‘El paseo de los sueños’ de Zidrou y Mai Egurza

Portada El paseo de los sueños

El guionista belga Zidrou ya se ha hecho un nombre en nuestro país, después de que gran parte de sus novelas gráficas hayan visto la luz de la mano de Norma Editorial. Sus obras se caracterizan por ser historias cotidianas cargadas de magia y humanidad, que tocan la fibra sensible del lector. En esta ocasión forma equipo con la dibujante Mai Egurza, que debuta aquí en su primer cómic publicado, y nos traen una fábula onírica que no decepciona.

La historia nos presenta a Napoleón Cavallo, que se despierta noche tras noche en la cama de la joven Linh Yu, a la que no conoce de nada. Él no entiende cómo ha llegado hasta ahí, y ella teme que se trate de un pervertido. La respuesta al misterio parece ser un nuevo y extraño tipo de sonambulismo, altamente contagioso, que tiene a media ciudad paseando por los tejados. Después de tanto compartir cama involuntariamente, Napoleón y Linh Yu empiezan a hacerse amigos y juntos, intentan averiguar algo más sobre lo que está ocurriendo.

Tratándose de Zidrou, que nos tiene acostumbrados a un realismo más crudo y a emociones profundas, puede sorprender esta historia aparentemente ligera. Sin embargo, lo que parece una comedia romántica sin más pretensiones, tiene un trasfondo filosófico que no podemos ignorar. En apenas 68 páginas, el autor nos da suficientes pistas como para sacarle mucho más jugo al argumento.

El paseo de los sueños viñetasEl guión es magnífico, y junto con numerosos toques de humor, nos deja frases para pensar como “Los sueños van y vienen a su antojo, todo el mundo lo sabe… aunque les cerremos nuestro corazón con doble vuelta”. Quizá no alcance la profundidad dramática de otras obras del autor, pero esta historia tan breve está cargada de simbolismo. Nos habla del choque entre la realidad y el sueño, de las ataduras de la vida cotidiana y de cómo cada persona tiene algún anhelo, que sólo se atrevería a cumplir en sueños.

Esto se refleja especialmente en los personajes secundarios. Están bien construidos y se les toma cariño rápidamente, a lo que sin duda contribuye el buen hacer de la dibujante. Quisiera destacar entre ellos a Morfea, una niña pequeña que cada noche observa a los sonámbulos desde la ventana. Hay una escena en la que preguntan a los niños de su colegio qué quieren ser de mayores. No os perdáis la diferencia entre las respuestas de sus compañeros y la de Morfea… os prometo que os pondrá una sonrisa en la cara.

Si hay algo que caracteriza a Zidrou, es saber formar buenos equipos creativos. Cada historia requiere un estilo, cada guión necesita su dibujo, aquel con el que puede encajar a la perfección y funcionar como un todo. Y el autor acierta de pleno con cada uno de los artistas con los que trabaja. En este caso, el estilo de Mai Egurza es tan depurado que nadie diría que es el primer cómic que publica.

En el dibujo hay una enorme influencia de las películas de animación, que sin duda han formado parte de su vida: Disney, Studio Ghibli, Don Bluth y, particularmente, Pixar. Mai Egurza se lleva todo eso a su propio terreno y nos ofrece un dibujo dulce, de líneas suaves y trazo limpio, que cuida cada detalle. Sabe cómo construir la atmósfera y no falta ni una sombra, ni un gesto. La expresividad es un punto fuerte, con las expresiones de los protagonistas reflejando sus emociones, a veces acercándose a lo caricaturesco, pero sin cruzar la línea que haría que el dibujo perdiera belleza y estilo.

El paseo de los sueños viñeta

La figura de Linh Yu, la protagonista es especialmente destacable. Una chica bajita de origen asiático, con un cuerpo lleno de curvas, pechos pequeños y muslos anchos, que no se ajusta a los cánones actuales. Y sin embargo, logra que los cánones nos importen bien poco y resultar absolutamente bella. Ese efecto ‘mágico’ viene en parte dado por el guión y la personalidad arrolladora de la chica, y en parte por el delicioso dibujo de Egurza que nos muestra una cara vivaz y llena de emociones.

