‘Kingsman, The Secret Service’ de Mark Millar y Dave Gibbons

El escocés Mark Millar nos tiene acostumbrados a trabajar en series limitadas que son recopiladas posteriormente en un único tomo y ojeadas por la gente de Hollywood a modo de guión para un nuevo proyecto cinematográfico. Obras cargadas de acción, violencia y mala baba, muy divertidas y por lo general políticamente incorrectas. Si habéis leído unos cuantos de sus trabajos en los últimos años (ya sea ‘Kick-Ass’, ‘Némesis’, ‘Superior’ o cualquier otro) os hacéis una idea de lo que podéis esperar de ‘Kingsman, The Secret Service’.

Kingsman

Por supuesto, sobra decir que si no has disfrutado con sus anteriores cómics es muy poco probable que lo hagas con este. Si por el contrario te encanta el estilo del señor Millar, volverás a gozar con esta historia de superespías que cuenta con todos los típicos recursos del guionista.

Al igual que sucedía en ‘Wanted’, otro de los cómics de Mark Millar que tuvo su adaptación a la pantalla grande, aquí tenemos a un joven con el que el lector podría identificarse (no en mi caso, pero ese es el papel del protagonista de la historia) que es reclutado por una increíble organización para entrenarle como nuevo superagente.

El concepto de agente secreto británico que nos ofrece este cómic está claramente inspirado en el personaje de James Bond: gente bien vestida, educados, de gusto refinado, expertos en todo tipo de armas y mujeres, y con una gran cantidad de gadgets que les pueden sacar de cualquier apuro. Y es precisamente un trasunto de James Bond el encargado de adiestrar a nuestro joven protagonista, con la peculiaridad de que se trata de su tío.

Kingsman

Tras un arranque con un estilo totalmente (de nuevo) James Bond, incluyendo a Mark Hamill en apuros y una persecución en la nieve con armas automáticas y esquíes que nos presenta el mundo en el que se mueve nuestro experto agente secreto, nos vamos a conocer la vida de su sobrino Gary. Este se nos presenta como un joven perdedor fruto de un mal barrio y una familia desestructurada que se gana la vida robando coches con sus colegas. Y cuando este acaba dando con sus huesos en la cárcel, como consecuencia de su peculiar estilo de vida, el tío Jack tiene que venir a salvarle el culo.

Jack no puede seguir adelante sabiendo cómo es la vida de su sobrino, por lo que decide contarle cuál es su verdadero trabajo y ofrecerle la oportunidad de unirse a él. El siguiente paso es obvio: Jack se lleva a Gary a un centro de entrenamiento de espías para que aprenda el oficio desde cero. Y a partir de aquí se suceden una serie de situaciones a través de las cuales Gary se irá convirtiendo poco a poco en todo lo que su tío pretende: un gran agente secreto.

Pero, obviamente, esto no es todo. Tenemos una historia de fondo con un misterioso compuesto químico que provoca reacciones hiperviolentas en la población tras ser liberado, unos villanos muy malvados, muchas muertes y una relación paterno-filial entre los dos protagonistas que estrecha lazos poco a poco. Pero todo eso es artificio, lo realmente importante, como en casi todas las historias de Mark Millar, es que te lo pasas realmente bien leyendo.

Kingsman

Por supuesto, al hablar de esta obra es inevitable mencionar la película homónima dirigida por Matthew Vaughn (gran amigo de Millar y responsable de películas tan geniales como ‘Stardust’, ‘Layer cake’, ‘Kick-Ass’ o ‘X-Men: Primera generación’) y protagonizada por Colin Firth, Michael Caine y Taron Egerton de la que solo se oyen buenas cosas. Posiblemente tanto la fecha de lanzamiento de este tomo en nuestro país como la adaptación del título (llamado en su versión original sencillamente ‘The secret service’) se hayan visto afectados por este producto cinematográfico que sin duda conseguirá que este cómic llegue al gran público de forma fácil.

El guión de Mark Millar, a pesar de estar muy bien, es quizás de lo peor que ha hecho en mucho tiempo. Ojo, estamos hablando de uno de los mejores guionistas de hoy en día, por lo que su peor trabajo sigue siendo mejor que el de la mayoría de sus colegas de profesión. Pero sí es cierto que en esta ocasión se le ve un poco en piloto automático. No busca sorprender, repite esquemas y situaciones ya vistos en anteriores obras y no se esmera tanto en los diálogos de los personajes como nos tiene acostumbrados.

