‘¡Pérfidas!’ de Tamara Romero

La novela corta ‘¡Pérfidas!’ es el treceavo número de la colección Pulpas de narrativa de la editorial Aristas Martínez. El pasado 18 de septiembre, tuvimos la ocasión de escuchar a su autora, Tamara Romero, durante la presentación de la novela que se hizo en la librería barcelonesa Laie CCCB. Laura Fernández (cuya novela ‘El show de Grossman’, que reseñamos recientementees también parte de la colección Pulpas) se encargó de presentar esta novela corta sobre lucha libre femenina y la industria del espectáculo, una historia que analiza el significado de la propia identidad y el peso de un secreto.

Tamara Romero (izquierda) y Laura Fernández (derecha) durante la presentación de '¡Pérfidas!' en Laie CCCB
Tamara Romero (izquierda) y Laura Fernández (derecha) durante la presentación de ‘¡Pérfidas!’ en Laie CCCB

Tras el entusiasta prólogo de Laura Fernández, la novela empieza con mucha acción: en Valtidia, la capital mundial de la lucha libre entre mujeres, representantes de dos equipos rivales de luchadoras se ven las caras en un combate de gran repercusión. Luchando por las Pérfidas (¿las malas?) está la campeona Magma, una mujer brutal que se esconde tras una máscara y cuyo rostro nadie ha visto. En el lado de las Lúcidas (¿las buenas?) lucha La Bella Nima, de ochenta y tres años, que esa noche se retirará y que apuesta en el ring triangular una larguísima cabellera plateada. Una vez acabado el combate, las Pérfidas se reúnen para cenar y salir de fiesta con Alexia Vartel, su representante (y fumadora de puros rosas), pero esa noche acaba con el secuestro accidental de la joven luchadora Mazas, que es confundida con Magma por llevar una máscara idéntica a la de su compañera. A partir de este momento, se abre una trama fascinante, en la que se incluyen elementos tan dispares como: un locutor (Ryder Alegría) que habla sobre las luchadoras durante las veinticuatro horas del día en su Radio Eterna (ayudado por la asistente Wah Wah, a la que nunca nadie ha oído y que tiene una genial historia), una banda de ‘hair metal’, un mono llamado Tejón y un espeluznante sótano rosa, entre otros.

¡Pérfidas! novela corta de Tamara Romero para la colección Pulpas de Aristas Martínez

De ‘¡Pérfidas!’ destacaría el estilo de Tamara Romero: eficaz, natural y con facilidad para una imaginería casi barroca en su detalle. Si el lector siente debilidad por los nombres expresivos (es mi caso) disfrutará especialmente con los secundarios. Por ejemplo, además de Magma y Mazas, el equipo de las Pérfidas está compuesto por La Mujer Azul, Hiedra, Las Trillizas, Petróleo, Sor Muerte, Estigma, Rusia, La Vigilante y La Ciega (cada una de ellas con una habilidad única y asombrosa). Por suerte, la autora ya comentó su intención de revisitar el mundo y centrarse en otros personajes de los grupos de luchadoras, algo que puede ser muy disfrutable, pues todos tienen gran potencial para protagonizar su propia historia.

He disfrutado especialmente del tono y la ambientación de la novela: del ‘girl power’ (Romero explicó que quería usar la lucha libre para coreografiar escenas de acción entre mujeres), de los fragmentos más oscuros (por ejemplo, el inquietante pasado de Magma) y de las pequeñas perlas de ironía y humor (nada cafre, por cierto). En el mundo de Valtidia la moralidad es ambigua, las adolescentes terroríficas, los tacos son la comida típica para ir de fiesta, el negocio está por encima de la ética y la identidad es un cuchillo de doble filo. No he podido evitar sonreír en pasajes como este, en el que se subvierte el papel de las mujeres jóvenes en el mundo del espectáculo:

[quote]Louie bajó del ring y dejó paso al árbitro adolescente. En los combates del Estadio Pantera solo los jóvenes entre once y diecisiete años arbitraban la lucha. El motivo se remontaba a una enquistada concepción de la pureza y la anticorrupción preadulta que nadie se había ocupado de enderezar.[/quote]

