DC Comics: Crónica Visual Definitiva

DC Comics: Crónica Visual DefinitivaEn noviembre del año pasado llegaba a nosotros un libro que llevaba por título ‘Marvel: Crónica Visual Definitiva’. Este volumen, que era una actualización de otro tomo publicado dos años atrás en España, contaba de forma cronológica el camino que la editorial Marvel había seguido desde su inicio hasta nuestros días. Y ahora, de nuevo gracias a la editorial DK (Dorling Kindersley) y a la distribuidora Pearson, podemos contar en el idioma de Cervantes con una obra muy similar, con la salvedad de estar centrada en la otra gran editorial americana de cómics: DC Comics.

El prólogo de este volumen es toda una declaración de intenciones: Paul Levitz, expresidente de la mencionada compañía, nos habla del Cronos, dios griego del tiempo, para poder así explicar la razón de la existencia de las cronologías, pero tras ello, varía su tesis para culpar a Krona de la llegada del ‘mal’ al Universo DC (cualquier lector versado en esta editorial conocerá de sobra a este villano que ha estado presente en diversos episodios catastróficos).

Tras una breve introducción, el libro comienza situando al lector en la década de 1930, concretamente en febrero de 1935, cuando nace la revista ‘New Fun’, pilar fundamental de DC Comics. A partir de aquí iremos viendo diferentes sucesos que se fueron dando a lo largo de los meses, todos ellos ligados eso sí a la editorial ‘National Allied Publishing’, que más tarde se convertiría en la editorial que da nombre a este volumen. Así, vamos viendo cómo van evolucionando los temas que se iban tratando en los diferentes números: desde el género policiaco hasta las aventuras, pasando por la ciencia ficción, como era el caso de la historia ‘Federal Men’ de ‘New Comics #10’, donde unos jóvenes Jerry Siegel y Joe Suster comenzaban a plasmar en papel sus deseos de contar historias fantásticas.

Pasamos de página y nos topamos en marzo de 1937 con la portada de la revista ‘Detective Comics #1’, donde más tarde, en su número 27 veríamos aparecer al Caballero Oscuro. Junto a cada portada vamos encontrando textos que nos sitúan en el espacio-tiempo, además de citas situadas al lado de diversas imágenes que acompañan a cada publicación, que sirven en conjunto para entender mejor el momento y la creación de cada obra.

A continuación encontramos el nacimiento de los dos grandes héroes de la editorial: Superman, dentro del ‘Action Comics #1’ publicado en 1938 y Batman, quien apareció un año después sorprendiendo a los lectores en la portada del ‘Detective Comics #27’.

DC Comics: Crónica Visual Definitiva

Además de los principales hitos de la editorial, en la parte inferior de las páginas se incluyen una serie de textos que hablan de la situación que se estaba dando en el mundo. Esto es algo de agradecer, ya que es totalmente necesario conocer qué ocurría en ese momento para entender por qué se tomaron ciertas decisiones editoriales. Como documentar todo lo sucedido en un año es bastante difícil, cada año incluye además en su parte final un compendio dentro de una caja de texto negra que explica qué más sucesos relevantes se dieron durante esa fecha en la editorial.

Tras concluir la década de 1930 comienza la de los 40, donde encontramos por ejemplo un ‘Certificado del Junior JSA Club’ a doble página. Esto no era otra cosa que una forma de contentar a los lectores, donde se les reconocía como miembros del club de la Sociedad de la Justicia de América, siendo el documento firmado por Wonder Woman. Es curioso, eso sí, ver quién es el miembro partícipe, que no es otro que Roy Thomas Jr.

Como ya he mencionado, es necesario conocer qué ocurría en el mundo para entender ciertas decisiones. Es por esto que tras la cronología de 1941 nos encontramos una página doble que lleva por título ‘DC va a la guerra’. En ella se explica cómo los héroes establecidos ya en aquella época toman parte en el conflicto luchando contra el Eje.

