores pueden disfrutar de las aventuras de Leonardo, Donatello, Raphael y Michaelangelo, todos ellos bajo la tutela del maestro rata Splinter. Por supuesto, una película de las Tortugas Ninja no puede estar completa sin sus aliados humanos: la pareja formada por April O’Neal y Casey Jones. Desgraciadamente, no contamos con la presencia del eterno rival de los protagonistas: el malvado Shredder, ya que, al principio del film nos explican que este personaje fue derrotado hace tiempo (lo que encajaría con el final de Tortugas Ninja 2: El secreto de los mocos verdes, rodada en 1991, en la que el villano muere al caérsele encima una gran estructura de madera). Los que no faltan son los miembros de la malvada organización  del Clan del Pie (cuyo nombre es una parodia del grupo de ninjas asesinos de Marvel conocidos como la Mano). Debido a la ausencia de Shredder, los integrantes de la banda están comandados por la peligrosa Karay.

tortugas-ninja

Aunque las Tortugas Ninja sean cuatro, el verdadero peso de la película recae sobre Leonardo y Raphael, siempre enzarzados en largas discusiones sobre cómo debe ser dirigido el equipo.

Al principio del film, nos encontramos con un grupo dividido. Mientras el líder de las tortugas, siguiendo las órdenes de Splinter, realiza un viaje en solitario para encontrarse a sí mismo, Donatello trabaja en un servicio de atención telefónica y Michaelangelo celebra fiestas de cumpleaños infantiles. Por su parte, el inconformista Raphael duerme de día mientras que sale a luchar contra el crimen por las noches, bajo la identidad secreta del Justiciero Nocturno, ya sea en solitario o con la ayuda de Casey Jones. Tras el regreso de Leonardo al grupo, la tensión existente con su hermano se acentúa. Sin embargo, todo se complica cuando se descubre que una antigua maldición, liberada hace muchos años por un soldado que quería lograr la inmortalidad, podría traer una gran cantidad de monstruos a nuestra dimensión. Después de conocer la fatídica situación, Raphael debe tratar de olvidar sus diferencias y trabajar junto a Leonardo y el resto de las tortugas para salvar nuestro planeta. En esta ocasión, la amenaza es tan poderosa que Karay decide que el Clan del Pie debe aliarse con sus mortales enemigos por una vez. Tras lograr su objetivo, la líder de los asesinos ninja les asegura a los cuatro héroes que nada ha cambiado entre ellos y, antes de desaparecer, deja entrever la posibilidad de que Shredder siga con vida. No cabe la menor duda de que si la película hubiese gozado de mayor éxito, esa incertidumbre podría haber servido de argumento para una secuela.

El film acaba con una estupenda frase final, pronunciada por Leonardo, que recoge a la perfección el espíritu de estos peculiares héroes mutantes:

“Vivimos juntos, entrenamos juntos, defendemos el bien juntos. Somos guerreros ninja. Golpeamos con fuerza. Defendemos, protegemos y desaparecemos en la noche. Y ningún ser malvado podrá cambiarlo. Eso es lo importante. Y, por eso, siempre seremos hermanos. Me encanta ser tortuga”.

La verdad es que la trama del film resulta bastante sencilla, lo cual es bastante comprensible si tenemos en cuenta que está principalmente destinada a un público infantil. Además, durante todo el metraje, se recalcan ciertos valores, como la amistad y el trabajo en equipo.

En resumen, aunque no se trata de la película definitiva sobre las Tortugas Ninja, sirve para pasar un rato entretenido que, como mínimo, conseguirá robarle algunas sonrisas al espectador, y no defraudará a los que crecieron disfrutando de la vieja serie de dibujos animados de los años ochenta.

[review]

4 Comentarios

¡No te vayas sin comentar!