‘Kiosco’ de Juan Berrio

Portada KioscoLos kioscos de los parques son lugares llenos de paz donde la gente puede sentarse y conversar o simplemente pueden tomar algo mientras contemplan el mundo que los rodea mientras, poco a poco, van perdiéndose en sus propios pensamientos… Al menos, si el tiempo y las obligaciones les dejaran. Haciendo gala de una narrativa visual carente de diálogos, Juan Berrio nos cuenta en ‘Kiosco’, publicado por Dibbuks, un día en la vida del dueño de uno de estos sitios, reafirmando que en muchas ocasiones una imagen vale más que mil palabras.

Kiosco Página 1El atractivo de ‘Kiosco’ reside en su sencillez, en su capacidad para contar mucho en muy poco. En este cómic acompañamos al dueño de uno de estos kioscos durante un día de su vida, pudiendo observar desde su punto de vista cómo es trabajar en uno de estos sitios en los tiempos que corren. Nuestro protagonista es un hombre de ambiciones sencillas, solo busca ofrecer un pequeño rato de esparcimiento en un lugar tranquilo y muchas veces parece que alguien está dispuesto a acercarse, pero el destino quiere jugar malas pasadas, interponiéndose en el descanso de los posibles clientes hasta que, tras tirar la toalla, todo cambia.

Juan Berrio muestra su habilidad para contar diferentes acciones en una misma imagen sin necesidad de acudir a recargadas técnicas narrativas, simplemente añadiendo un brazo aquí y allá para que el protagonista de ‘Kiosco’ se haya estirado y bostezado en una misma viñeta, contando con que en prácticamente todo el tomo, las viñetas se corresponden con toda la página. El dibujo, totalmente hecho a mano, cuenta con una línea sencilla que perfila los elementos y personajes rellenos de colores pintados en acuarela; dependiendo del momento en que nos encontremos, las tonalidades diferencian entre el hogar del protagonista, donde destacan los azules, con las calles de la ciudad y el parque, que adquieren los tonos más marrones y rojizos.

Kiosco Página 2‘Kiosco’ podría definirse como un cómic bohemio con un protagonista más bohemio aún, mostrándonos cómo de importante es la paciencia y todo lo que nos perdemos sin ella, convirtiendo nuestra vida en una carrera a contrarreloj en lugar de pararnos brevemente a observar la sencillez que puede ofrecernos a veces la vida. Sin embargo, a través de todo el volumen no obtenemos más que este mensaje, ya que la historia que nos cuenta redunda una y otra vez sobre esta idea hasta que llega un giro hacia el final. El gancho de este cómic está en cómo nos cuenta Berrio lo que le va sucediendo al joven, ayudándonos a empatizar con él a través de sus simpáticas expresiones y a entristecernos cuando él se entristece, sin una sola palabra, además de utilizar de una forma muy libre la composición sobre la página, nunca delimitando la escena con la línea de la viñeta, sino mostrándonos el dibujo flotando sobre el blanco de la hoja.

Kiosco Página 3Por otro lado, cabe destacar que las últimas páginas nos acaban dejando un muy buen sabor de boca, jugando de nuevo con la narrativa con un giro que nos muestra una vez más la realidad de una historia tan sencilla como esta e invitándonos a reflexionar sobre ella cada vez que pasemos frente a un parque y nos sobre algo de tiempo para disfrutar de un poco de paz y puede que alguna bebida caliente acompañada de un buen dulce mientras hacemos una relectura de esta pequeña obra.

‘Kiosco’ está publicado por la editorial Dibbuks dentro de su colección Emociónate. El tomo está editado en tapa dura, con un formato apaisado de 22 centímetros de ancho por 15 de alto que recuerda a los recopilatorios de tiras cómics. El tomo cuenta con 144 páginas en color y ya podemos adquirirlo en nuestra tienda habitual por 18 €.

Juan BerrioJuan Berrio nació en Valladolid en 1964. Entre sus trabajos cuenta con la fotografía, la ilustración y el dibujo de historietas. Empezó dibujando la serie ‘Cuentos tontos’ para la revista ‘Humo’, aunque luego continuaría sus trabajos en otras revistas como ‘Nosotros somos los muertos’ o fanzines como ‘Barsowia’. Por otro lado, ilustra libros infantiles y de texto, además de publicar un calendario personal anual.

En el suplemento ‘Exit’ de ‘El Periódico’ publicó la tira cómica ‘La tirita’ basada en el mundo infantil de dos de sus personajes, Pau y Ona. En 2012 ganó el V Premio Fnac-Sins Entido de Novela Gráfica con su obra ‘Miércoles’, que se centra en la vida día tras día de una comunidad de vecinos.

[review]

Portada KioscoUn kiosco es un lugar donde detenerse a descansar, a disfrutar, a conversar. Pero es también una atalaya desde donde contemplar el mundo. Esta es la pequeña tragedia de un héroe diminuto, su aventura particular en un mundo que parece ignorar su existencia.Kiosco nos habla de lo que hacemos mientras vemos pasar el tiempo, a la espera de lo que no acaba de llegar. De los sueños no realizados, pero también de la esperanza. Nos muestra un día que es toda una vida, un día cualquiera en que todo puede cambiar. No hacen falta las palabras en una historia donde el dibujo lo dice todo. Como su personaje, silencioso y expectante, el autor de este libro nos ofrece un relato donde las preguntas se formulan sin voz.

Kiosco

Me gusta vivir entre manjares dornienses y montañas de libros. Picoteo comics de oriente a occidente. Unos días los paso luchando contra supervillanos y otros me gusta colarme en la Universidad Invisible a charlar entre ‘oooks’ con el Bibliotecario con el fin de que me preste de algo nuevo de Neil Gaiman. Si algún día tengo descendencia se llamarán Fantasía y Ciencia Ficción. Pasé cuatro años en Gandía estudiando Comunicación Audiovisual. De mayor quiero ser como Glen Keane, por lo que poco a poco me voy haciendo un hueco en el mundo de la animación, aunque entre codazos hago mis pinitos en el dibujo y la escritura.

¡No te vayas sin comentar!