Y así, vamos avanzando año a año hasta el 2014, conociendo todos los entresijos que se fueron dando en lo que hoy conocemos como DC Comics. Pero no solo sobre la editorial, sino que cada mes nos van desgranando los principales sucesos ocurridos en el mundo del cómic. Y entre esta cronología, encontramos además numerosos artículos a doble página que añaden diverso contenido de interés a la historia de la editorial, como por ejemplo la influencia de la Comic Code Authority, la creación del sello Vertigo, portadas relevantes, ilustraciones o bosquejos entre otros.

DC Comics: Crónica Visual Definitiva

Y al igual que pasaba con la ‘Crónica Visual Definitiva’ de Marvel, esta de DC Comics es una actualización de la que DK Publishing editó en inglés en 2010, llegando sus páginas a comprender todo el material desde la década de 1930 hasta julio de 2014 de forma mensual.

Estamos así ante un excelente compañero para el volumen de Marvel, incluyendo numerosas ilustraciones de artistas consagrados, como son Jim Lee, Adam Hugues o Alex Ross entre otros. Un tomo totalmente indispensable para todo amante de DC Comics que quiera conocer cómo se fue gestando la editorial y cuales fueron los sucesos más relevantes, tanto de esta como de los personajes que en ella cobran vida.

El volumen, que se puede adquirir tanto en tiendas especializadas como en la web de la distribuidora Pearson por un precio recomendado de 27 euros, tiene en su haber 352 páginas a color con unas cubiertas cartoné en las que encontramos una ilustración de Adam Hugues. Junto al volumen se incluye además una cubierta contenedora para guardarlo en su interior y que no se dañe, teniendo esta unas ilustraciones centradas en el Nuevo Universo DC.

[review]

DC Comics: Crónica Visual Definitiva¡Embárcate en una formidable aventura a través de más de 75 años de historia de DC Comics!

Ya viene de lejos. Durante 75 años, DC Comics ha estado en vanguardia del arte gráfico. Para muchos, la primera aparición de Superman en el legendario Action Comics #1 de junio de 1938 significó el nacimiento de los superhéroes. DC Comics año por año: Una crónica visual te guía desde el comienzo, antes incluso de que Superman y Batman existieran, hasta el día de hoy, en que los cómics de DC copan las listas de ventas y en que sus héroes y villanos se cuentan entre los personajes icónicos de todos los tiempos.

Este libro no es un simple resumen de la historia de la editorial de cómics más grande y longeva de Estados Unidos: es una crónica mes por mes, que muestra las grandes (y las pequeñas) publicaciones y acontecimientos de los 75 años de vida de DC Comics. Recorre los hechos de la Edad de Oro del cómic (1938-1955), la Edad de Plata (1956-1969) y la Edad de Bronce (1970-1979) y se introduce de lleno en la Edad Moderna (1980-actualidad). Es un viaje de ida y vuelta desde Tierra-2 a Tierra-1 y al Universo de Antimateria que proporciona un registro exhaustivo de las personas y circunstancias que han dado forma al Universo DC.

DC Comics año por año incluye también los títulos de otras firmas que, con el tiempo, se integraron en la familia DC: desde All Star Comics, de los años 1940, pasando por la primera aparición del Capitán Marvel en Whiz Comics #2 (febrero 1940); hasta llegar a los grandes momentos del sello WildStorm, fundado en 1999. Los artículos están ilustrados y se complementan con una cronología de acontecimientos mundiales, lo que permite mostrar los 75 años de evolución de DC en su contexto histórico.

Un equipo formado por autores e historiadores del cómic ha buceado en las tiendas, en sus colecciones, en otras particulares y en las criptas sagradas de DC para presentar DC Comics año por año a un mundo expectante.

DC Comics: Crónica Visual Definitiva

4 Comentarios

  1. Bastánte mejor que el ladrillo de 75 años de Comics DC (720 paginas por 150 euritos de nada, solo para verdaderos creyentes) y con un estilo visual muy parecido al de Marvel.

    Desgraciadamente, en el articulo, no comentan que se dejan muchas cosas en el tintero y que omiten completamente la vida editorial interna de esta empresa, con sus tiras y aflojas que divierten como anécdotas casi más que las propias sagas que imprimían.

¡No te vayas sin comentar!