Los cuatro ríos

Los cuatro rios

En el año 2009 vimos por primera vez en España ‘Los cuatro ríos‘, una novela gráfica que Éditions Vivian Hamy publicó en el año 2000 y en 2001 consiguió el Premio al Mejor Guion en el prestigioso Festival Internacional del Cómic de Angulema. Y la verdad es que el guion a cargo de la novelista francesa Fred Vargas es sin duda el punto más fuerte de esta obra, una obra basada en una de sus famosas novelas policíacas de su personaje más recurrente, a saber, el Comisario Adamsberg.

En esta ocasión, Vargas nos presenta un caso en el que un pequeño robo de dos jóvenes acaba convirtiéndose en un escabroso caso de asesinato, haciendo que se desentierren otros oscuros casos del pasado que podrían estar relacionados y tener un denominador común. Sin embargo, si bien es verdad que esta podría considerarse una de las interesantes y frenéticas historias policíacas a las que Vargas nos tiene acostumbrados, en esta ocasión tiene un trasfondo mucho mayor. Esta vez tendremos la ocasión de ver y sentir lo mismo que ven y sienten los personajes de la familia Braban. La familia la compone un padre que ha criado a sus cuatro hijos sabiendo que solo uno de ellos es realmente suyo, aunque desconociendo cuál de ellos es. Además realizan entre todos una tarea que les mantendrá unidos a pesar de los pesares, a saber, la representación de la fuente de los cuatro ríos de la Piazza Navona de Roma realizada mediante latas y chapas de cerveza que van recogiendo por la calle.

Los cuatro ríos

Sin embargo, una buena obra solo es posible con un buen equipo y el equipo que forman Fred Vargas y Baudoin ha hecho que lo que en otros casos podría ser un cómic más, en este caso en concreto se acerque mas bien a una obra de arte. Esto es debido a que ambos entienden el noveno arte de una forma distinta a la que estamos acostumbrados; mientras que Vargas es una experta novelista, Baudoin tiene un estilo muy peculiar que nos recuerda en muchas ocasiones a un pintor como Picasso o Munch.

En ‘Los cuatro ríos‘ veremos por tanto esa simbiosis reflejada en un guion inmejorable, sin fisuras, con una trama que no pierde fuelle en ningún momento y una excelente capacidad para dar a cada personaje una identidad propia bien definida y marcada que conseguirá atraparnos de principio a fin, logrando que esta historia policíaca de crímenes e intriga logre ser, además, muy sentimental y humana, consiguiendo vernos integrados en la familia Braban; una familia que quizá, según dictan ciertos cánones, no sea una familia tradicional al uso, pero que consigue reflejar muchos detalles que nos transmite ideas realmente interesantes.

Los cuatro ríos

Por otro lado, nos encontremos con ese estilo peculiar de Baudoin que, aunque parezca que no concede demasiado importancia al dibujo y, he de reconocer que en esta obra es el guion de Vargas lo que claramente tiene más peso, sí hay varios matices de su dibujo que resultan realmente destacables. Baudoin domina a la perfección los blancos y negros y, prueba de ello es cómo juega con este binomio cromático para dar ese toque de oscuridad en muchas de las viñetas en las que aparece el ‘Carnero’. También es destacable la mirada perdida de Estelle en las viñetas en las que sale con “su abuelo”, como si estuviera bajo su influencia. Además, es importante cómo sabe jugar con la perspectiva, haciendo que en algunas viñetas desaparezca de la misma cierto personaje o que este esté de espaldas para envolverle en un aura de misterio. Por tanto, a pesar de que su dibujo no sea perfecto ni tenga el hiperrealismo que puede tener otros dibujantes, no hay duda de que sabe aprovechar a la perfección sus técnicas y recursos para hacer que la historia cobre mucha más vida y enganche más si cabe.

Por tanto, debo recomendar ‘Los cuatro ríos‘ por contar con un guion que roza la perfección, acompañado por un dibujo sencillo pero ornamentado con un excelente conjunto de técnicas muy del estilo de Baudoin, lo cual consigue que nos encontremos con una obra digna de ocupar nuestras estanterías.

