Dragon Ball Z: Battle of Gods (Anime Comics)

Dragon Ball: Battle of Gods (Anime Comics)

Para los fans más acérrimos de Dragon Ball, el anime concluyó el 31 de enero de 1996, con la emisión del capítulo 291, donde Goku se despedía de todos para ir a entrenar a un joven llamado Oob (encarnación del villano Boo). Después de esto, el estudio Toei Animation continuó narrando historias sobre los personajes bajo el título de Dragon Ball GT, aunque estas ya no eran una adaptación del manga de Akira Toriyama. Es por esto que cuando años después el autor se inmiscuyó de nuevo en el proyecto, anunciando una próxima película que vio su estreno en 2013, todos los seguidores del manga original vieron colmados sus sueños de conocer nuevas epopeyas sobre sus personajes favoritos, a cargo nuevamente de su creador.

El problema surgió con el estreno del filme, ya que este distó mucho de las expectativas que nos habíamos creado. ¿El problema era que ya no éramos niños, sino adultos? Me temo que la respuesta a esta pregunta es una negativa. La causa estaba en el producto en sí.

Dragon Ball: Battle of Gods (Anime Comics)

‘Dragon Ball: Battle of Gods’ era un cúmulo de chistes infantiles y situaciones absurdas, de las que solo podíamos rescatar dos o tres ideas realmente prometedoras, aunque como la propia palabra indica, estas ideas serán aprovechadas en un futuro.

La trama nos cuenta cómo el dios de la destrucción Bills es despertado por su ayudante Wiss tras 39 años de letargo. La razón no es otra que poner fin al reinado de Freezer, ya que sus ambiciones lo irritaban. Pero una vez despierto descubre que este ha sido asesinado a manos de un Super Sayano conocido como Son Goku, lo que le recuerda que un oráculo le vaticinó la llegada de un ser llamado ‘Super Sayano Dios’, quien le igualaría en fuerza. Es en ese momento cuando Bills decide personarse en el planeta del Kaio Sama del Norte para buscar al mencionado sayano.

A partir de esta interesante premisa que nos augura una épica batalla, la película (o cómic en este caso) comienza a desinflarse en su narrativa, viendo escenas totalmente grotescas, como las que se dan en el cumpleaños de Bulma, al que acude incluso Pilaf junto a sus secuaces…

Dragon Ball: Battle of Gods (Anime Comics)

Aun así, la parte final, donde ocurre la esperada batalla que se auguraba desde el inicio, tiene varios detalles interesantes, como es la aparición de ese ‘misterioso’ Super Sayano Dios.

Si bien es cierto que la película tuvo detractores y seguidores a partes iguales, estos últimos han sido sobre todo los jóvenes que están acostumbrados a las series de animación actuales, cuya narrativa cargada de chistes y momentos ridículos son una constante. Y es por esta razón por la que ‘Dragon Ball: Battle of Gods’ sí que gusta a un gran público, al consumidor de anime actual, pero no al seguidor de la serie original, quien ya ha visto y leído las mejores historias de Dragon Ball.

Ahora bien, esta retrospectiva ha sido necesaria para poder conocer el producto que Planeta Comic nos hace llegar: la adaptación, o mejor dicho, la impresión, de la película a formato cómic. A diferencia del buen trabajo realizado con el color del recientemente publicado en España ‘Dragon Ball Color’, el digitalizado de ‘Dragon Ball: Battle of Gods’ es pésimo. En lugar de dibujar la historia, se han limitado a extraer planos de la película y a colocarlos en las páginas, lo que lleva a dos situaciones: la primera es que la narración carezca de dinamismo y la segunda, que haya numerosas viñetas en las que sea difícil apreciar lo que ocurre, ya que los fotogramas utilizados mostraban movimiento, por lo que el resultado son imágenes borrosas.

