LCDE entrevista a David Rubín

Como parte de su gira para promocionar el cómic El momento de Aurora West‘ publicado por DeBolsillo, David Rubín se pasó por Gigamesh a presentar este nuevo cómic, acompañado de Daniel Ausente. Un rato antes de que empezara la charla, tuvimos la oportunidad de hacerle una entrevista al autor sobre sus proyectos presentes, pasados y futuros.

LCDE. Las dos últimas obras en las que has hecho el dibujo, ‘El héroe’ y ‘Beowulf’, ambas publicadas por Astiberri, son a todo color. Se nota que el color es una parte muy importante de tu obra, ¿no te ha resultado difícil volver al blanco y negro con ‘Aurora West’?

David Rubín. Por un lado me apetecía volver al blanco y negro. Piensa que el último tebeo en blanco y negro que saqué fue ‘La tetería del oso malayo’ y desde aquello todas las obras que he sacado han sido a color, así que me apetecía volver y hacer alguna cosilla en blanco y negro otra vez. Cuando me dijeron que este proyecto iba a ser en blanco y negro, pues ya me lo planteé de otra manera. Para mí es más difícil, porque ya dibujas diferente solo por el mero hecho de empezar a lápiz. Con el color dejas muchas cosas que luego ya solucionarás con el color. Aquí hay que meter mucho más esfuerzo para conseguir esos pequeños detalles que hubiera conseguido con el color, pero con una sola tinta.

David_Rubin_Daniel_Ausente_Gigamesh_Aurora_West
David Rubín y Daniel Ausente

LCDE. Luego también está el tema del formato, que es más pequeño de lo que nos tienes acostumbrados y aunque sigue siendo fantástico, no resulta tan impresionante como un ‘Beowulf’, por ejemplo.

David Rubín. Exacto, pero piensa que Beowulf da casi respeto tenerlo en las manos, es un monstruo de libro. ‘El momento de Aurora West’ está pensado para otra clase de público, es para que lo lean chavales más jóvenes, aunque lo puede disfrutar cualquier tipo de lector. Para un chaval es mucho más manejable esto. Si te fijas, en realidad trabajé al mismo tamaño de siempre, pero sabiendo que vas a trabajar en un formato más pequeño trabajas más en la planificación, para que todo sea leíble y no te pierdas.

LCDE. Y además las viñetas, por ejemplo, también son mucho más clásicas.

David Rubín. Claro, por ejemplo incluí líneas en las viñetas, para cerrarlas. Eso sirve para definir mejor la estructura y crear la menor confusión posible.

LCDE. Parece que, aunque sigues jugando con los límites del ‘layout’, tu trabajo haya quedado más limitado a la hora de innovar.

David Rubín. Puede que el lector tenga esa sensación cuando lee el cómic, pero desde el punto de vista de mi trabajo he tenido la máxima libertad. De hecho, puedo decir que he experimentado a nivel narrativo mucho más aquí que en ‘Beowulf’, por ejemplo. Precisamente por ese hándicap del formato más pequeño he tenido que darle muchas más vueltas a ciertas cosas. Está pensado para que, aunque haya mucha experimentación y mucho vanguardismo, la lectura de este cómic sea fácil y amena. Desde alguien que domine mucho de cómic a alguien que no haya tocado un cómic en su vida, creo que todo el mundo sería capaz de leer ‘El momento de Aurora West’.

the-rise-of-aurora-west2

LCDE. Hace un momento hablabas de que habías tenido total libertad para crear. ¿Cómo fue el proceso creativo de ‘Aurora West’?

David Rubín. Una vez que me embarqué en el proyecto hicimos una fase de preproducción destinada a que me acostumbrara a los personajes y al mundo que ya estaba planteado en ‘Battling Boy‘. Fue una cosa corta, alrededor de una semana o semana y media, pero muy intensa. Paul Pope me pasó muchísimas referencias, muchísima información, vídeos y capítulos de seriales de los años 30, de ‘Flash Gordon’, de ‘Doc Savage’, un montón de fotos del coche y de los West, además de un listado de referencias que él había usado para ‘Battling Boy’, para que las tuviera presente y quedara claro que todo transcurre en el mismo mundo. Después empecé a hacer bocetos de personajes hasta que vi que les pillaba el punto y me quedaban bien. A partir de eso ya me lancé al ruedo.

