Sin la sombra de las torres

Sin la sombra de las torresAunque Art Spiegelman puede jactarse a día de hoy de haber creado el único cómic que cuenta con un premio Pulitzer, ‘Maus’, desde su publicación en 1991 el propio autor indica que había querido mantener cierto margen con el mundo del cómic, que no de la ilustración, ya que estuvo encargándose de realizar numerosas portadas para el diario New Yorker durante diez años. Es por esto que cuando en 2002 comenzó a publicar en el periódico alemán Die Zeit una serie de páginas sobre el ataque a las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001, fueron muchos los que se acercaron a conocer esta obra, más por el renombre de su autor que por el tema en sí.

Pero a diferencia de ‘Maus’, ‘Sin la sombra de las Torres’ (‘In the Shadow of No Towers’ en inglés) no se centra en contar lo sucedido aquella fatídica mañana, sino que lo hace desde los ojos de su autor, como si de un diario gráfico se tratara. Además, la narración es elaborada con una gran dosis de crítica tanto al gobierno de EEUU como a sus propios ciudadanos, hecho por el que la obra no era viable que se publicara en diarios como el New Yorker. Spiegelman vuelve de esta forma a sus orígenes, al género ‘underground’ crítico y duro, tanto con su entorno como consigo mismo, buscando poner de manifiesto la mala gestión que su país realizó tras el ataque.

‘Sin la sombra de las torres’ consta de diez planchas a tamaño sábana (50,8 x 36,9cm), ocupando cada una de ellas dos páginas del libro. Ya desde su inicio podemos apreciar la dura crítica de Spiegelman para con su nación: la primera tira de la obra nos muestra a una familia viendo tranquilamente la televisión el 10 de septiembre, en la siguiente la vemos alterada ante los acontecimientos del 11 de septiembre y finalmente en la tercera viñeta, observamos cómo la familia continúa sobresaltada con una bandera estadounidense en el lugar en el que tenían el calendario.

Sin la sombra de las torres

El patriotismo asoló las calles de EEUU desde aquel día, algo contra lo que Spiegelman se manifiesta, sobre todo por la cantidad de desinformación y manipulación que se dio en los medios. Con una gran carga crítica, ‘Sin la sombra de las torres’ no deja a nadie indiferente.

Pero el libro es mucho más que un alegato contra la política estadounidense y la estructura de la nación, es también la narración de un testigo ante la caída de las torres y sus consecuencias directas.

Sin la sombra de las torresSpiegelman cuenta en sus páginas que cuando ocurrió todo estaba junto a su mujer en la zona de Wall Street, por lo que fueron testigos directos del trágico suceso. Como su hija, Nadja, estaba en un colegio cercano a la posteriormente conocida como “Zona Cero”, lo primero que hicieron fue correr para intentar sacarla de allí, experiencia que iremos viendo a lo largo de las páginas. Asimismo, el autor va dejando constancia de sus pensamientos y vivencias personales en los días y meses posteriores a la catástrofe.

‘Sin la sombra de las torres’ se convierte así en una obra capaz de comprimir en solo diez páginas la experiencia de un hombre que fue testigo directo del suceso y una dura y fundamentada crítica hacia el gobierno de EEUU. Diseñada en forma de “collage”, agrupando multitud de viñetas en cada una de las gigantescas páginas, estamos ante un claro ejemplo del Art Spiegelman “underground”, capaz ahora de crear con la sabiduría que le ha otorgado la experiencia.

Especial mención se merece una ilustración que será frecuente a lo largo de las páginas: la caída del esqueleto ardiente de una de las torres, que como el propio autor indica en el prólogo, es una imagen que se le quedó grabada a fuego en la mente.

Sin la sombra de las torres

Art Spiegelman define su obra como “un diario a cámara lenta de lo que experimente mientras buscaba una ecuanimidad provisional, aunque tres años después sigo preparado para perderlo todo a la primera de cambio, o a la primera bomba que caiga”. De hecho, la experiencia de sus padres en el campo de concentración de Auschwitz ayudaron al dibujante a poder ver la situación desde otro prisma.

Sin la sombra de las torresFinalmente, este volumen no incluye solamente las diez planchas que fueron publicadas en el diario alemán Die Zeit, sino que se complementan con otras siete planchas de tiras cómicas clásicas, como son ‘Hogan’s Alley’, ‘Little Nemo’ o ‘Educando a papá’ entre otras. Estas, que han sido sabiamente escogidas por Spiegelman como parte de su mensaje, vienen a colación debido a que el autor comenta que mientras una gran multitud de personas se acercaron a la poesía tras lo sucedido, él prefirió retomar la lectura de estas tiras, que gozaban de inocencia, sin pretender cambiar el pensamiento del lector.

Publicado recientemente por el sello Reservoir Books de la editorial Random House, ‘Sin la sombra de las torres’ consta de 42 páginas a color en formato tapa dura por un precio recomendado de 29,90€. La elegante portada es la ilustración que Art Spiegelman creó para New Yorker, publicada en portada el 24 de septiembre de 2001. Una auténtica edición de lujo para un cómic que debe ser leído en un formato similar al que fue creado.

Artie Spiegelman es un historietista estadounidense de ascendencia judía nacido en Suecia en 1948. Sus primeros dibujos los publicó en los años 60 bajo el seudónimo de Skeer Grant y poco después, tras suicidarse su madre, se inmiscuyó en obras más vanguardistas y personales, creando en esta época ‘Funny Animals, ‘Bizarre Sex’ o ‘Roxy Funnies’. En 1980 fundó junto a su esposa la revista de vanguardia ‘Raw’, donde publicó por entregas su conocida obra ‘Maus’, ganadora de un premio Pulitzer. Durante diez años estuvo trabajando como ilustrador para el diario ‘New Yorker’ y en el año 2004 realizó ‘Sin la sombra de las torres’, una visión personal del ataque hacia las Torres Gemelas.

[review]

Sin la sombra de las torres

Sin la sombra de las torresSin la sombra de las torres es el relato magistral y conmovedor de los eventos que siguieron al trágico atentado terrorista del 11 de septiembre en Nueva York. Art Spiegelman, como miles de neoyorquinos, fueron testigos de los ataques desde su casa, en un barrio del sur de Manhattan. Su hija adolescente había empezado a ir a un colegio que estaba muy cerca de las torres gemelas, además habían vivido durante años en la zona afectada. El horror que al que sobrevivieron aquella mañana sirvió para que Spiegelman desplegara toda su furia crítica hacia la gestión del gobierno de los Estados Unidos y el uso político que hizo de los atentados. Sin la sombra de las torres es la denuncia de Spiegelman a la gestión del gobierno americano del atentado del 11 S. “No es necesario ser un aficionado al cómic para apreciar que Sin la sombra de la torres es una obra maestra, una crítica al gobierno estadounidense en cuanto a sus gestión del 11 S.” -Newsweek

¡No te vayas sin comentar!