‘Espíritus de Marte’ de Gabriel Bermúdez Castillo

EspiritusMarte
Portada de la edición de ‘Espíritus de Marte’

Darsinkor*, lectoras y lectores.

De vez en cuando no viene mal echar un vistazo a la literatura de ciencia ficción española, y es ahora cuando tenemos la ocasión de acercarnos de nuevo a otra obra de un clásico referente del género en nuestro país, como lo es Gabriel Bermúdez Castillo.

Anteriormente presentamos ‘El Señor de la Rueda’ publicada por Ediciones Epicismo, y en esta ocasión el autor nos lleva de viaje a través de las estrellas, más concretamente a Marte. ‘Espíritus de Marte’ fue publicada en 2012 por la editorial La Biblioteca del Laberinto, mereciendo de inmediato un lugar de honor dentro de la ciencia ficción de aventuras.

Como un homenaje a las novelas de Edgar Rice Burroughs que componen el llamado Ciclo de Marte, Bermúdez sitúa al protagonista, Michael R. Miller, norteamericano de origen español, en una civilización marciana tan extraña como indetectable para la tecnología terrestre. El planeta Marte, llamado por sus habitantes Takar Getul en su lengua nativa, se convierte en el centro de atención de un profundo misterio que envuelve a todos los seres que lo habitan y que se remonta a millones de años en el pasado.

Tras estrellarse en Marte, Michael R. Miller debe desenvolverse como puede en un ambiente desértico y desconocido, tan hostil como esperanzador. Pronto pondrá en práctica todos sus conocimientos de supervivencia, ciencia, política… y es que Michael no es un joven cualquiera. Asistiremos a saltos en el tiempo que nos ayudarán a conocer tanto el pasado como el presente del protagonista. Los avances de la civilización terrestre, los secretos de Estado, la NASA… se entremezclan para dar mayor riqueza a la historia y carácter del protagonista, que desde el principio emerge como una persona orgullosa y luchadora.

Barsoom_green_martian
Los seres de tres pares de extremidades también son característicos en ‘Espíritus de Marte’

Pero en ‘Espíritus de Marte’ hay lugar para todo. La mayor parte de la historia se desarrolla en Takar Getul sin excepción, siendo el propio planeta un misterio en toda regla. El destino de Michael, Marte y todos sus habitantes está unido desde un pasado remoto que solo podrá salir adelante gracias a todas las aventuras del terrestre, que no duda un instante en dejarse llevar por su impulso conquistador utilizando como herramienta principal la política del planeta para pasar después a la parte bélica. Conoceremos en profundidad la cultura takariana, con su lengua, costumbres -incluso diferencias entre ciudades-, mitos, leyendas, tecnología…

Bermúdez ofrece una monumental descripción de la geografía marciana conocida hasta ahora y que el autor se tomó la molestia de estudiar para representar con total realismo las hazañas de Maikelmir -así se le conoce al protagonista entre los habitantes de Marte-. Cada etapa del relato, descrita con maestría y detalle, podría evocar, sin ánimos de comparar, a los pasajes tolkenianos, con la caractarística narrativa de Bermúdez detallando el ambiente de las ciudades, artefactos, personajes, sabores, olores… nada escapa a la pluma del autor para lograr hacernos sentir en plena civilización marciana.

El amor cabe en el relato en la forma de Silveya de Larenthal, princesa takariana, una exótica y guerrera belleza tan deseable tanto para Maikelmir como para los lectores, encontrándose con referencias eróticas y picarescas, tal como estila Bermúdez en algunas de sus obras. Silveya es una pieza clave en las aventuras de Maikelmir, una exaltación a la fuerza e inteligencia del sexo femenino que no tiene nada de débil. Lejos de ser una damisela en apuros, Silveya aparece de pronto derrotando los sentidos de los lectores.

globo_Marte_Flammarion
Geografía marciana tal como la conocemos en la Tierra y que Bermúdez presenta en la novela

La edición de ‘Espíritus de Marte’ se completa con un diccionario de nombres de 12 páginas de extensión que ayudan sin lugar a dudas a continuar la lectura, en ocasiones espesa por sus múltiples referencias a nombres, lugares y artefactos takarianos. Así mismo, la solapa trasera contiene las principales banderas que aparecen en la historia, tales como el Imperio de Noornum, los Rangers de Asmoria o los Neternikis.