LCDE. Siguiendo con este tema, también tuviste la responsabilidad de establecer la cara de Haggard West, que tenía que ser una mezcla de Robert Mitchum, Johnny Cash y John Wayne. ¿Cómo fue la experiencia?

David Rubín. Pues es una cosa que agradecí mucho. Esto es algo que Paul Pope podría haber hecho él mismo, tenía muy claro qué aspecto tenía que tener. Fue él el que me dijo que me basara en esos tres ilustres personajes para su cara y la verdad es que me salió a la primera. El primer boceto que mandé fue el que aceptaron y tiramos para adelante.

LCDE. Tengo que decir que me gusta pero que en cierto modo se parece mucho a la mayoría de héroes que has dibujado anteriormente.

David Rubín. Piensa que cada dibujante tiene su propio estilo, es como una caligrafía. En el fondo, Haggard representa al héroe de acción clásico. Es como una versión de Batman o algo así, quizás mezclado con Doc Savage o Adam Strange. Y yo cuando se trata de dibujar héroes siempre intento crear un arquetipo. Como hace por ejemplo Tezuka, que tiene siempre los mismos personajes, aunque les cambie ligeramente los roles. Al fin y al cabo, el malo es el malo y siempre parece la misma persona.  Eso, lejos de ser malo, hace que la persona se meta más deprisa en la historia que les estás contando. El lector asimila el personaje, lo identifica como algo ya conocido. A partir de ahí te puedes centrar en cosas mucho más profundas e importantes, sin tener que perder el tiempo en presentar al héroe o al villano. Luego, ya dentro del relato, tendrás tiempo a retorcer estos estereotipos.

beowulf y el heroe de david rubin

LCDE. Tanto tú como Paul Pope tenéis bastantes elementos en común. Un dibujo atípico, el uso de las onomatopeias, el uso del color… ¿Crees que se fijó en ti por esas semejanzas?

David Rubín. Sí, de hecho me lo comentó. Él se leyó ‘El héroe’ y, gracias a que vio que en esa obra había un montón de puntos en común y que estábamos en sintonía, pensó: “este tío parece que habla mi mismo idioma”. Fue gracias a eso que me propuso participar en este proyecto. Así son las cosas, de una obra española he llegado a trabajar en el mercado americano.

LCDE. También me estuve fijando en el paralelismo entre tu Heracles de ‘El héroe’ y el propio protagonista de ‘Battling Boy’. Tanto la heroicidad, como la mitología que los rodea, como incluso su aspecto físico…

David Rubín. Precisamente esto lo hablábamos Pope y yo cuando ya estábamos metidos en faena con ‘Aurora West’. En el fondo, lo que ambos pretendíamos era recuperar esa sensación que teníamos al leer cómics de superhéroes de chavales. Parece que se ha perdido ese sentido de la maravilla, ahora es todo como muy serio. Al final, cuanto más serio lo haces, menos serio parece; a mí me entra la risa, a veces. Queríamos recuperar el alma de los tebeos de Kirby, Rico, Romita y demás, en los que parecía que cualquier cosa podía pasar. Con ‘Battling Boy’ o con los primeros capítulos de ‘El héroe’, estábamos volviendo a un tipo de héroe muy naif. Son héroes a medio construir que podemos ir moldeando con el tiempo.

LCDE. Por lo que sé, estás trabajando en la segunda parte de ‘Aurora West’, me han comentado que estás incluso a punto de acabar ya.

David Rubín. Bueno, estoy acabando el lápiz. Yo creo que de cara a la semana que viene ya me ventilaré las once páginas que me quedan. Luego me dedicaré a tintar y para marzo lo tengo que tener entregado. El cómic saldrá en octubre del año que viene, y en España saldrá casi a la par.

Obras de David Rubín

LCDE. Ya que hablamos de proyectos, ¿qué otros trabajos estás preparando?

