X-O Manowar #2 – Llega Ninjak

4-x-o-manowar-llega-ninjak-2-tomo-volumen-panini-comics-lee-garbett-robert-venditti-opinion-reseña-analisis-criticaSí, como ya hice referencia en reseñas anteriores de volúmenes del Universo Valiant, los primeros tomos de cada serie son excesivamente introductorios, los segundos tienen otro rasgo peculiar: sirven para “allanar el terreno” a un evento o suceso que hace las veces de clímax o punto álgido del arco argumental, sentando así una nueva coyuntura o alterando el ‘statu quo’. El caso más significativo hasta ahora es el de la segunda entrega de ‘Bloodshot’, que como resalté servía de puente hacia el primer evento de Valiant: ‘Harbinger Wars’.  En el volumen que nos ocupa, sin embargo, también se cumple esta regla, aunque en este caso es ligeramente diferente al no haber un evento cerca que involucre a la cabecera.

Antes de analizar en profundidad el segundo tomo de la colección insignia de Valiant, que sirva como advertencia, tampoco hay demasiado que explicar, conviene hacer un breve recordatorio de lo acaecido en su inicio.  De este modo, en el primer tomo de la colección, ‘X-O Manowar’ se narraba la historia del visigodo Aric de Dacia quien una noche, al salir en busca de unas supuestas tropas del Imperio Romano, ¡es derrotado y capturado por extraterrestres!.  Posteriormente, tras pasar años cautivo en la nave de La Vid, como se conoce a esta singular raza, logra escapar de la nave haciéndose con un artefacto sagrado de los alienígenas: la armadura sagrada de Shanhara, un arma que confiere al portador asombrosas características. No obstante, al llegar al planeta tierra, el protagonista sufre un desconcierto absoluto, puesto que está en el año 2012 en lugar de su época original.

3-x-o-manowar-llega-ninjak-2-tomo-volumen-panini-comics-lee-garbett-robert-venditti-opinion-reseña-analisis-criticaEl párrafo anterior plasma a grandes rasgos lo que dio de sí la primera entrega y, ciertamente, para el segundo volumen tampoco necesitaremos mucho más espacio. En esencia, la trama de este arco posee dos grandes finalidades: introducir a Ninjak, un nuevo personaje en este muy recientemente creado universo Valiant, y profundizar algo más en La Vid y sus integrantes. Respecto al primero, tal como veíamos en el final del primer arco argumental, el hecho de haber viajado más de una decena de siglos en el tiempo no hace que Aric de Dacia esté seguro, puesto que está amenazado por los extraterrestres del exterior, montados en sus naves espaciales y, lo que es todavía más interesante, por los miembros de La Vid infiltrados en el globo terráqueo. Dichos integrantes, camuflados con forma humana y que se reúnen en una suerte de dimensión alternativa, complicarán mucho las cosas al portador de la armadura sagrada, ya que algunos de ellos tienen grandes influencias.

La mayor complicación será, tras el fracaso de un equipo de asalto, enviar a un mercenario a capturar la armadura Ninjak, quien también está algo alejado de su tiempo original como Aric. Resulta curiosa la contraposición de dos estilos de lucha que casan muy bien con sus eras históricas y “profesiones”, esto es, mientras que el protagonista, miembro de una extinta tribu bárbara, confía en la fuerza bruta y el descomunal poder de la armadura; el ninja aprovecha su intelecto y su gran repertorio de armas para decantar la balanza a su favor. Sin embargo, la relación entre ambos se verá alterada a lo largo del tomo. Este personaje ha sido probablemente el mayor acierto del volumen debido a que puede dar bastante juego en esta cabecera y a su posicionamiento ambiguo.

2-x-o-manowar-llega-ninjak-2-tomo-volumen-panini-comics-lee-garbett-robert-venditti-opinion-reseña-analisis-criticaA su vez, obtenemos más detalles relativos a La Vid y sus miembros, básicamente el funcionamiento de “la célula” terrestre. Sin desvelar mucho, asistimos a ciertas discrepancias entre los extraterrestres acerca de qué hacer con el planeta tierra, así como al planteamiento de la solución definitiva al problema terrícola, cuyo desenlace veremos en el próximo volumen. Sin duda, la subtrama más política relacionada con alienígenas infiltrados en las altas esferas es, a mi entender, un buen aliciente que otorga mayor interés a la historia, aunque desgraciadamente no se profundiza demasiado en este aspecto por el momento.

