Crítica: ‘Los Juegos del Hambre: Sinsajo – Parte 1’

Sinsajo

La moda de dividir en dos partes la última entrega de una película puede funcionar en algunas muy extensas a la que se le quiera sacar todo el jugo posible, pero la verdad es que en ‘Sinsajo‘, la adaptación fílmica del último libro de la trilogía ‘Los Juegos del Hambre, hace que la película quede algo floja, pues la mayoría del meollo se sitúa en la segunda parte del volumen de Suzanne Collins. Si bien en ‘Harry Potter‘ pudimos disfrutar más de algunas aventuras de los protagonistas fácilmente divisibles (algo, igualmente, innecesario) en ‘Sinsajo’ ocurre como en ‘El Hobbit‘, que en ocasiones se hace lenta y poco digerible.

Francis Lawrence vuelve a sentarse en la silla de director en esta penúltima entrega de una saga con millones de seguidores acérrimos tanto de los libros como de las adaptaciones. Después de presentarnos una magnífica segunda entrega como fue ‘Los Juegos del Hambre: En Llamas‘, de la que podéis leer la crítica que hicimos en su día, el hype estaba por las nubes ante esta nueva cinta, pues superó con creces la primera película. Aun así, el hecho de que fuera un libro de poco más de 400 páginas hacía que muchos creyeran errada la división de la misma, y no les faltaba razón.

‘Los Juegos del Hambre: Sinsajo – Parte 1’ nos presenta la historia más oscura y madura de toda la saga hasta el momento. Comienza inmediatamente después del final de ‘En Llamas’ en la que lo mejor y lo peor de la moral de la protagonista se observa con claridad. Contamos con una Katniss que simboliza la revuelta contra un SinsajoCapitolio que cada vez parece más histérico ante los distintos motines que se conforman a lo largo y ancho de Panem. Los distritos están más inestables que nunca ante la ascensión de una guerra fría que cada vez se calienta con más avidez, y tras la destrucción del Distrito 12 y la situación de otros como el 8, el cual es visitado en el film, los indómitos no se quedan de brazos cruzados y organizan un contraataque mayúsculo con el denominado Distrito 13 como base.

Sin embargo, el Capitolio tiene un arma que emplea de forma estratégica, y es la utilización de Peeta y Annie como armas contra la moralidad de Katniss y Finnick. El más traumatizado al respecto, aun así, es el personaje interpretado por Jennifer Lawrence, que busca primordialmente la salvación de su “amado” (y lo pongo entrecomillas porque la chica sigue con un lío amoroso mental de tres pares de narices). Durante toda la película se ve también, de esta forma, lo peor de Katniss, que pasa a ser un instrumento propagandístico del Distrito 13 y se ve obligada a estirar las mentiras que ha pululado sobre toda la saga. Es, de este modo, una película altamente recomendable para estudiantes de publicidad o publicistas en sí, que refleja con una exactitud bastante precisa el poder de la propaganda en momentos de movilización y reivindicación.

La larga duración de un puñado de páginas originales hace que la adaptación sea sublime, con casi ningún detalle que quede en el limbo. Aun así, es ese mismo problema el que origina el ritmo lento de la película. Esta ofrece un gran acercamiento a la moralidad de los protagonistas y al dramatismo de la situación. Aunque, seamos sinceros, en tiempos de guerra no es demasiado difícil lograr este objetivo. Sin embargo, queda algo corta en aventuras y lances usuales, quizás ocasionado por la falta de realización de unos nuevos Juegos del Hambre. El espectador está toda la película esperando a que ocurra algo que no sucede nunca, de manera que deja con ganas de una segunda mitad que complete el argumento entrecortado de esta cinta.

Otra de las pegas que pongo, esta vez en la versión doblada al castellano, es la canción que Katniss canta en una escena determinada y que se repite durante un buen tramo de la película. Esta canción intenta ser inspiradora y de una epicidad sin igual y, a ojos propios, se queda en una cutrez mal cantada con una sintonía detestable. Aun así, no quitaré mérito a la banda sonora, que efectúa un gran trabajo de efectos durante las escenas más dramáticas.

Sinsajo

Las mejores escenas, a mi parecer, son las que reflejan las batallas de los rebeldes de los distintos distritos. Ofrecen situaciones de guerra creíbles, crudas y a la vez excitantes que dejan un gran sabor de boca. Aun así, son muy poco repetidas cuando podría haber sido un recurso mucho más utilizado y que sin duda mejoraría el hilo discursivo del film. También me gustaría destacar el personaje de Peeta Mellark (interpretado por Josh Hutcherson), que saliendo apenas al final consigue sorprender al público con su carisma y buen hacer. Es digno de remarcar, por supuesto, el cambio físico del personaje en la película.Sinsajo

El resto de los personajes que van apareciendo crean un entorno fiel y loable para una revuelta más que preparada. Alma Coin, la líder rebelde interpretada por Julianne Moore, efectúa un papelón que no es desdeñable de ninguna de las maneras. Liam Hemsworth, que encarna a Gale Hawthorne (el pagafantas por excelencia de ‘Los Juegos del Hambre’) recuerda bastante a su hermano (que recordamos, es el actor protagonista de ‘Thor‘), ejerciendo de nuevo el papel del típico guaperas aventurero que no se corta ante nada, siendo bastante plano en este sentido y con una expresión neutral ante casi cada situación. Finalmente, y aunque la mayoría hacen un papel correcto, dignificar a Philip Seymour Hoffman, fallecido en febrero, que ocupa un personaje extraordinario como Plutarch Heavensbee en su última película rodada.

En definitiva, es una película correcta de la que se esperaba mucho más y de la que se sale del cine con sabor agridulce, acabando de contemplar algo por debajo del nivel medio de ‘Los Juegos del Hambre’ pero a sabiendas de que la última parte tiene toda la pinta de ser formidable.

[review]

Tercera película de la saga Los juegos del hambre, escrita por Suzanne Collins.

La trama nos cuenta el viaje que Katniss Everdeen emprende a lo largo de los distritos de Panem, mientras dura la rebelión contra la tiranía del corrupto gobierno del Capitolio. Ha llegado la hora en la que Katniss se enfrentará su mayor reto. ¿Será capaz de afrontarlo?

El reparto está formado por: Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Liam Hemsworth, Woody Harrelson, Elizabeth Banks, Philip Seymour Hoffman, Jeffrey Wright, Jena Malone, Stanley Tucci, Donald Sutherland, Julianne Moore, Natalie Dormer, Stef Dawson, Evan Ross y Robert Knepper.

Los juegos del hambre: Sinsajo – Parte 1 dirigida por Francis Lawrence, se ha estrenado en España el 21 de noviembre de 2014.

5 Comentarios

  1. A mi me parece totalmente innecesaria, me quedo con 20 minutos de pelicula que meteria tranquilamente en la ultima parte, siii serian 3 horitas de peli, pero 3 horitas bien llevadas no una pelicula completa desaprovechada, bueno desaprovechada.. para ellos no!

¡No te vayas sin comentar!