Dragon Ball: Battle of Gods (Anime Comics)

En cuanto a la traducción, esta sí que mantiene la esencia de la película, por lo que prácticamente al leer este cómic estaremos viendo en viñetas ‘Dragon Ball: Battle of Gods’. El trabajo de Planeta Cómic editando este volumen es más que correcto, pero poco podían hacer para salvar el desastre de Shonen Jump. Dentro de sus 360 páginas a color encontramos, además de la historia en sí, una introducción con un resumen de los personajes y varias curiosidades en su parte final.

Akira Toriyama (Japón, 1955) es un dibujante de manga conocido sobre todo por su serie Dragon Ball. Desde que en 1978 debutase con la historia Wonder Island, publicada en la revista semanal Shonen Jump, fue poco a poco dibujando varios relatos cortos hasta que en 1980 alcanzó el éxito con su serie Dr. Slump, que se publicó desde 1980 hasta 1984. A finales de este último año lanzó al mundo su obra más conocida: Dragon Ball. Esta era una revisión de una historia corta que había escrito tiempo atrás, Dragon Boy. Partiendo de la leyenda del rey mono, fue poco a poco creando una mitología propia que se expandiría hasta convertirse en el manga más conocido del mundo. Tras finalizar esta y seguir con varias series propias, decidió mantenerse al margen del manga desde el año 2000 hasta el 2009, cuando regresó con una obra llamada Jiya, que creó junto a Masakazu Katsura.

[review]

Años después de la batalla con Majin Buu, Bils, el dios de la destrucción y responsable de mantener el equilibrio del universo, se ha despertado de un largo sueño. Al escuchar la historia sobre un saiyajin de nombre Goku que ha vencido a Freezer, Bils inicia su búsqueda. Goku, animado por el hecho de que haya aparecido, después de tanto tiempo, un oponente tan poderoso, ignora los consejos de Kaito y decide combatir contra Bils.   Dragon Ball Z: Battle of Gods fue un impresionante éxito en Japón: más de un millón de espectadores y casi 19 millones de dólares en su segunda semana en cines. En sólo 328 salas, se colocó como la quinta película más taquillera de su semana de estreno en todo el mundo.   Título original: Dragon Ball Z Battle of GodsAños después de la batalla con Majin BuuBils, el dios de la destrucción y responsable de mantener el equilibrio del universo, se ha despertado de un largo sueño. Al escuchar la historia sobre un saiyajin de nombre Goku que ha vencido a FreezerBils inicia su búsqueda. Goku, animado por el hecho de que haya aparecido, después de tanto tiempo, un oponente tan poderoso, ignora los consejos de Kaitoy decide combatir contra Bils.

Dragon Ball Z: Battle of Gods fue un impresionante éxito en Japón: más de un millón de espectadores y casi 19 millones de dólares en su segunda semana en cines. En sólo 328 salas, se colocó como la quinta película más taquillera de su semana de estreno en todo el mundo.

Título original: Dragon Ball Z Battle of Gods

Dragon Ball Z: Battle of Gods

3 Comentarios

  1. Que idiotes, yo soy un seguidor de la serie original y ame esta película, precisamente porque conserva todo lo bueno del Dragon Ball que yo conocí, porque yo no mire solo la saga Z, sino tambien la saga de niño, se necesita ser un verdadero fanatico de Dragon Ball y Akira Toriyama para recordar como debe ser la serie, y no un pseudo fanatico mediocre que solo recuerda las partes serias y violentas que seguro se venía ccon los gritos sin sentido de Broly y piensa que es canon, si eres de ese tipo de fans, obvio no te va a gustar tan magnifica película.

  2. Sigo el manga desde el año 92 y disfruto aún como un niño leyendo las primeras historias de Goku y compañía. Pero como dejas claro, cada uno tenemos nuestra opinión 😉

  3. Esta peli es demasiada suave y muy comercial… podemos recordas varias pelis en formato VHS en las que siempre a SonGoku le dan una tremenda paliza y siempre utiliza un poder o tecnica con la que acaba con su adversario… y esta mecanica sucede en la gran inmensa mayoria de sus pelis…

¡No te vayas sin comentar!