David Rubín. Pues cuando termine con Aurora West voy a ponerme con una miniserie para el mercado americano, con la editorial BOOM!. Es una serie totalmente nueva, de la que haré de momento solo 4 números, que es lo que tengo firmado por el momento. Me gusta mucho porque al ser un proyecto que arranca puedo sentar las bases para el mundo, los personajes y todo. Luego ya veré si sigo yo o si la sigue otro, pero ya será siguiéndome a mí (risas). Al mismo tiempo, estoy trabajando, en este caso para el mercado español, en una nueva novela gráfica que sacará Astiberri para finales del año que viene con guion de Marcos Prior. Se titulará ‘Gran Hotel Abismo’. Así para definírtelo un poco, te diré que mezcla denuncia social, superhéroes, violencia, políticos apaleados. Si tuviera que resumirlo en una frase, diría que es el anti ‘Holy Terror’ o el ‘Holy Terror’ de extrema izquierda.

LCDE. ¿Cuáles son los referentes que más te han marcado, del mundo del cómic?

David Rubín. Frank Miller, que considero que es mi autor favorito;  Osamu Tezuka; el propio Paul Pope, que fue una gran influencia para mí, sobre todo en mis comienzos. En el panorama español están Javier Olivares o Santiago Sequeiros, que me parecen dos monstruazos. En Europa gente como Frank Quitely o Moebius y todo ese rollo de la BD francesa del sci-fi retro, como Jean-Claude Forest. Siempre me ha gustado beber de las tres fuentes clásicas: el cómic de superhéroes americano, el manga y el cómic franco-belga. Es en eso en lo que cimento mi estilo.

LCDE. Esta pregunta se la debo a nuestro compañero Jairo, que te quería preguntar por tu opinión sobre ‘Batman DK2’, de Frank Miller y Lynn Varley, que fue duramente criticado por su estética rompedora.

David Rubín. Pues es una de las obras que más me gustan de Miller. Sé que es una obra muy vilipendiada, muy odiada, pero yo creo que está adelantada a su tiempo. De hecho, a día de hoy vemos como están saliendo cómics con pautas que ya marcó Miller hace trece años. Considero que la obra estaba fuera de lugar en ese momento del tiempo. Es como si un autor de dentro de veinte años viniera a contarnos su manera de entender el cómic y lo rechazáramos. Para mí es un visionario, pero entiendo que no guste a gran parte del público. De hecho, la primera vez que lo leí no me gustó. Y de repente un día, cuando me lo estaba leyendo por quinta o sexta vez pensé: “pues para parecerme una mierda, creo que es el cómic de Miller que más veces me he leído”. Entonces me lo leí una séptima vez y fue cuando empecé a flipar. ‘DK2’ es un poco como la ginebra, que al principio no te gusta, pero poco a poco le vas pillando el punto y luego ya no quieres otra cosa. Me parece un tebeo lleno de inventiva y de experimentación formal. El uso del color es arriesgadísimo y al mismo tiempo me parece muy acertado. Es pura vanguardia. Creo que no habría hecho ‘El héroe’ como lo hice si no hubiera leído antes y entendido bien ‘DK2’. Es una de las obras que más me influyeron para ‘El héroe’. Si el color lo vas a hacer con ordenador, pues que se note que lo has hecho con ordenador. No hay cosa que me dé más grima que una ilustración o un cómic coloreado por ordenador imitando el óleo o la acuarela. Para eso hazlo con unas acuarelas y ya está.

batman dk2

LCDE. El tema mitológico está presente en muchas de tus obras. ¿Qué te atrae del tema?

David Rubín. A ver, hay que decir que aquí en ‘Aurora West’ estaríamos hablando de una historia no tanto mitológica como detectivesca o ‘pulp’ al estilo Doc Savage o Lovecraft. Aunque esté ambientado en un mundo con fuerte componente mitológico, Arkópolis no tiene ningún matiz similar. Lo cual tampoco me parece mal, he disfrutado. Y sí, en general me gustan las historias mitológicas, quizás un día encuentro un libro de mitología china y me da por hacer algo con ello.

LCDE. Ahora una pregunta un poco diferente. Como autor, estoy seguro de que estás muy atento al mundo del cómic actual. ¿Hay algún nuevo autor cuya obra quisieras recomendar?