Así pues, el contenido de esta magnífica epopeya que dejará marca en los lectores, hila con magistralidad varios géneros que convergen en el estilo propio de Gabriel Bermúdez: aventuras, pulp, ciencia ficción, misterio, planeta y espada, psicología, mitos… todo ello con mucho humor y referencias a E. R. Burroughs y Julio Verne, otro de los escritores favoritos del autor. La visión de Bermúdez se extiende a lo largo de milenios, más allá de nuestras perspectivas, en el pasado y el futuro, adelantándose siempre a lo inesperado. El rotundo final sorprenderá a los lectores tanto por la naturaleza de los sucesos como por las puertas que incitan a una secuela.

La edición presentada por LBDL se ajusta casi a la edición de lujo pero con tapa blanda acartonada, detalle que le otorga mayor manejabilidad para su cómoda lectura. A causa de la extensión de más de 500 páginas, la fuente ha sido reducida un poco más de lo normal y sin embargo se lee perfectamente, puesto que el libro habría ocupado bastantes más páginas.

Recomendamos encarecidamente esta novela a todos y todas quienes suspiran por una lectura de belleza absorbente, tan interminable como sus posibilidades pero demasiado corta al fin y al cabo.

“Nada debe quedar oculto para tí, Maikel.”

Espíritus de Marte.

*Darsinkor: saludo típico takariano.

‘Espíritus de Marte’

Autor: Gabriel Bermúdez Castillo

Editorial: La Biblioteca del Laberinto

Primera Edición: 2012

Colección Delirio, Ciencia Ficción y Fantasía

Características: 524 páginas. Tapa blanda con solapas, sin sobrecubierta.

ISBN 978-84-92492-67-1

Texto en la contraportada de la edición: “Otoño de 3006 de la Era Cristiana, del año 2458 de la Hégira, día 25 del mes de Tishrei del año hebreo de 6766, año 795 de la Era Espacial, desde que el hombre puso por primera vez el pie en un planeta de otro sistema solar. Yo, Unaphistim Delver, Científico del Consejo, omitiendo mis títulos como procede, dirijo esta comunicación a mis compañeros del mismo, haciendo constar igualmente mi calidad de planetario o propietario de planetas en número de catorce, para aclarar mi situación de preponderancia en la economía de la zona. Esta comunicación guarda el carácter de la más absoluta reserva, por lo cual solo es dirigida a aquellos compañeros que ostentan la categoría de planetarios, además de científicos[…]

Debo comunicarles que creo haber resuelto uno de los más grandes misterios de la historia de la Humanidad, desde  que fue creada en la lejana Tierra, hasta que la abandonó casi por completo para conquistar los centenares de mundos que ocupa ahora. Me estoy refiriendo al hecho, inexplicable para todos los sabios y científicos que lo han estudiado, de que el llamado planeta Marte, el cuarto de nuestro primigenio Sistema Solar, en una fecha que las crónicas no han guardado con exactitud, pero que se sitúa a mediados del siglo XXII, no mucho después de que se iniciase nuestra Era Espacial, comenzase a desplazarse lentamente hacia los planetas exteriores, y atravesase una tras otra las órbitas de Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno, Plutón, la nube de Oort y los demás planetas que fueron descubiertos en su momento”.

Así es como comienza este libro fascinante salido de la pluma de uno de los mayores autores de ciencia ficción española. Sin querer pecar de presumidos, sabemos que esta novela que ahora les ofrecemos es una de las mejores de los últimos años. Puede que haya quien diga que es una novela que no viene a cuento, que es una novela que no era necesaria. Todo eso es superfluo. Esta novela es aventura en estado puro. Un estado tan puro, tan diáfano, que solo puede compararse con dos cosas: con la serie marciana de Edgar Rice Burroughs y de la fabulosa serie del ‘Mundo del Río’ de Philip José Farmer. El Marte que nos vamos a encontrar es el Marte soñado por tantos de nosotros, un mundo lleno de aventuras, princesas, guerreros, magos, científicos… y resucitados que buscan su destino entre las estrellas.

[review]

¡No te vayas sin comentar!