‘Aquaman: La Fosa’

aquaman_la_fosaEl inicio de la etapa de Los Nuevos 52 significó un vuelco significativo para DC Comics. La mitología épica de los superhéroes de la editorial cambió para amoldarse a un siglo XXI en el que todo parecía haberse inventado ya, pero donde, sin embargo, todavía quedaba mucha tela por tejer. Uno de los problemas más graves que tenía DC era la visión que se le había dado a uno de sus personajes más relevantes: Aquaman. Solo había que observar algunos capítulos de ‘The Big Bang Theory‘ para darse cuenta de que Aquaman era visto como un superhéroe de pacotilla que basaba sus superpoderes en hablar con peces.

Pero la genialidad de Geoff Johns que ya le conllevó grandes éxitos con Green Lantern y con obras independientes como ‘El origen de Superman‘ consiguió salvar la partida. ¿Y si transportáramos la visión ridícula que tienen de Aquaman a su propio universo? Bajo este pretexto, se inició la colección ‘Aquaman‘ de Los Nuevos 52, guionizada por el propio Johns e ilustrada por el magnífico Ivan Reis.

Es así como se llega al primer arco argumental de este renovado Arthur Curry: La Fosa. Ahora editado en formato cartoné por ECC Ediciones, quien se encarga de publicar las aventuras de los héroes de DC desde el Nuevo Universo DC, se muestra un Aquaman que acaba de “huir” de Atlantis junto a Mera para iniciar una vida en la superficie. Establecidos en una pequeña población portuaria, durante estos primeros seis capítulos se observa la adaptación de los héroes a la vida mundana terrestre, algo parecido a la etapa de Straczynski en ‘Thor.

AQUAMAN LA FOSA

Además de las dificultades que Arthur y Mera tienen para aclimatarse a la difícil convivencia de una pareja de superhéroes en un mundo escéptico, se las tienen que ver con las críticas del resto de la gente sobre sus poderes. La pregunta “¿Qué se siente no siendo el superhéroe favorito de nadie?” ataca de golpe en la página 21 y lleva a Aquaman a una reflexión que dura todo el cómic. Si ya no se sentía cómodo en Atlantis, ahora tenía que vérselas con tampoco sentirse a gusto en La Tierra.

Sin un sitio mejor al que huir, la singular pareja debe hacer oídos sordos a las críticas y enfrentarse a una amenaza que ataca el poblado en el que se han establecido. Se trata de una especie de monstruos humanoides con aspecto de pez que han escapado del mar para buscar comida, y les sirve cualquier ser vivo que tenga carne que llevarse a la boca.

Poco a poco, el misterio les lleva hacia el más profundo océano. Hacia La Fosa. A lo largo del cómic se intercala el desafío que estos engendros suponen con un enigma mucho más trascendental: ¿Qué pasó con Atlantis? La antigua y próspera ciudad que fuera sumergida tanto tiempo atrás presenta, por primera vez, una incógnita más allá de lo que se observa en la mitología ya establecida por la editorial.

aquaman la fosa 2

El guion de Geoff Johns cumple lo que promete. El escritor sobre el que se establece el Nuevo Universo DC consigue llevar a Aquaman a un entorno más realista que nunca. Dejando atrás las ñoñerías ecológicas con las que se le había relacionado anteriormente, en este se establece como un hábil y rudo guerrero que se acercaría más a la versión de Peter David o a la caracterización de Jason Momoa que veremos en cines el año próximo. Eso sí, sin recurrir a un cambio físico significativo como ocurriera en estas dos ocasiones.

aquaman la fosa 4Los diálogos son, igualmente, insuperables. Aunque los autores dotan al cómic de un ritmo constante y frenético (sobre todo en los momentos de acción), esto no impide que los instantes más apacibles tengan una intención característica en cada uno de ellos. Y todo esto no se conseguiría si no fuera por la capacidad de insertar las oraciones en cada momento idóneo, ya no tan solo en las situaciones más usuales sino también con los flashbacks pasados que relacionan a Arthur con su padre. Esto, aun así, ocurre de manera forzada en alguna ocasión, aunque se justifica al recordar que es la primera aparición del personaje en la colección.

