Análisis de ‘Assassin’s Creed Unity’

Análisis de 'Assassin's Creed Unity'

El éxito de la franquicia Assassin’s Creed es innegable. Prueba de ello son los más de 73 millones de copias que se han vendido entre todas las entregas. ¿Pero se está viendo mermada la innovación de la saga en pos de la continua salida de títulos? La verdad es que esta pregunta, que está en boca de multitud de jugadores, tiene una clara respuesta: ‘Assassin’s Creed Unity’.

En esta ocasión, encarnamos a Arno Dorian, un joven que fue testigo de niño del asesinato de su padre, un asesino llamado Charles Dorian, por lo que tras esto, es acogido por François de la Serre, quien es en realidad el Gran Maestro de los Templarios Franceses. Con esta conflictiva premisa que se irá enrevesando cada vez más, seremos testigos de una de las tramas más complejas a la par que interesantes de la saga. El periodo durante el que tienen lugar estos eventos no es otro que la Revolución Francesa, aunque a diferencia del ‘Assassin’s Creed 3’, donde nos inmiscuíamos en la Guerra de Independencia Americana, aquí no formaremos parte de ella, sino que estará como telón de fondo, interactuando, eso sí, con personajes relevantes, como fueron Robespierre, Napoleón o el Marqués de Sade.

Análisis de 'Assassin's Creed Unity'

Desde la salida del primer Assassin’s Creed en el año 2007, siete han sido los juegos que le han continuado, llegando así en noviembre de este año dos títulos, ‘Assassin’s Creed Rogue’ (podéis leer aquí su análisis) y ‘Assassin’s Creed Unity’. Mientras que el primero solo ha aparecido para PlayStation 3 y Xbox 360, el segundo ha sido el primer juego de la franquicia que se lanza exclusivamente para las consolas de nueva generación (Xbox One y PlayStation 4) y PC. Así, podemos hablar del primer Assassin’s Creed pensado para estas consolas, ya que el Black Flag no dejaba de ser una versión algo mejorada del visto en las anteriores plataformas.

Aun así, como suele ocurrir en la gran mayoría de juegos que se lanzan al inicio de una nueva generación, estos no aprovechan al máximo el rendimiento de estas, de hecho esto no suele suceder hasta varios años después, como podemos ver al comparar los primeros y últimos videojuegos de PlayStation 3 o Xbox 360. Es por esto que pese al salto gráfico que le han otorgado al ‘Assassin’s Creed Unity’, hay ocasiones en las que este no luce tan impactante como otras.

Por ejemplo, los primeros planos que vemos en la cinemática del Palacio de Versalles son espectaculares, habiendo sido creados con el motor del juego, pero por contra, habrá otras ocasiones en las que los personajes o ciertos aspectos no alcancen ese cenit. De todas formas, Paris luce sensacional. Las calles se encuentran abarrotadas de gente y los edificios tienen un nivel de detalle soberbio. No hay más que entrar dentro de la catedral de Notre-Dame para disfrutar de unas imágenes sin igual con los rayos del sol entrando por las vidrieras.

Análisis de 'Assassin's Creed Unity'

Dejamos claro así que el juego sí que luce mejor que los anteriores, sobre todo en el número de personajes no jugables que vemos en pantalla y en el nivel de detalle que tienen los edificios, aunque por lo que podemos ver en algunos momentos, en un futuro nos toparemos con unos gráficos increíbles que por ahora este juego no consigue mantener de principio a fin.

Por otro lado tenemos la jugabilidad, que es uno de los detalles que más han mejorado en ‘Assassin’s Creed Unity’. En primer lugar, el parkour ahora nos permitirá desplazarnos sin interrupciones y de una forma mucho más realista. Por esta razón se han eliminado varios pajares, permitiéndonos así descender de forma controlada y dinámica, mucho más fácil que antes. También se ha renovado la carrera libre, pudiendo ahora pulsar arriba o abajo para que Arno pase por encima o por debajo de diversos obstáculos. Esto, aunado al poder entrar o salir de forma más fácil por las ventanas y a que numerosos edificios alberguen habitaciones en su interior, hacen que el juego sea mucho más abierto.