Las referencias cinematográficas y a la cultura popular son constantes. Se menciona explícitamente la película ‘Soylent Green’, pero también es fácil ver paralelismos entre los equipos de luchadoras y el Escuadrón Asesino Víbora Letal de ‘Kill Bill’. Abundan los motivos propios del cine de ‘exploitation’ y de la cultura japonesa (tras un viaje a Japón, Tamara Romero confesó que volvió “un poco perturbada”). Como apunta Laura Fernández en el prólogo, la posición de la representante Alexia recuerda al reparto de poder de ciertos grupos de superhéroes (contribuyen a esa percepción los nombres y las habilidades, que no superpoderes, de cada luchadora). En definitiva, leer ‘¡Pérfidas!’ es como ser testigo del encuentro entre la cultura pop de nuestro mundo y la de un mundo paralelo más colorista y más desinhibido.

Her Finger, novela de Tamara Romero para Easerhead Press y Arcana, novela autoeditada

A pesar del final abierto, la historia queda bien hilada y considero interesantísimo todo lo que Romero deja acertadamente en el aire. Por ejemplo, las implicaciones sobre los inicios de la lucha libre o el cambio en el estatus de las mujeres que se produce en la ciudad de Valtidia cuando el deporte rey es la lucha libre femenina. Si tuviera que encontrarle una pega a ‘¡Pérfidas! sería precisamente su extensión, ya que la historia se lee de una sentada y deja con ganas de más. Quizás por esta brevedad, me parece que los arcos de la novela están algo descompensados (la introducción tiene que ser larga para presentar todos los elementos del mundo de Valtidia, por lo que el nudo y el desenlace quedan algo cortos en comparación). Sin embargo, creo que el libro hubiera perdido gran parte de su encanto de haber reducido información en el planteamiento y en este caso vale la pena que la ambientación se anteponga a la trama. Además, puede que sea buen momento para que los lectores de género, malacostumbrado a libros gruesos y sagas largas, empecemos a disfrutar más de la novela corta, que ya tiene cierta popularidad en el mercado anglosajón.

presencia humana uno aristas martinezTras autotraducir y publicar la novela corta ‘Her fingers’ (en el sello americano Eraserhead Press, especializado en ‘bizarro’), Tamara Romero autoeditó la novela juvenil ‘Arcana’ (la primera de una serie ambientada en Ciudad Escalera). En la reseña de ‘Presencia humana {uno} Nueva literatura extraña’, también de Aristas Martínez, nuestro compañero Marc J. Miarnau comentó el cuento ‘Ojos de neón’. Este relato, en el que se presenta a la periodista esotérica Atena Tellurian, es otro ejemplo de que a la autora, como afirmó durante la presentación en Laie CCCB, los elementos fantásticos le “salen solos”. Para ‘¡Pérfidas!’ (una historia pensada para la colección Pulpas), Romero se inspiró en el documental ‘Lipstick & Dynamite’, que trata de las mujeres que practicaron la lucha libre en los 40 y que llegaron a luchar hasta en una edad muy avanzada.

‘¡Pérfidas!’ está editada en rústica con anchas solapas y tiene 128 dolorosísimamente cortas páginas. La portada de Mik Baro es digna de póster y ayuda a meterse en el tono de la novela, como lo hace la expresiva tipografía que da paso a cada una de las luchadoras cuando entra en combate.

‘¡Pérfidas!’ es novela corta divertida, con una Valtidia que desborda las páginas y que está llena de personajes memorables y excéntricos. Una pequeña joya, editada con mimo por Aristas Martínez, para amantes de la cultura popular que se dejan llevar de buena gana por su sentido de la maravilla.

[review]

Traductora y asidua a bibliotecas. La ficción me entra mejor con sagas familiares, cabezología, juegos de palabras y relatos de venganza. Disfruto al leer fantasía épica, ver ciencia ficción, rolear fantasía urbana y escribir realismo mágico.

¡No te vayas sin comentar!