En cuanto al dibujo del señor Dave Gibbons, sin estar nada mal, no es ninguna maravilla. Que nadie se espere ver el mismo nivel que este hombre tenía cuando trabajaba en ‘Watchmen’, o incluso en los cómics de Martha Washington. Los momentos de acción resultan bastante estáticos, la caracterización de los personajes no está excesivamente trabajada y la narrativa podría superarse. Podría decirse que el señor Gibbons aporta más nombre que arte, pero sería injusto valorar su trabajo actual en función de pasados éxitos, por lo que creo que la calificación más objetiva que se le puede dar aquí es “digno”.

En conclusión, estamos ante un trabajo que es pura diversión y entretenimiento, que gustará a los fans de Millar aunque no se trate ni de lejos de su mejor obra, de rápido consumo, que deja un buen sabor de boca y provoca algún momento sublime, pero que no va a pasar a la historia del noveno arte como una obra maestra.

El tomo ‘Kingsman, The Secret Service’ publicado por Panini Cómics se presenta en formato libro de tapa dura y consta de los seis números de la colección. El tomo contiene 168 páginas a color e incluye las portadas originales de los números individuales así como las portadas alternativas en tinta. El precio de venta recomendado es de 18€ y se puso a la venta en enero de 2015.

Kingsman

Mark Millar

Nacido en Coatbridge, Escocia en 1969. Se trata de uno de los más aclamados y exitosos autores del cómic estadounidense actual, guionista de algunas de las series de mayor éxito de crítica y público de los últimos años, como ‘The Authority’, ‘The Ultimates’, ‘Superman: Hijo Rojo’ ó ‘Civil War’. Su popularidad no es menor que la controversia que suscitan sus historias, repletas de sexo y violencia con tintes de humor negro, en las que trata provocativamente temas de política y de sociedad así como otros más personales, mezclando continuamente el drama y la acción dramática más desenfrenada.

Muy reconocido en el ámbito más allá del cómic debido a la íntima relación que ha establecido en los últimos años con Hollywood tras las adaptaciones cinematográficas de sus obras ‘Wanted’, ‘Kick-Ass’, ‘Supercrooks’ ó ‘The Secret Service’.

Dave Gibbons

Nacido en Londres, Inglaterra en 1949. Es un artista y escritor británico centrado sobre todo en el mundo del cómic. Comenzó su carrera en 1973 trabajando para ‘2000 AD.’ y desde entonces ha trabajado para las grandes editoriales de Estados Unidos y Gran Bretaña con todo tipo de personajes como Batman, Superman, Dr. Who, Dan Dare o Green Lantern, pero no fue hasta que colaboró con el guionista Alan Moore en la famosa obra de culto ‘Watchmen’ para la editorial DC Comics entre los años 1986 y 1987 que se le conoció formalmente. Por su trabajo en esta serie obtuvo un Premio Hugo junto al escritor Alan Moore.

Otros trabajos a destacar en su larga carrera serían la saga de Martha Washington al lado de otro de los grandes guionistas de cómic de la historia, Frank Miller, escribiendo ‘Batman vs. Depredador’ en 1992, ilustrado por Andy Kubert, ‘World’s Finest’ en 1990, ilustrado por Steve Rude o la reciente colaboración con Stan Lee en la serie ‘DC’s Just Imagine’ con el personaje de Green Lantern.

KingsmanKingsman, The Secret Service

¡El cómic en que se basa la película! ¡El guionista de ‘Kick-Ass’, ‘Superior’, ‘Nemesis’ y ‘Civil War’! ¡El dibujante de ‘Watchmen’! ¡Llega la colaboración que estabas deseando contemplar! El mayor agente secreto del mundo está sumergido en el más importante caso de su carrera. Pero el fin del mundo tal y como lo conocemos tendrá que pasar a un segundo plano, porque ahora tiene que enseñar a su sobrino a convertirse en el siguiente James Bond. Bajo la supervisión de tío Jack, las habilidades de Gary comenzarán a crecer… Hasta que ambos se vean envueltos en una serie de secuestros de famosos. ¡Ni te imaginas quiénes están detrás!

Guión: Mark Millar

Dibujo: Dave Gibbons

Kingsman, The Secret Service

¡No te vayas sin comentar!