Del cómic al videojuego: Batman (II)

Bienvenidos de nuevo, esta semana en ‘Del cómic al videojuego’ os traemos la segunda parte de este especial dedicado al señor de la noche, el mejor detective del mundo y buque insignia de la DC Cómics, Batman.  Hoy os hablaremos de las incursiones del personaje en la nueva generación pero también repasaremos algunas de las mayores rarezas en las que hemos podido ver al caballero oscuro.

Batman Gotham City Racers

La primera rareza de esta lista es Batman: Gotham City Racer, un curioso juego de conducción donde teníamos varios vehículos, cuyo diseño fue extraído de Batman, la serie animada y Las nuevas aventuras de Batman y Robin, con el objeto de atrapar a algunos de los villanos clásicos del héroe. Las persecuciones eran las protagonistas de este juego aunque también había alguna que otra carrera y recogida de objetos o personajes.

A pesar de ser de Ubisoft y de que salió a la venta en 2001, los gráficos del juego son muy pobres para la época y da la sensación de que no estamos jugando con vehículos sino con bloques indestructibles que circulan por terrenos homogéneos, ya que los escenarios tampoco destacaban por su belleza. El manejo de los vehículos era tosco y eliminaba completamente cualquier emoción que pudiera ofrecer el juego. Un auténtico desastre que salió a la venta con el único objetivo de explotar una licencia que no había aportado mucho al mundo de los videojuegos. Una lástima, ya que el personaje ha tenido grandes adaptaciones al mundo de los videojuegos en la última década.

batman_begins_2

La primera de estas grandes adaptaciones de las que disfrutó el caballero oscuro para consolas fue, sin duda, ‘Batman Begins‘. Basado en la película de Christopher Nolan, resultaba una fiel adaptación de la misma ya que reproducía escenas de la película, como el periodo que Bruce Wayne pasó en el Himalaya con la Liga de las Sombras o el asalto a Arkham, con bastante fidelidad.

Asimismo, introdujo una mecánica muy interesante que luego serviría de inspiración para los creadores de la saga Arkham, ya que Batman podía deslizarse de entre las sombras para interrogar a los enemigos, usar el sigilo para inspirar miedo u otras artimañas que siempre han caracterizado al personaje. En su versión original, el juego estaba doblado por los actores originales de la película (Liam Neeson, Christian Bale, Michael Caine, etc) aunque en su versión española solo algunos de los actores de doblaje oficiales pusieron las voces a los personajes, fue de agradecer que el juego llegase doblado a nuestro idioma.

La presencia de Ra’s Al Ghul o del gas del miedo del Espantapájaros añadía aún más atractivo al juego. Desgraciadamente, algunos tacharon al juego de repetitivo y obtuvo algunas críticas muy irregulares pero sentó las bases de lo que hoy día es la saga Arkham  y aportó una frescura al personaje que a mí, personalmente, me encantó. Como curiosidad, el juego tenía algunas fases de conducción a bordo del Batmóvil que aparecía en la película, lo que otorgaba cierta variedad al producto.

Batman-arkham-asylum

En 2009, y tras el lanzamientos en 2007 de Lego Batman para varias plataformas, el protector de Gotham volvió en un impresionante videojuego que supuso el comienzo de una de las mejores sagas, ya no solo basadas en el personaje sino del mundo de los videojuegos en general. Hablamos de Batman Arkham Asylum, la primera parte de una saga que el año que viene contará con su cuarta entrega. Con este juego, Rocksteady cambió para siempre la visión que tenía la industria sobre videojuegos basados en superhéroes y dio a Batman un merecido puesto entre los grandes personajes del mundillo como Lara Corft o el Comandante Shepard.

En Arkham Asylum encarnábamos al caballero oscuro en una típica noche en Gotham. El Joker secuestra al alcalde y, tras una pelea, Batman rescata al político y se dirige a Arkham para volver a encerrar al payaso príncipe del crimen. Sin embargo, se avecinan cambios en el manicomio y un nuevo director se hace con el control del mismo: el propio Joker, cuya captura formaba parte de un descabellado plan para encerrar a nuestro héroe en Arkham y con la ayuda de otros villanos como Hiedra Venenosa o Bane, acabar definitivamente con el murciélago.