Hay en el álbum un curioso guiño a aquellos cuentos infantiles que tienen alguna relación con el sueño. La historia aparece dividida en cuatro partes, cada una de ellas con el título de una fase del sueño, y con una delicada ilustración sobre un cuento tradicional: ‘Blancanieves’, ‘La princesa y el guisante’, ‘Jack y las judías mágicas’ y ‘Peter Pan’. De todos modos, es importante señalar que a pesar de este guiño y del tipo de dibujo, no es un cómic infantil. Como el resto de obras de Zidrou, es un cómic adulto, pensado para que se reflexione sobre él, y además contiene algunos diálogos que no serían apropiados para niños pequeños.

Mai Egurza y Zidrou están trabajando juntos en un nuevo proyecto titulado ‘Las peras‘, una historia sobre tres chicas gorditas, alejadas del prototipo de belleza, que tienen que vivir en un mundo dominado por la superficialidad. La historia es perfecta para que ambos vuelvan a dar lo mejor de sí mismos.

El paseo de los sueños’ ha sido publicado en nuestro país por Norma Editorial. Se presenta en un álbum a todo color de gran tamaño (23,5 x 31 cm), al más puro estilo BD. El formato es por supuesto cartoné, y tiene un precio recomendado de 17 euros. Se echa en falta en un álbum como este algún extra que lo complemente, como una introducción, comentarios de los autores o unas páginas con bocetos. No obstante, la edición es cuidada y de calidad, con una portada realmente preciosa.

El paseo de los sueños doble viñeta

Benoît Drousie (Zidrou) es un guionista de cómics nacido en Anderlecht (Bélgica) en el año 1962. Comenzando a trabajar en la década de los 90 en la revista ‘Spirou‘, pronto creó dos series míticas del cómic juvenil francés, ‘Elève Ducobu‘ y ‘Tamara‘. Sin embargo, no tardó demasiado en pasar al cómic adulto con un realismo crudo que se ha convertido en su sello de identidad. Ha cosechado, de esta forma, un gran número de premios, convirtiéndose así en uno de los referentes del cómic internacional en la actualidad.

Mai Egurza es una ilustradora nacida en Irún, Guipúzcoa, en 1986. Estudió ilustración en la escuela de Artes Plásticas y Superior de Diseño de Vitoria-Gasteiz, y en la Escola Joso de Barcelona. Comenzó su carrera haciendo labores de colorista. Realizó los dibujos para el libro ‘Mi abuela no se acuerda de mi nombre’ (Dibbuks), de Rodolfo Esteban, y ha trabajado como ilustradora en varios libros y revistas. También ha participado en la antología de historias cortas ‘Barcelona TM’, pero su gran oportunidad llega con el cómic ’El Paseo de los Sueños’ (Norma Editorial) junto con el guionista Zidrou.

[review]

OTRA JOYA DE ZIDROU DEPURADA POR UNA DIBUJANTE EN ESTADO DE GRACIA

Napoleón Cavallo se despierta cada día, vestido con su ridículo pijama, en la cama de Linh Yu, una joven de origen asiático a quien no conoce de nada. Él no sabe cómo ha llegado hasta allí y ella no entiende cómo este intruso ha podido entrar en su habitación cerrada. Lo que comienza siendo un misterioso caso de intercambio de habitaciones, termina convirtiéndose en un verdadero caso de epidemia: centenares de sombras que deambulan de noche por los tejados de la ciudad.

La joven dibujante Mai Egurza junta sus lápices con el aclamado guionista belga Zidrou (La piel del oso, El Folies Bergère) para regalarnos esta onírica historia de amor, una fábula filosófica contada con la delicadeza de unas sábanas de seda.

El paseo de los sueños

2 Comentarios

¡No te vayas sin comentar!