‘El árabe del futuro’ de Riad Sattouf

el arabe del futuro salamandra graphicEl árabe del futuro‘ es el primero de tres volúmenes sobre la infancia y juventud de su autor, Riad Sattouf, en varios países de Oriente Medio. En La Casa de EL hemos hablado antes de cómics sobre el Oriente Medio, siempre fascinante a ojos de un occidental. Por un lado tenemos la obra periodística de Joe Sacco, con ejemplos como ‘Reportajes‘ o ‘Notas al pie de Gaza‘, en los que se trata sobre todo el conflicto de Israel y Palestina desde un punto de vista muy cercano. Por otro tenemos ‘Crónicas de Jerusalén‘, de Guy Delisle, un cómic de no-ficción sobre el mismo conflicto, pero más centrado en las vivencias personales del autor que en la investigación periodística. ‘El árabe del futuro’ se parece más a la obra de Delisle, en términos de que es más bien un anecdotario exótico. Pero esta obra no ha ganado el premio a la mejor obra de 2015 en Angulema porque sí, ‘El árabe del futuro’ es una visión brillante de la vida cotidiana bajo las dictaduras de Gadafi en Libia y Hafez el Asad en Siria entre 1978 y 1984.

La historia de ‘El árabe del futuro’ empieza antes del nacimiento mismo del autor. Cuenta como Clémentine, su madre, y Abdel-Razak, su padre, se conocieron en la universidad, en París y como luego tuvieron a Riad, el mismo año en que su padre se doctoraba en historia y encontraba trabajo en la Libia de Gadafi, donde vivirían hasta 1982, año en el que la familia pasaría una temporada corta en Francia para volver luego a la Siria natal de Abdel-Razak, donde había encontrado otro trabajo de profesor. La historia queda pausada en 1984, y tendremos que esperar al próximo volumen para saber cómo continúa.

riad sattouf el árabe del futuro

El estilo de narración es bastante clásico. Las viñetas están ordenadas de forma tradicional y no hay juegos visuales propios de cómics más vanguardistas. El autor usa las cartelas como una voz en off con la que nos pone en contexto, nos da opiniones personales o nos explica lo que estamos viendo, a veces de un modo un tanto innecesario. Se podría llegar a decir que está pensado para un público que no lee habitualmente cómic.

El gran atractivo de ‘El árabe del futuro’ son las pequeñas anécdotas del día a día en Oriente Medio durante esa época. Detalles como que en Trípoli no había cerraduras en las casas, solo pestillos para cerrar desde dentro, porque cualquier persona podía entrar en una casa vacía y ocuparla legalmente o los soldaditos de plástico de los niños sirios: unos del ejército sirio en poses heroicas y otros judíos rindiéndose, huyendo o con cuchillos escondidos en la espalda. Considero que la manera vívida de contar las experiencias que tiene Riad es la clave de su éxito; su experiencia recoge todo tipo de sensaciones, olores o ideas que se le ocurrían, no es simplemente una visión aséptica y objetiva, todo pasa por su tamiz, que le da un sabor más casero. Retrata a sus padres de forma cercana pero no los juzga, mientras que a la vez es capaz de hacer fina sátira social de la sociedad de Oriente Medio de la época sin caer en paternalismos etnocentristas.

A nivel de dibujo destaca el trazo simple del autor, que roza la caricatura en las caras y expresiones de los personajes. Los escenarios cumplen sin destacar, porque el foco está claramente en los personajes. No es necesario más nivel de detalle, para lo que se nos quiere contar. Es curioso el uso del color para los sombreados, ya que cada color corresponde a un país: azul para Francia, amarillo para Libia y rosa para Siria. Se usan el rojo y el verde para la portada y para ciertos elementos concretos, pero eso es todo. Es prácticamente el mismo acercamiento al color que Crónicas de Jerusalén, pero sin usar grises siquiera.

el arabe del futuro 2

Salamandra Graphic publica ‘El árabe del futuro’ en castellano y en catalán apenas un mes después de recibir el galardón a mejor obra en Angulema. Esta edición llega en rústica con solapas y un total de 160 páginas por 19 €. El papel es grueso y de calidad, pero la portada es un tanto delicada. La maquetación es muy buena y la traducción del francés, de Pablo Moíño Sánchez, es excelente. Se atreve con el lenguaje de una vieja loca francesa que habla raro y consigue que sea creíble y consistente. Es interesante también cuando combina el árabe que no entiende Riad con las palabras que sí que entiende. Además, la oralidad, uno de los puntos flacos de la traducción del cómic en general, está muy conseguida en esta obra. Me quito el sombrero.

En resumen, ‘El árabe del futuro’ es un cómic sumamente interesante, ya no solo por lo que cuenta (una infancia en Oriente Medio, siendo un niño a medio camino entre ser occidental y ser árabe), también por cómo lo cuenta: es una mirada perspicaz, irónica e íntima que consigue fascinar al lector a las pocas páginas. Si a eso le sumamos una edición pronta y bien traducida, no me queda más que alentaros a correr a comprarlo. Se os hará corto, pero tenemos la suerte de que solo es la primera de tres partes.

Riad Sattouf nació en Francia en 1978. Pasó su infancia en Libia, Siria y Argelia y volvió de adolescente a Francia. Es escritor, dibujante y guionista de cómics y director de cine. Dibuja habitualmente en Charlie Hebdo y ha publicado varios cómics en Francia. Destacan ‘Mi Circuncision‘ o ‘Pascal Brutal‘, ambos publicados por Norma en España, ‘La vida secreta de los jóvenes‘ o el ‘Manual del Pajillero‘, publicados por La Cúpula o la más reciente novela gráfica ‘El árabe del futuro‘, editado por Salamandra Graphic.

riad sattouf

[review]

Este libro cuenta la historia real de un niño rubio y de su familia en la Libia de Gadafi y la Siria de Hafez el Asad.

Obra en Whakoom

¡No te vayas sin comentar!