‘Asterios Polyp’ de David Mazzucchelli

Cuando el americano David Mazzucchelli publicó ‘Asterios Polyp’ en 2009, ya tenía cierta fama como dibujante, entintador y escritor. Al fin y al cabo, su carrera como artista incluía colaboraciones en obras regulares como ‘Daredevil’ o en cómics de un solo tomo como ‘Batman: año uno’, además de adaptaciones como la de ‘Ciudad de cristal’, cómic basado en la novela del escritor Paul Auster, la primera de la trilogía de Nueva York. Por obras así lo encontramos en el número 16 de la sección de dibujantes ‘La lista de los 100 mejores guionistas y dibujantes de la historia del cómic’ elaborada por Comic Book Resources. Sin embargo, ‘Asterios Polyp’ fue la obra que demostró la capacidad del autor.Asterios Polyp’ de David Mazzucchelli

‘Asterios Polyp’ habla de la historia del personaje homónimo, obsesionado con la idea de la dualidad desde la infancia y en especial desde que, de joven, supo que había tenido un hermano gemelo, llamado Ignazio, que nació muerto. A los cincuenta, cada vez más desencantado con su trabajo como profesor de arquitectura y separado del amor de su vida, la escultora Hana, decide embarcarse en un nuevo camino.

Lo original de ‘Asterios Polyp’ no es la historia en sí, una historia de aprendizaje, pérdida, capacidad de asumir los errores y reconciliación con la propia naturaleza. Lo que destaca del trabajo de Mazzucchelli no es el qué, sino el cómo. Se podría considerar que esta obra es aquello a lo que el cómic lleva aspirando desde sus orígenes. Ha habido un largo camino desde las formas rígidas y la carencia de bocadillos de los primeros cómics, hasta su capacidad expresiva de las viñetas de hoy día. ‘Asterios Polyp’ estudia y pone a la práctica las posibilidades de cinética, del color, del tipo de letra (distinta según el personaje), de la composición y otros elementos con los que se puede jugar para expresar ideas complejas, apenas sin palabras.

Asterios Polyp’ de David Mazzucchelli

El hecho de que el arte (la arquitectura para Asterios, la escultura para Hana y la música y la danza para otros personajes) sean temas de gran importancia para la caracterización de personajes añade otro nivel de complejidad a la trama. No hay elemento gráfico que sea usado en balde y, a menudo, la diferencia entre la percepción personal y la percepción estética se ve definida por el tipo de línea. Las composiciones de las páginas son capaces de transmitir mucho, como cuando la imagen de un apartamento desordenado antes y después de ser quemado da más información en apenas dos páginas que cualquier grandilocuente soliloquio de los protagonistas (cosa que David Mazzucchelli también es capaz de hacer bien, por otro lado). Es relevante tanto lo que se ve como lo que no, como la misma Hana explica en una clase de escultura, los artistas definen el límite del espacio y también lo que no aparece.  Por ello, por ejemplo, la ausencia de Ignazio acaba cobrando forma al lado de Asteriors. O, siguiendo la misma línea, se puede diferenciar entre el Asterios capaz de controlar sus emociones y el Asterios dominado por la pasión cuando el dibujo pasa a convertirse en color plano y cálido y prescinde de delineación.

El uso del color es magistral, a menudo como bitono, ya que nos ayuda a distinguir pasado y futuro, el estado de ánimo de los protagonistas y su influencia en el entorno (por ejemplo, muestra muy bien la diferencia entre una relación bien llevada y una relación regida por la confrontación). En ese sentido, encontramos elementos similares en ‘Inercia’, la obra de Antonio Hitos editada también por Salamandra Graphic.

Asterios Polyp’ de David Mazzucchelli

Pero aunque el arte sea un elemento casi incontenible en esta obra, la historia y la caracterización en sí, si bien sencillas, no son menos meritorias. Después del todo, tampoco es sencillo narrar una historia de desamores y nuevos comienzos, tan cotidiana, cuando el alma de la obra se basa en la idea de la dualidad, en el acercamiento entre posturas y la rigidez de las ideas preconcebidas. No faltan las referencias cultas, como la referencia a la mitología clásica con la historia de Orfeo y Eurídice. La caracterización también es impecable, y no se duda en viajar al pasado de los personajes principales para entenderlos. Aunque el propio Asterios Polyp es muy carismático y tiende a eclipsar a la gente que le rodea (tema que se tratará en la obra), en su pasado y su futuro se encuentran otros personajes de personalidad arrolladora, como el ególatra coreógrafo Willy Ilium o como Ursula Major, su casera, una mujer aficionada a lo esotérico que encarna la antítesis de la estética de Asterios.

Salamandra Graphic ha apostado por seguir la edición original obra de Mazzucchelli, una edición tan compleja como la misma obra: cartoné grueso gris con la imagen de Asterios grabada, recubierta en parte de la portada y la contraportada (además del lomo) con papel rugoso morado y con una sobrecubierta de papel mate que solamente cubre parcialmente el conjunto. La traductora es Esther Cruz Santaella, integrante de ‘Las cuatro de Syldavia’, proyecto entre cuatro traductoras de cómic del que os hablamos en las reseñas de ‘Manabé Shima’ (también editada por Salamandra) y ‘En la vida real’ (de próxima publicación en Sapristi). ‘Asterios Polyp’ tiene 344 páginas  y cuesta 30 €.

Con una edición magnífica, la historia entrañable y el arte arrebatador, ‘Asterios Polyp’ de David Mazzucchelli forma un conjunto impresionante. Sin duda, esta obra merece ser considerada entre los mejores cómics publicados en el siglo XXI.

¿Quién es Asterios Polyp? Arquitecto, profesor, escritor, marido… aunque todo eso pertenece al pasado. Ahora, el día en que cumple medio siglo, se ha convertido en una sombra de sí mismo. No obstante, cuando esa misma noche se desata una tormenta, la caída de un rayo lo embarca en un viaje trascendental.

Reconocido como uno de los grandes autores del cómic, David Mazzucchelli ha creado con mano maestra una historia cautivante que explora los límites de la novela gráfica y la lleva hacia territorios insospechados.

[review]

Asterios Polyp

Traductora y asidua a bibliotecas. La ficción me entra mejor con sagas familiares, cabezología, juegos de palabras y relatos de venganza. Disfruto al leer fantasía épica, ver ciencia ficción, rolear fantasía urbana y escribir realismo mágico.

5 Comentarios

  1. sólo una apreciación, Batman: Año uno no es u cómic de un tomo, aunque actualmente es más fácil encontrarlo así.
    Se publicó originalmente englobado dentro de la serie regular de Batman, entre los números 404 y 407

  2. Rafa vía web:
    sólo una apreciación, Batman: Año uno no es u cómic de un tomo, aunque actualmente es más fácil encontrarlo así.
    Se publicó originalmente englobado dentro de la serie regular de Batman, entre los números 404 y 407

¡No te vayas sin comentar!