En segundo lugar, se ha implementado un sistema de sigilo que permite a Arno pasar desapercibido junto a algunos guardias, a la par que matarles desde zonas cubiertas. Se incorpora así la ruptura de la ‘línea de visión’, que nos muestra una especie de fantasma del último lugar en el que han detectado al protagonista. El juego añade una mayor función de sigilo, que nos permite realizar las misiones de varias formas, lo que contribuye a hacer el título más rejugable.

Análisis de 'Assassin's Creed Unity'

En tercer lugar, los combates también se han visto modificados, pasando ahora a un sistema de esgrima, donde tenemos que centrarnos básicamente en tres aspectos: atacar, esquivar y parar, aunque unido al uso de armas de fuego, convierten el juego en una misión digna de los más heroicos, obligándonos a pensar a quién atacar antes de hacerlo por impulso.

Concluyendo con la jugabilidad, Ubisoft ha decidido prescindir del clásico sistema de objetivos a la hora de realizar las misiones, pasando a darnos diferentes opciones, desde robar unas llaves e intentar asesinar de forma sigilosa, a hacerlo cara a cara luchando contra bastantes guardias, pasando por otros casos en los que podemos crear distracciones que dificulten a estos que nos detecten a lo largo de la misión. Todo esto conlleva que el juego se adapte al jugador, permitiéndole llegar a su destino de la forma que más le interese.

Otro de los detalles que merece ser destacado es la personalización, ya que este Assassin’s Creed ha cambiado sustancialmente este sistema, pasando de los típicos atuendos que comprábamos en algunas tiendas, a poder personalizar botas, guantes, cinturones, pantalones, etc. creando una versión totalmente personalizada del protagonista. Además, no se han olvidado de incluir los atuendos de otros asesinos anteriores, que podemos desbloquear al subir de nivel o mediante la aplicación móvil, de la que hablaremos a continuación.

Análisis de 'Assassin's Creed Unity'

Con el fin de expandir el juego a otras plataformas, Ubisoft ha lanzado la aplicación ‘Assassin’s Creed Unity Companion’, que nos permite en esencia ir viendo el mapa del juego y sus puntos de interés, realizando misiones complementarias, como son las de los asesinos, a los que enviábamos a realizar objetivos. Estos encargos se irán desbloqueando al sincronizar atalayas en el juego y a su vez, la aplicación permitirá abrir cofres dentro de este.

Por otro lado, Arno también ha sufrido una mejora en cuanto a sus habilidades, pudiendo ahora ir mejorándolas, lo que nos otorgará nuevas características y movimientos, como por ejemplo disfrazarnos durante unos instantes de otro personaje para pasar inadvertidos. Además, mientras andamos por Paris podemos ir realizando multitud de actividades, como son ayudar a personas, descifrar pistas de Nostradamus o gestionar los emplazamientos que compremos.

Pero la mejora más sustancial de ‘Assassin’s Creed Unity’ reside en su multijugador cooperativo. En lugar de continuar exprimiendo los modos clásicos online, en esta ocasión y como el propio nombre del juego indica, Ubisoft ha optado por la cooperación entre jugadores. De esta forma, a lo largo del juego irán apareciendo asesinos que nos invitan a unirnos a misiones, las cuales haremos de forma conjunta con otros jugadores, además de poder elegir entrar a ellas desde emplazamientos fijos.

Análisis de 'Assassin's Creed Unity'

Estamos así ante el Assassin’s Creed más completo que se ha hecho hasta el momento. Alejándose del tipo de historia mostrada en Black Flag y acercándose más a la esencia original de la saga, Unity se establece como la ‘unión’ de lo mejor de la saga. Aun así, pese a la buena idea inicial, tal vez la premura por su publicación ha hecho que se lance con numerosos ‘bugs’, lo que ha llevado a que se cree un descontento general. Ubisoft ha lanzado desde su inicio tres parches que solventan cientos de errores, anunciando además que el próximo DLC que lancen será gratuito para todos los poseedores del juego.

‘Assassin’s Creed Unity’ es un juego cargado de giros y sorpresas, muchas de las cuales hemos decidido no mencionar en este análisis para que podáis sorprenderos con ellas al igual que lo hemos hecho nosotros. ¿Nos unimos?

[review]

¡No te vayas sin comentar!