David Rubín. De España, me encanta un cómic que acaba de salir como novedad en las librerías. ‘Inercia’, de Antonio Hitos, me ha parecido genial. También me gusta mucho lo que hace José Jajaja. Hace poco que Fulgencio Pimentel le ha sacado una obra llamada ‘Culto Charles’. Es una cosa muy rara, muy avanzada, José es un chico súper joven y parece que esté haciendo tebeos del futuro, es alucinante. También creo que por fin se está empezando a normalizar en España el tema de tener autoras de cómic, que ya iba tocando. Tenemos mucha calidad entre las autoras femeninas nacionales y me gustan cosas tan dispares como elCroqueta y Empanadilla’ de Ana Oncina, muy costumbrista, muy ‘kawaii’, pasando por gamberradas como el ‘Resaca’ de Mamen Moreu y llegando a historias de humor magníficamente narradas como el Colmado Sánchez’ de Clara Soriano, que ganó el premio a autor revelación del pasado Salón del Cómic de Barcelona. Mola que el premio se lo den a una mujer y mola que se lo den por una grapa. Poco a poco vamos avanzando en este tema, hay gente como Mireia Pérez o Natacha Bustos que están haciendo unos trabajos magníficos, que no tienen nada que envidiar a lo que hacen los hombres. De hecho, las considero mucho mejores que muchos compañeros de profesión masculinos.

'Inercia'
‘Inercia’

LCDE. ¿Qué diferencias encuentras entre trabajar para el mercado americano y el mercado español?

David Rubín. Pues la verdad es que he visto pocas diferencias. Trabajando con First Second, que meten mucha caña en promoción y demás, me sentí casi como si trabajara con Astiberri. Me imagino que si trabajas para Marvel o DC es otra cosa. Hablando con compañeros que sí que trabajan en una de las grandes, parece que sí que es otra movida, pero yo tuve un trato muy directo y cordial. Si teníamos que cambiar cosas en cláusulas del contrato se cambiaban sin problemas, siempre a mi favor. Comprensión total y mucha ayuda es lo que recibí. Así que estoy encantado con First Second. Con BOOM! solo hemos hecho los primeros contactos pero de momento muy bien, también. Me llamaron ellos para proponerme este proyecto y ya les dije que, hasta que no acabara con ‘Aurora West’, nada, y que tampoco podría ir a un ritmo muy acelerado, porque quería seguir con el proyecto que tengo ahora con Astiberri. Lo entendieron perfectamente. Me han hecho un plan de entregas de lujo para que pueda trabajar de forma distendida y a gusto. Me han dado mucho tiempo y el trato es exquisito, lo mismo que me he encontrado aquí con editoriales como Astiberri. Ojalá fueran todas así, sé que no lo es, pero creo que he tenido bastante suerte.

LCDE. ¿Y te has planteado alguna vez trabajar para Marvel o DC?

David Rubín. No, nunca ha sido mi sueño. Me gustan muchos de los tebeos de Marvel o DC pero nunca he sido un friki de querer dibujar tal o tal personaje. No, lo mío es hacer los tebeos que me apetezca hacer y cómo me apetezca hacerlos y poder vivir de ello. Y eso ya lo estoy haciendo, así que ya me siento jugando en primera división. Esto no quita que en un futuro no termine haciendo algo para ellos, pero de momento no me lo he planteado. Si surgiera la oportunidad, quizás no diría que no, pero tendrá que surgir.

Haggard_West_By_David_Rubin

LCDE. Y como última pregunta, ya sabes que somos La Casa De EL, una página que homenajea a Superman. Hemos visto multitud de homenajes a DC en ‘El héroe’, por ejemplo. La similitud del joven Heracles con Superman, Haggard West que se parece más a Batman… ¿Qué prefieres, Batman o Superman?

David Rubín. Eso es como elegir entre tu padre y tu madre. Siempre me han gustado los dos. Por tebeos, creo que hay un mayor número de tebeos de Batman con los que he disfrutado. En cambio, como icono, considero que Superman es mejor. Yo fui de los chavales que en los 80 estuvieron a punto de lanzarse por la ventana tras ver la película de Superman. Para leer, prefiero a Batman, pero como icono prefiero a Superman.

LCDE. Muchas gracias por tu tiempo y mucha suerte con tus proyectos futuros.

¡No te vayas sin comentar!