Análisis de ‘Dragon Ball Xenoverse’

Análisis de 'Dragon Ball Xenoverse'

Mucho han cambiado los videojuegos de Dragon Ball desde que en 1986 saliera para la plataforma Epoch Cassette Vision el juego ‘Dragon Ball: Dragon daihikyō’. Siete años después llegaba a Super NES ‘Dragon Ball Z: Super Butōden’, el primer juego que hacía uso de la pantalla dividida, lo que nos permitía que alejarnos notablemente de nuestro rival. Pero no fue hasta el año 2002 y la serie ‘Budokai’, cuando los juegos de esta saga comenzaron a gozar de una reputada fama dentro del género de lucha (con permiso de los ‘Butōden’, que sentaron base para ello).

Ahora, casi 30 años después de la salida del primer juego de la saga, llega de la mano de Dimps y Bandai Namco Games a PlayStation 3, PlayStation 4, Xbox 360, Xbox One y PC un nuevo juego que pretende sentar nuevamente las bases del género: ‘Dragon Ball Xenoverse’.

Análisis de 'Dragon Ball Xenoverse'

Con la premisa de permitirnos crear nuestro propio guerrero, ‘Dragon Ball Xenoverse’ mantiene gran parte de la esencia de los ‘Budokai Tenkaichi’, aunque para nuestro bien la mejora sustancialmente, ofreciéndonos una experiencia totalmente nueva que añade grandes dosis de cooperación entre jugadores a la par que nos ofrece unos escenarios mucho más amplios.

La historia es uno de los puntos fuertes del juego. El universo de Dragon Ball como lo conocíamos está cambiando debido a la intromisión de ciertos personajes que están haciendo que los hechos sean modificados. Con el fin de evitar esto, Trunks del futuro decide juntar las Bolas de Dragón y pedir a Shenlong que le envíe a un guerrero capaz de ayudarle. Ahí es donde nosotros entramos en juego mediante un novedoso editor que nos permite crear un personaje de raza humana, Namekiana, Majin, Saiyajin o Freezer. Una vez hecho esto, apareceremos en Ciudad Toki Toki, desde donde Trunks nos irá enviando al pasado para que evitemos que los hechos cambien.

Análisis de 'Dragon Ball Xenoverse'

Además de este modo historia, que nos permitirá luchar junto a personajes clásicos mientras vamos reviviendo los eventos más icónicos de la saga, tenemos un modo Versus y un modo cooperativo.

El modo Versus es el típico enfrentamiento que nos permite luchar contra la IA, un segundo mando u otra persona vía online. Además, y como novedad en ‘Dragon Ball Xenoverse’, podemos llegar a jugar 3 personas contra otras 3 personas de forma simultánea, lo que nos permite hacer nuestros propios equipos para enfrentarnos contra otros luchadores mundiales, poniendo en práctica técnicas y estrategias cooperativas.

Análisis de 'Dragon Ball Xenoverse'

Para no volvernos locos fijando objetivos se ha ideado un sencillo sistema que funciona de forma notable, mediante el cual podemos cambiar de objetivo al pulsar un botón, centrando así nuestros ataques en ese luchador.

Por otra parte, el uso de poderes u objetos en mitad de un combate es bastante acertado. Solo tenemos que pulsar uno de los botones del mando para que aparezca en pantalla un desplegable con las diferentes técnicas u objetos que podemos utilizar, usando la que queramos al pulsar el botón indicado. Como veis, han intentado facilitar la jugabilidad para que podamos centrarnos en localizar y eliminar a nuestros enemigos en el amplio escenario.

Análisis de 'Dragon Ball Xenoverse'

El otro modo, el multijugador cooperativo, centra su atención en diversas misiones secundarias que iremos desbloqueando a lo largo de la aventura, las cuales podemos realizar junto a nuestros amigos o de forma offline eligiendo hasta tres héroes para luchar. Eso sí, es una pena que no podamos jugar al modo historia de forma cooperativa.

En cuando a la personalización, ‘Dragon Ball Xenoverse’ nos ofrece una vasta selección de accesorios, atuendos y técnicas, encontrando más de 450 objetos desbloqueables y hasta 200 técnicas de combate que podemos usar con nuestro personaje. Este irá mejorando cuanto más luchemos, ya que adquiriremos puntos que podremos ir añadiéndole para mejorar sus atributos, así como las mencionadas habilidades.

Análisis de 'Dragon Ball Xenoverse'

En Ciudad Toki Toki encontraremos además de varias tiendas a conocidos personajes de la saga, quienes se convertirán en nuestros maestros, enseñándonos sus principales técnicas.

El juego, que es en tres dimensiones, continúa manteniendo el habitual estilo “cel-shading”, aunque en esta ocasión se ha añadido una mejora en los gestos de los personajes, que irán variando en función de sus acciones.

La banda sonora ha sido desarrollada exclusivamente para el juego, aunque encontramos la conocida ‘Cha-la Head-Cha-la’ creada por el grupo japonés Flow para la película ‘Dragon Ball: La Batalla de los Dioses’. Los textos del juego están en castellano, mientras que las voces podemos elegir escucharlas en inglés o japonés.

Análisis de 'Dragon Ball Xenoverse'

En cuanto a su duración, el modo historia de ‘Dragon Ball Xenoverse’ se puede completar en unas 13 o 15 horas, dependiendo de lo habilidosos que seamos, aunque lograr el 100% nos llevará muchas más horas.

Estamos así ante uno de los mejores juegos de la saga que se han visto en años. Las influencias de la serie ‘Budokai Tenkaichi’ y de ‘Dragon Ball Online’ son notables, aunque los chicos de Dimps han sabido sacar lo mejor de ellas para crear un juego que nos dará horas y horas de diversión.

[review]

Análisis de 'Dragon Ball Xenoverse'

1 Comentario

  1. Desde que lo vi por primera vez me resultó interesante, pero eso de que no puedas jugar el modo historia en multijugador me causa un poco de problema, ya que me idea era jugarlo con mi novia :/ Pero ya veré, porque igual por la sola historia creo que vale la pena para cualquier fan de Dragon Ball echarle un ojo

¡No te vayas sin comentar!