Astiberri Ediciones ha sido la encargada de publicar ‘Los cuatro ríos‘ de Fred Vargas y Baudoin. La novela gráfica ha sido publicada en la ‘Colección Sillón Orejero’ en formato rústica con solapas y 224 páginas en blanco y negro. Su precio es de 18€.

Fred VargasFred Vargas nació en París en 1957. Fred es el diminutivo de Frédérique y Vargas viene del seudónimo que su hermana gemela, la pintora Jo Vargas, tomó prestado del personaje de Ava Gardner en la película ‘La condesa descalza’. Arqueóloga e historiadora, Fred Vargas empezó a publicar novelas policíacas hace cerca de dos décadas, y el éxito le empezó a llegar diez años después hasta convertirse en una de las novelistas más vendidas. Su personaje, el inspector Jean-Baptiste Adamsberg se ha convertido en un gancho inevitable para el público fiel que sigue sus novelas, publicadas en España por Siruela. Ha recibido, entre otros, el Prix mystère de la critique (1996 y 2000), el Gran premio de novela negra del Festival de Cognac (1999), el Trofeo 813 y el Giallo Grinzane (2006). Las novelas de Fred Vargas han sido traducidas en 38 países y, solo en Francia, han vendido más de 5 millones de ejemplares y han sido llevadas a la televisión en 5 ocasiones y al cine en 2.

Edmond BaudoinEdmond Baudoin nace en Niza, en 1942. Tras estudiar en la escuela de Artes Decorativas en la adolescencia, ejerce como contable antes de volver al dibujo en 1971. En 1992 y 1997 ganó el premio Alph’Art del Festival Internacional del Cómic de Angoulême al mejor guion por Couma Acô y El viaje, respectivamente. Piero le valió el premio al mejor álbum en el festival de Sierre de 1998. Aunque su estilo de dibujo libre y la original construcción de sus obras puedan parecer desconcertantes, basta con leer las historietas de Edmond Baudoin para entrar en su universo. Edmond Baudoin celebra el arte, con referencias a la pintura; ilustra la vida, abordando temas universales como la esperanza, los encuentros, los viajes, el amor… partiendo de su experiencia personal para suscitar la emoción exacta.

[review]

Los cuatro ríos‘Los cuatro ríos’ es la historia del encuentro entre dos universos: la novela y el cómic. Pero, sobre todo, es la historia del encuentro entre dos autores. Por un lado, Fred Vargas, una creadora de éxito internacional que escribe novela negra, y por otro, Edmond Baudoin, un veterano autor referente en la renovación de la nueva BD francesa. Fred Vargas ha escrito un guión y Baudoin lo ha puesto en imágenes, con un trazo ligero que capta como nadie el alma de los personajes. ¿Y la historia? Simplificando podría decirse que es una novela policíaca. Con todos sus ingredientes: crimen, investigación, sospechoso inquietante. Y también un comisario: el célebre Adamsberg, procedente de las novelas de Vargas. Pero sobre todo es una historia de seres humanos, poblada de personajes aferrados a su singularidad. Singularidad que puede tomar la forma de una escultura de Bernini reconstruida con chapas y latas de cerveza…

‘Los cuatro ríos’, realizado a cuatro manos, en un diálogo permanente entre la novelista y el dibujante, donde cada uno aporta la riqueza de su propio medio de expresión, es el mejor testimonio de la riqueza del cómic, que no tiene nada que envidiar a la de la novela.

Los cuatro ríos

Fan de Rocky, Superman y, en definitiva, el buen cine, tanto moderno como clásico. Disfruto con un buen libro así como leyendo a Mark Waid o a Alan Moore y viendo dibujar a Alex Ross o los Romita entre otros. También disfruto con videojuegos tanto actuales como de antaño con las consolas de 8 y 16 bits y me entusiasman las series tipo sitcom o de ciencia ficción. @GigioPoloux

¡No te vayas sin comentar!