Análisis de ‘Final Fantasy Type-0 HD’

La nueva entrega de la aclamada saga Final Fantasy llegó hace poco a nuestras consolas y en La Casa de EL os queremos explicar nuestra experiencia con ella. Un juego distinto a los de la saga numerada pero aún así mantiene esa esencia que nos enamoró a los fans de las primeras entregas que llegaron a España.

Final Fantasy Type 0

Muchas años han pasado para que una entrega de Final Fantasy al uso (no hablamos de los spin-offs tipo Theatrythim, con el cual he pasado muy buenos ratos) me hiciera disfrutar de un modo similar al de antaño. Soy de esos que creció con el Final Fantasy VI, VII y los que siguieron y que por ese entonces se declaró fan acérrimo de la saga. Gracias a esas entregas (hasta la número X) quise jugarme todo lo que había salido bajo la marca, como los cinco primeros juegos, el excelente ‘Final Fantasy Tactics’ y toda la ristra de juegos que os podáis imaginar. Fue ya en el número XII (el XI es online, no lo cuento, aunque ciertamente me hizo pasar unas horas muy entretenidas) donde para mi todo empezó a decaer un poco. Si bien es cierto que el género estaba algo estancado, los fans no creíamos que en Final Fantasy eso fuera un problema, pues si había funcionado hasta ahora… XII nos presentaba un mundo casi sin fin y con una historia muy densa e interesante, pero el sistema de juego cambió, al parecer los juegos de rol por turno habían muerto.

Casi 10 años después nos encontramos con un juego nuevo a medias, pues como sabréis es una adaptación del juego que salió para la consola PSP de Sony. No sabemos si gracias a la insistencia de los fans o porque ya era el plan original de Square-Enix, pero finalmente el juego salió de Japón y pudimos disfrutarlo por fin aquí, aunque ya en la nueva generación. Entonces, ¿qué nos ofrece Final Fantasy Type-0 HD?

A primera vista uno puede pensar que será otro juego/pasillo como los que hemos tenido que soportar últimamente, pero estad tranquilos, Final Fantasy Type-0 HD es un juego muy notable. Empezando por la historia y terminando por la jugabilidad, este título sorprende de inicio a fin.

Final Fantasy Type-0 HD 1
La academia será nuestro cuartel general

Muchos pensaréis que ya nada se puede innovar en cuanto a la historia de un juego, pero os aseguro que estamos ante uno de los puntos más fuertes del juego. Si bien es cierto que tarda en arrancar, poco a poco se convierte en una historia densa de guerra, traición y desesperanza. Este juego es mucho más oscuro que cualquier otro Final Fantasy y así nos lo hacen patente en la introducción del juego donde veremos algo nunca visto hasta ahora, la muerte de un Chocobo en plena guerra.

 Nos encontramos en el mundo de Orience, donde un grupo de cadetes especialmente entrenados para la guerra tomará la primera línea de ataque para ganar la guerra. Todo en el juego está enfocado a la guerra, incluso los personajes. Controlaremos a todos y cada uno de ellos, aunque actuarán como un equipo. De hecho, no es nada recomendable sólo utilizar a unos pocos en combate, pues seguro que en algún momento nos veremos obligados a utilizar a los otros cadetes, pues tened por seguro que moriréis. El juego no es sencillo y plantea retos bastante interesantes a nivel jugable, de hecho hará falta varias partidas para pasarnos el juego entero.

El sistema de lucha es una evolución del visto en ‘Final Fantasy VII: Crisis Core’, tiempo real pero con algunas restricciones. Cada personaje tiene asignados unos botones para atacar y para defender/esquivar, pero lo verdaderamente importante en el juego es saber cuándo atacar al enemigo, pues todos tienen su punto débil. Durante cierto momento de la animación de ataque de los enemigos, tendrán un momento de debilidad que deberemos aprovechar para asestarle un golpe fatal o crítico. Esto se explota durante todo el juego, aunque en las últimos compases del mismo será esencial si queremos sobrevivir. Lo realmente molesto de los combates es la cámara, que hace literalmente lo que quiere, vendiéndonos muchas veces ante el enemigo. El reto se va incrementando y a pesar de que iremos subiendo de nivel, hará falta entrenar durante más de una vez durante la historia para poder hacer frente a los enemigos finales. Contaremos con invocaciones, pero a un precio bastante elevado… perder uno de los combatientes en esa batalla, por lo que habrá que hacer uso de ellas sólo cuando sea necesario.