La frase anterior resume el mayor error argumental del tomo: no se profundiza demasiado en nada, tal como sucedía en el volumen análogo de ‘Bloodshot’. En otros términos, el desarrollo la trama está quizá excesivamente condicionado por “Planeta Muerte”, el tercer arco argumental de la colección, soltando demasiados datos de golpe en lugar de dosificar algo más la información. Es cierto que, al menos a mi juicio, ‘Harbinger Wars’ desveló bastantes detalles interesantes, pero fue a costa de un cierto oscurantismo argumental en los dos tomos de ‘Bloodshot’. Por consiguiente, no es que la trama de ‘X-O Manowar’ no sea interesante, que lo es, sino que estos dos tomos dan una cierta sensación de que algunas ideas se desaprovechan aplazándose demasiado su desarrollo. Mismamente, tienes a un personaje como Ninjak del que puedes dar algún dato adicional, aunque sea para humanizarlo algo más.

1-x-o-manowar-llega-ninjak-2-tomo-volumen-panini-comics-lee-garbett-robert-venditti-opinion-reseña-analisis-criticaRespecto a uno de los grandes pilares de la serie, su acción, se produce un cambio de dibujante para los cuatro números de la presente entrega. Esto es, pasamos de un idóneo Cary Nord, presente en la totalidad del tomo anterior, a un Lee Garbett más que cumplidor. Pese al buen trabajo de este último, que nos otorga un estilo similar al de Nord, en las viñetas grandes se echa de menos el trabajo del dibujante original, pues Garbett no tiene tanta soltura como su predecesor y su trabajo no resulta tan impactante. Independientemente del estilo gráfico, los combates siguen siendo un rasgo predominante en la cabecera, siendo especialmente interesantes las batallas contra Ninjak y la que sirve como clausura del arco.

En cuanto a la ediciónPanini recopila los cuatro episodios (del 5 al 8, en concreto) que conforman el segundo arco argumental de la cabecera, en un tomo en formato rústica de 112 páginas a color por un precio de 10€. A modo de conclusión, nos encontramos ante un volumen continuista que mejora levemente el guión de su predecesor pero que no avanza en exceso en la trama. Su dibujo, por contra, resulta algo más flojo. Veremos qué nos depara ‘Planeta Muerte’, pero sigue siendo una cabecera recomendada para los que busquen algo similar a lo que ofrecen DC y Marvel en su multitud de colecciones de superhéroes.

Robert Venditti
Procedente de Hollywood (Florida), descubrió los cómics de adulto gracias a títulos como “Astro City” de Kurt Busiek. Tras graduarse en Ciencias Políticas e Inglés en la Universidad de Florida, quería dedicarse a la abogacía, pero descubrió que no le gustaba ese trabajo. Posteriormente, cursó un máster en Escritura Creativa y en 2002 comenzó a trabajar para Top Shelf Productions. Su trabajo más famoso es, precdisamente, el primer cómic que escribió: “Los Sustitutos” (The Surrogates), miniserie de ciencia-ficción cuyo filme estuvo protagonizado por Bruce Willis.

Actualmente escribe “X-O Manowar” para Valiant y “Green Lantern” y “The Flash” para DC.

 

Lee Garbett
Este dibujante británico debutó con la miniserie “Dark Mists” y posteriormente realizó varios números del Juez Dredd. Posteriormente, trabajó en DC y su sello Wildstorm en “Batman”, “Dreamwar”, “Batgirl” o “Midnighter”, entre otros. A partir de 2011 colabora con Marvel en, por citar algunos trabajos, “Veneno”, “Consecuencias” y “Motorista Fantasma”. El año siguiente entra a trabajar en Valiant, dibujando “X-O Manowar” y algunos números de “Harbinger” y “Shadowman”.
Actualmente dibuja “Loki: Agente de Asgard” para Marvel.

Tras su etapa en Dark Horse, firmó un contrato de exclusividad de dos años con Marvel, que se tradujo en “Ultimate Human” y varios números únicos. Actualmente dibuja “X-O Manowar” y tiene un contrato de exclusividad con Valiant.

[review]

 4-x-o-manowar-llega-ninjak-2-tomo-volumen-panini-comics-lee-garbett-robert-venditti-opinion-reseña-analisis-criticaX-O Manowar 2: Llega Ninjak

Durante siglos, los agentes de una raza alienígena han estado viviendo entre nosotros. Ahora han sido activados para llevar a cabo una última misión: purgar al planeta de la vida humana. Una flota invasora viene de camino y lo único que puede hacerles frente es la armadura de X-O Manowar. Para identificar las debilidades del enemigo, Arc tendrá que contar con la ayuda de un especialista… el temido y formidable Ninjak. Pero, primero, Aric tendrá que convencerle de que sus maestros han entregado la humanidad al enemigo. 

X-O Manowar 2

¡No te vayas sin comentar!