Ivan Reis, asimismo, consigue dar una epicidad sin igual al dibujo, similar al de Jim Lee pero con un tono propio que encaja en la historieta sin desentonar. La caracterización de los personajes principales y, sobre todo, de los engendros provenientes de La Fosa, es excelente. La capacidad del ilustrador lleva a mantener el físico de Aquaman casi intacto pero haciéndole más rudo que nunca, algo que era necesario en este nuevo universo y que lo ha llevado a mantenerse en la serie durante 15 números, para después trabajar con ‘La Liga de la Justicia‘ o ‘El Multiverso‘ de Grant Morrison.

Solo hay que echar un vistazo a los sucedáneos posteriores de este tomo para saber que se hizo un buen trabajo con ‘Aquaman’, pues este mismo año se ha estrenado la película ‘La Liga de la Justicia: El Trono de Atlantis‘, que recopila la segunda gran saga del superhéroe en el Nuevo Universo DC. Además, ha sido una de las 24 series que continuarán después de ‘Convergence, por no decir que la futura película de Aquaman prevista para 2017 mamará probablemente de la etapa de Johns y Reis en la colección.

Este tomo se encuentra actualmente disponible por ECC Comics. El formato cartoné contiene 144 páginas a todo color, aguardando así los seis primeros números originales de la serie. Se incluyen, además, bocetos originales de los diseños y las portadas entintadas por Joe Prado. Lo único que se echa de menos, tanto en este ejemplar como en las nuevas recopilaciones que publica ECC en la actualidad, son los artículos que suelen acompañar a las series en los tomos de rústica.

mera aquaman la fosa

Geoff Johns

Nacido en Detroit en 1973, el célebre guionista de cómics Geoff Johns se inició de bien pequeño en el mundo de las viñetas gracias a unas cajas viejas que contenían cómics de DC de los 60 y 70: Batman y Flash, entre otros. A partir de ahí comenzó a coleccionar cómics de DC y Vertigo principalmente y, tras graduarse en la universidad de Michigan, se mudó a Los Angeles donde todavía reside actualmente.

Mientras trabajaba como asistente de director, visitó las oficinas de DC y logró su primer trabajo: la cabecera Stars and S.T.R.I.P.E., que sirvió como carta de presentación para que James Robinson le ofreciese co-escribir la Sociedad de la Justicia de América o JSA. Ese mismo año también recibió el encargo de redactar los guiones de Flash, lo que le consolidó como guionista. En 2005 se ocupó del retorno de Hal Jordan en la colección Green Lantern y, años más tarde, de sus posteriores eventos como “El día más brillante” y “la noche más oscura”, consiguiendo así una etapa memorable y fundamental para el personaje.

Otros de sus muchos trabajos importantes antes de Los Nuevos 52 son los eventos Crisis Infinita y 52, así como los arcos argumentales del Hombre de Acero. Tras el relanzamiento del Nuevo Universo DC, se ocupó de colecciones como Aquaman, transformando al personaje, la Liga de la Justicia y la ya habitual Green Lantern. Actualmente escribe Superman y ocupa, desde 2010, el cargo de Jefe Creativo de DC, ocupándose también de sus proyectos alejados del mundo del cómic.

Nos presentaron Green Lantern: Origen secreto y La noche más oscura. Ahora, el estelar equipo creativo formado por Geoff Johns e Ivan Reis se reúne para dar un enfoque moderno a uno de los personajes más poderosos del Nuevo Universo DC.

Lo único que es más poderoso que el mar… es el hombre que lo gobierna.

Aquaman: La Fosa

Reseña
GUION
DIBUJO
EDICIÓN
Cinéfilo, literato y con mil pájaros en la cabeza. Algún día trabajaré en el Daily Planet.

2 Comentarios

  1. Debo decir que de las historias de New 52, La de Aquaman es sencillamente la mejor. Como se siente tan ajeno… ¡Me encanta!

¡No te vayas sin comentar!