Lo que bajo mi punto de vista desentona y falla estrepitosamente es lo que viene siendo un lastre para la compañía hace muchos años. Tetsuya Nomura sigue haciendo que los diseños de personajes desentonen en todos los juegos donde participa. Añadir cremalleras gigantes o complementos bizarros a los personajes no hace que sean más interesantes, sino todo lo contrario. Dentro de este mundo tan cruel, el diseño de personajes tan “amable” (por llamarlo de alguna manera) hace que en muchas ocasiones nos salgamos totalmente de la historia y no nos encajen dentro de la misma.

Final Fantasy Type-0 HD Chocobos
¡Vuelven los Chocobos!

A nivel gráfico es obvio que también se queda algo justo, pero es normal, estamos ante una mejora de un juego de PSP a uno juego de nueva generación. Es muy curioso ver algunas texturas al nivel de cualquier juego de nueva generación pero a la vez encontrarse con algunos de los utilizados en la versión de la portátil. A pesar de esas limitaciones, no es un juego horrendo visualmente y tiene algunas escenas preciosas y algunas zonas realmente bien hechas. El mapamundi vuelve después de muchas entregas aunque esta vez sirva para bien poco, pues no podremos hacer mucho a parte de pasearnos con nuestro chocobo… aunque a nivel gráfico queda muy resultón, recordando muchas veces al mapamundi del Final Fantasy VIII.

Sólo haré un pequeño comentario sobre la música, y es que es excelente. Pocas veces me ha decepcionado la banda sonora de un Final Fantasy y obviamente este tampoco es el caso. Las canciones con los coros que usan últimamente, sobre todo en Final Fantasy XIV, vuelven para quedarse e integrarse de forma magistral.

Como he dicho, este juego es difícil y así está pretendido, pues habrá retos que sólo sean aptos para niveles que exceden con mucho nuestra fuerza durante la primera partida, así que habrá que ir pasándose el juego para aumentar nuestro poder y acceder a la “Partida nueva +”, donde conservaremos nuestras habilidades y niveles y podremos desbloquear además, algunas escenas y conversaciones extras que nos servirán para conocer más al mundo de Orience o a los personajes del grupo de cadetes. Unas 30 horas si queréis pasaros el juego la primera vez sin saltaros ninguna escena e investigar un poco el mundo y más de 60 si queréis sacaros el 100%.

Final Fantasy Type 0 – HD nos llega en inglés, pero ya es mucho más de lo que esperábamos algunos después de saber que la versión portátil no llegaría, así que podemos dar las gracias a Koch Media de poder disfrutar de un Final Fantasy diferente, divertido y muy desafiante. Como fan de la saga estoy gratamente sorprendido por volver a los mundos de fantasía que me hicieron pasar tantas horas frente a la consola y a la vez por haber sabido innovar lo suficiente para no echar de menos los elementos clásicos.

Si no fuera poco, aquellos que tuvieron la suerte de recibir la demo de Final Fantasy XV habrán podido comprobar que la saga seguirá en muy buena salud después de disfrutar de unos momentos de acción y espectacularidad con el Behemoth o Ramuh. Otro día prometemos centrarnos en esa demo y explicaros todo lo que hemos disfrutado con ella.

Con sus virtudes y sus defectos, Final Fantasy Type-0 HD es un juego que ningún amante de los juegos de rol debería perderse, ni siquiera aquellos que una vez perdimos la fe en esa compañía que tantos buenos momentos nos hizo pasar.

[review]

¡No te vayas sin comentar!