El juego mezclaba sigilo y acción y nos dejó grandes momentos, como los niveles centrados en las pesadillas provocadas por el gas del miedo del Espantapájaros o el enfrentamiento contra Killer Croc en las cloacas de Arkham. Momentos que mantuvieron a los jugadores en tensión y que resultaba incluso terroríficos. En su versión original, el juego estaba doblado por Kevin Conroy y Mark Hamill, las voces oficiales de Batman y el Joker desde los tiempos de la serie animada. En su versión en castellano, Claudio Serrano (que se ha convertido en la voz oficial del personaje en casi todas sus adaptaciones) y José Padilla, actor de doblaje que ha mostrado su versatilidad al interpretar a personajes como el Joker en esta saga, Mickey Mouse o el capitán Zapp Brannigan de la serie Futurama. Una verdadera obra maestra que supuso el comienzo de la verdadera leyenda del caballero oscuro… En el mundo virtual al menos.

joker-batman-arkham-city

Sin contar ‘Batman: The Brave and the Bold’, videojuego basado en la serie infantil que salió para las consolas de Nintendo, el siguiente proyecto protagonizado por el caballero oscuro fue una secuela. Se trata de Batman Arkham City. La segunda entrega de la saga creada por Warner Bros. y Rocksteady que fue el equivalente a ‘Aliens, El Regreso’ o a ‘Terminator 2: El Juicio Final’ en el cine, es decir, una segunda parte que superó con creces a la entrega original.

En esta segunda parte se nos presentaba la prisión de Arkham City, un nuevo centro penitenciario parecido al que vimos en la película ‘1997: Rescate en Nueva York‘. Al igual que en esta famosa película de John Carpenter, la prisión no es más que una parte de la ciudad de Gotham, pero en este caso rodeada de muros y alambradas, donde la policía no ejerce ningún poder y solo existen criminales y el mundo que ellos han creado. Dos Caras, Enigma, El Joker o el Pingüino, entre otros, se han convertido en dueños y señores de distintas partes de la prisión y han creado su pequeño imperio donde la ley no puede tocarles.

Una interesante premisa en la que, para no chafar la sorpresa a aquellos que no hayáis podido disfrutar del juego, Batman jugará un papel importante. Poco se puede decir sobre este juego cuando muchos lo consideran, hasta que podamos probar Arkham Knight, el mejor de la saga y uno de los mejores juegos de la anterior generación de consolas. Mención especial a su banda sonora que corrió a cargo de Nick Arundel, quien hizo un trabajo que no tenía nada que envidiar al de Hans Zimmer en la trilogía cinematográfica de Christopher Nolan, y a los puzzles planteados por el ‘afilado’ ingenio de Edward Nigma que resultaban mucho más divertidos y variados que los que pudimos resolver en la primera entrega. Quizá el mejor juego del caballero oscuro de los que aparecen en este artículo y una obra maestra que todo fan del héroe tiene la obligación de probar.

Batman Arlham Origins

Para la siguiente entrega de la saga Arkham, el equipo de Rocksteady no ejerció ningún papel en el desarrollo del juego y esto hizo que el mismo no disfrutase de la calidad mejor de sus antecesores. Sin embargo, lejos de ser un mal juego, Batman Arkham Origins superó en muchos aspectos a sus ‘hermanos mayores’ y no decepcionó a los fans de la saga.

Para seguir contando la historia de Batman, Warner Bros Games pensó que lo mejor sería dar un pequeño salto temporal hacia atrás  y nos mostró a un Bruce Wayne que, en su primer año como Batman, es más un mito que un héroe. Pero esto no impide que Máscara Negra, cuyas operaciones criminales se han visto perjudicadas por las acciones del Murciélago, ponga precio a la cabeza del héroe, lo que atrae a la ciudad a criminales tan peligrosos como Firefly o Deadshot. Como es el más reciente, no nos centraremos en su argumento para no arruinar la experiencia de juego a los jugadores que no hayan podido disfrutarlo pero sí os podemos decir que Batman se enfrentará a más villanos que nunca.

