Superhombres Ibéricos

Superhombres Ibéricos

Superman, Capitán América u Omni-Man tienen dos cosas en común pese a pertenecer a distintas editoriales: todos son superhombres y se han gestado en el mercado estadounidense. Parece de hecho que el término superhombre siempre ha estado ligado al cómic americano, pero nada más lejos de la realidad, en nuestro país se han dado muchísimos casos de superhombres patrios, algo que Pedro Porcel ha recopilado en su libro ‘Superhombres Ibéricos’.

Nacido de los artículos que Porcel ha escrito en su blog ‘El Desván del Abuelito’, donde aúna el mundo del cine y el cómic, este libro de 312 páginas pretende arrojar luz sobre el clásico superhéroe.

‘Superhombres Ibéricos’ se divide en cuatro capítulos. El primero, “Los Héroes bien Trajeados”, abarca varios personajes que vieron su nacimiento en los folletines. Nick Carter, Fantomas, Los Vampiros del Aire, Hércules Elizondo y hasta personajes orientales, toman parte en esta primera parte que nos va explicando de forma cronológica el auge de las historias de aventuras en nuestro país.

Superhombres Ibéricos

El siguiente capítulo, “Fortuna del Sabio Loco”, centra su interés en la ciencia ficción. Así, como su propio nombre indica, va desglosando poco a poco una serie de historietas que tuvieron gran fama en la primera mitad de siglo, donde los científicos locos y sus creaciones tenían gran presencia. Desde el misterioso Doctor Funk hasta la clásica figura del gorila o la pitón gigantes, pasando por las páginas de ‘El Poder Invisible’ o ‘El Profesor Carambola’ entre otras.

Le sigue ‘De Navaja y Brujería’, un capítulo dedicado al conocido género de fantasía épica ‘Espada y Brujería’, donde la conocida revista “pulp” ‘Weird Tales’ con personajes como Conan, creación de Robert E. Howard, comenzó a tener en los años treinta una gran presencia mediática. Katán o El Capitán Látigo son algunos ejemplos patrios que muestran que en España también se podían escribir buenas historias sobre este género.

Superhombres IbéricosEl último capítulo, que es el más extenso de todos, está dedicado al superhombre ibérico. Hasta ahora el libro había ido sentando las bases y narrando cómo se había ido gestando la historieta en nuestro país y qué era lo que más se consumía, pero llega el momento de contar qué pasaba con los superhombres. Así, profundizando en el origen de este género, que se remonta a comienzos de la década de los treinta con obras como ‘Gladiator’ o ‘The savage gentleman’, antecedente del conocido Doc Savage, iremos conociendo el comienzo de estos héroes.

Después de esto, Porcel nos cuenta que en España también tuvimos nuestras propias historias sobre Batman y Superman, aunque lógicamente, deben ser consideradas apócrifas, ya que no contaban con el beneplácito estadounidense. Poco a poco, las páginas de este cuarto capítulo van desgranando los diferentes héroes que fueron apareciendo en nuestro país, aunando las creaciones propias con las importaciones americanas.

Superhombres IbéricosAun así, el libro no se centra solamente en el cómic, sino que como indicaba al inicio, las apariciones de superhombres que vimos en el cine, como Supersonic Man, también son analizadas.

Llegamos así a personajes como Superlópez, creado en 1979 dentro de la revista ‘Super Mortadelo’, o la llegada de Los Vengadores a España en 1969 gracias a las malogradas publicaciones de la editorial Vértice.

Finalmente, el autor centra su atención en varias obras españolas que aparecieron a finales del siglo XX y que gozaban de la estructura del “comicbook”, de entre las que destacamos Iberia Inc., una propuesta creada por Rafael Marín, Carlos Pacheco y Rafa Fontériz, que a día de hoy sigue siendo tenida en alta estima por un gran número de lectores.

Una vez finalizados los capítulos, nos encontramos con un compendio de imágenes y portadas de varios cómics analizados a lo largo del volumen, así como un índice de las ilustraciones que podemos encontrar en él.

Superhombres Ibéricos

El libro, que reúne multitud de datos de forma magistral, apreciándose así que su autor ha realizado una exhaustiva labor de documentación, peca de un mal común entre multitud de autores españoles: el excesivo uso de palabras rimbombantes y la imperiosa necesidad de crear frases excesivamente largas. Estos dos ingredientes hacen que en ciertos momentos la lectura se haga cansina y tediosa, dificultando al lector el entendimiento rápido de la obra, que al fin y al cabo, debe ser el objetivo final. Este punto hace que ‘Superhombres Ibéricos’ no pueda ser considerado como un libro de consulta al uso, sino como una obra que debe ser digerida en pequeñas dosis.

Publicado por Edicions de Ponent con un precio recomendado de 39€, ‘Superhombres Ibéricos’ ha sido editado en formato rústica incluyendo en su interior 312 páginas en blanco y negro, salvo por el compendio final, que es en color.

[review]

Superhombres Ibéricos

Superhombres IbéricosTítulo: SUPERHOMBRES IBÉRICOS

Resumen: Si hay una figura de ficción que condense la esencia del siglo XX es la del superhéroe justiciero de fantásticos poderes, desarrollada hasta la extenuación por el cómic y el cine norteamericanos. Sus raíces, no obstante, se encuentran en Europa, un hecho poco conocido y sin embargo decisivo en su evolución. Superhombres ibéricos abarca la historia de los seres de esta especie nacidos en nuestro país, desde su nacimiento a finales de los años veinte hasta su auge y completa identificación con el modelo estadounidense en este siglo XXI. Es el superhéroe español personaje particular, con una idiosincrasia propia que solo el proceso de globalización cultural le hará abandonar. Pedro Porcel elabora una completa perspectiva de la evolución e historia de tales criaturas en España, abarcando para ello medios como la historieta, el cine o la novela popular. Los héroes enmascarados de resabios decimonónicos, los abundantes doctores locos y sus descacharrantes inventos, el bárbaro fantástico que cuenta con su fuerza para enfrentar un mundo imposible son otros tantos antecedentes del superhéroe cuya trayectoria ibérica se aborda en este libro, en un recorrido fértil y delirante, muestra ejemplar de nuestra peculiar manera de imaginar.

¡No te vayas sin comentar!