La banda sonora corría a cargo, esta vez, de Christopher Drake quien ya compuso la música de la excelente película de animación ‘Batman: El regreso del Caballero oscuro‘ primera y segunda parte. De los juegos del caballero oscuro, es el que menos he podido disfrutar así que os dejo las valoraciones a vosotros pero, sólo por la presencia de algunos villanos como Firefly o Deathstroke, valdría la pena darle una oportunidad.

Injustice Gods Among Us

El mejor detective del mundo no sólo ha protagonizado la saga Arkham en PS3, Xbox 360 y PC, sino que también ha hecho gala de sus habilidades de combate en uno de los juegos de lucha más divertidos de los últimos años. Hablamos de ‘Injustice: Gods Among Us‘ una interesante apuesta por los ‘Otros Mundos‘ en el mundo de los videojuegos, donde Superman gobierna el planeta con puño de hierro y Batman es el líder de una resistencia que pretende derrocar el régimen del hombre de acero. Un videojuego que sorprende sobre todo por su elaborada historia, algo poco común en los juegos de lucha, y por sus controles sencillos y dinámicos  que permiten a cualquier jugador ejecutar impresionantes combos con una simple combinación de botones.

La edición Ultimate de este videojuego incluía a nuevos personajes como Lobo, Zatanna, Detective Marciano, Batgirl y el General Zod, además de una enorme selección de trajes entre los que se incluyen los que pudimos ver en la genial obra de Mark Millar, Superman: Hijo Rojo. Lo mejor del juego es, sin duda, el cómic que completa su historia, editado en España bajo la editorial ECC  y que ya va por su tercer año en EEUU, el cual nos muestra cómo se llegó a esta situación distópica y por qué unos héroes forman parte del régimen y otros se oponen totalmente a este gobierno totalitario.

gotham-city-impostors-arte

Ya que hemos empezado con un curioso juego del Caballero Oscuro, creo que es apropiado terminar con otro no menos original que  Batman: Gotham City Racer ( y mucho mejor que este). Nos referimos a Gotham City Impostors, un curioso juego que, a pesar de no disfrutar de la presencia de Batman en persona, debe incluirse en este artículo al menos como curiosidad para los jugadores y fans del personaje. Este proyecto surge como respuesta de Monolith y Warner Bros a Team Fortress de Valve y se centraba en el enfrentamiento entre dos bandas, una inspirada por Batman y otra por el Joker, por el control de Gotham. El juego derrochaba humor y simpatía, presentándonos a unos estrambóticos personajes que se servían de unos no menos extraños artilugios para derrotar al equipo contrario. Un producto menor pero que no deja de ser interesante si buscas entretenerte durante un rato.

Llegados a este punto nos preguntamos ¿Cuál es el futuro de este personaje en los videojuegos? De momento, Batman Arkham Knight nos llegará en 2015 y promete superar todas nuestras expectativas pero ¿qué habrá después? Sabemos que la franquicia Lego-DC nos está proporcionando videojuegos que, sin compartir el carácter oscuro del personaje, resultan entretenidos y recomendables para pasar un buen rato sin embargo ¿Terminará con Arkham Knight la edad de oro de Batman en el mundo de los videojuegos? Desgraciadamente ni Flash ni el Doctor con su famosa TARDIS están en nuestro equipo de redacción así que sólo podemos especular pero, después de las grandes aventuras que hemos vivido con este héroe en nuestras consolas y ordenadores, creo que Batman se ha ganado un pequeño descanso. Al menos, hasta que Rocksteady o Warner Bros. vuelvan a sorprendernos con otro de sus grandes proyectos.

¡No te vayas sin comentar!